El ejemplo de Envidrio en un libro escolar genera polémica

Por: Danilo Costas

Actualidad

14/03/2019 18:42

El ejemplo de Envidrio en un libro escolar genera polémica

La empresa, investigada por Crimen Organizado, figura en un texto de sexto año como un ejemplo de "Industria recuperada".

Un capítulo de un libro escolar que pone a la empresa Envidrio como ejemplo de "Industria recuperada" generó polémica en las redes sociales y llegó al Parlamento.

"Citaremos en forma urgente al Codicen y al C. de Ed. Primaria por la utilización de libros que distorsionan la realidad. Solicitamos a los ciudadanos nos hagan llegar estos casos. Los mecanismos de control parlamentario no alcanzan; la violación a la laicidad es constante", escribió en sus redes sociales la diputada del Partido Nacional, Graciela Bianchi, una vez que la foto del texto comenzó a circular en los teléfonos de varios dirigentes políticos.

En el capítulo de la polémica se pone en contexto la situación de las industrias a finales de la década de 1990 y el colapso que sufrieron tras la crisis económica de 2002.

El texto pone como ejemplo de "Industrias recuperadas" a Envidrio, Funsa, Olmos y Molino Santa Rosa entre otros emprendimientos.

"Primaria no edita libros escolares excepto matemáticas y lengua y Primaria tampoco recomienda libros. Es un tema de las editoriales que editan los libros y ponen los productos en el mercado y si algún maestro de escuela pública o privada entiende que hay algún artículo de valor podrá o no recomendarlos. Nosotros nos hacemos cargos de los libros que editamos nosotros", dijo a ECOS el consejero del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Héctor Florit.

Consultado sobre los libros que edita Primaria, Florit dijo que estos se limitan a "cuadernos para hacer matemáticas de inicial a sexto, cuadernos para leer y escribir de primero a sexto, orientaciones para los maestros en matemáticas de primer ciclo y orientaciones para lengua".

"Son cuadernos de lectura y escritura, y nos hacemos cargo si hay errores, pero no podemos hacernos cargo de lo que publican las editoriales", sentenció.
El fragmento del libro de Geografía de sexto año, que habla de Envidrio.
El fragmento del libro de Geografía de sexto año, que habla de Envidrio.

Alejandra Campos, directora editorial de Santillana, confirmó a este portal que el texto de la polémica pertenece a un libro de Geografía de sexto año, editado por esa firma.

"Nosotros somos una editorial educativa que edita libros de inicial a secundaria. Para cada texto nos basamos en el programa oficial y en este caso seguimos el programa de Primaria. No es una cosa libre, porque se deben seguir incluso parámetros de esquemas, fotografías y cantidad de páginas", afirmó Campos.

El libro fue editado en 2016 y la situación de Envidrio era distinta a la actual.

"En 2016, cuando este libro fue editado, las industrias recuperadas por obreros eran las que se mencionaban en el libro. En la publicación se alienta a los alumnos a buscar documentos e información en los portales periodísticos para hacer un trabajo sobre la situación actual de estas empresas y analizar si pudieron consolidarse", sostuvo.

Los libros de Santillana son escritos por "docentes con un perfil de investigación, años de aula y de práctica con el manejo de los programas", según la directora.

El programa en cuestión pone el foco en "la geopolítica de la población" con distintas aristas a tocar.

"El programa la dinámica del crecimiento de la población mundial, el crecimiento urbano y las problemáticas ambientales: metrópolis, conurbación y megalópolis y los nuevos emprendimientos cooperativos de obreros de carácter industrial", agregó Campos.

La editorial tiene como regla renovar los libros cada determinado tiempo para actualizar información y metodologías.

"Estos libros son una puerta de entrada para que los alumnos sean científicos sociales, recaben información y puedan seguir trabajando en clase. El conocimiento es dinámico, no es estático y por eso estos libros tienen una fecha de vencimiento desde la pedagogía y la información", agregó.

"El manual no responde ni es funcional a intereses político partidarios de ningún tipo. Fuimos especialmente cuidadosos, sabiendo que para los chicos lo que dice el libro es “la verdad”, de mantenernos dentro de los marcos de la laicidad, entendida esta como la opción de mostrar diversas posturas y miradas frente a los casos analizados", cerró la responsable editorial.

Las polémicas de Envidrio

Envidrio estuvo en la mira de la Justicia de Crimen Organizado que pidió informes contables a la empresa y también que el Banco Central del Uruguay, la Dirección General Impositiva, el Fondes e Inefop hagan sus averiguaciones.

Según consignó ECOS en su momento, el juez especializado Pablo Benítez le pidió a la empresa que le entregue la información contable entre 2015 y 2018 incluyendo “información detallada de las fuentes de financiamiento” y “la justificación de los ingresos de fondos utilizados para capital de giro”.

En esa causa compareció como indagado el diputado Daniel Placeres, del Movimiento de Participación Popular (MPP), quien estuvo vinculado a la directiva de Envidrio y cuyo rol fue cuestionado en el programa Santo y Seña de Canal 4.

Envidrio también estuvo en la mira por la denuncia de un grupo de trabajadores que declararon ante el Banco de Previsión Social (BPS) que, estando en seguro de paro, les plantearon seguir trabajando y pagarle la diferencia entre su sueldo habitual y el seguro de desempleo.