Coronavirus en Uruguay
350

Confirmados

4

Fallecidos

Coronavirus en el mundo
1.000.115

Confirmados

51.115

Fallecidos

Un nuevo puma se pasea por Chile desde el inicio del toque queda /// ¿En qué consiste renta transitoria de emergencia que impulsa Pit-Cnt? /// Jugador busca cumplir servicio militar mientras el fútbol está parado /// Además de Boca, otros tres equipos sudamericanos quieren a Cavani /// BCU adopta nuevas medidas para minimizar impactos de crisis sanitaria
Actualidad

13/03/2019 12:43

Militares candidatos a la Presidencia: Seregni, Gestido, ¿Manini Ríos?

Por: Leonel García

El último que se postuló fue Federico Silva Ledesma, en 1994. Obtuvo poco más de 300 votos. Gestido fue el último que ganó elecciones.

Militares candidatos a la Presidencia: Seregni, Gestido, ¿Manini Ríos?
Guido Manini Ríos llevará poco más de un día cesado como comandante en jefe y ya recibirá este miércoles la propuesta de una agrupación política, Partido Cabildo Abierto, originalmente llamado Movimiento Social Artiguista, para ser su candidato a la Presidencia de la República. Esto ocurrirá en una conferencia de prensa de esta agrupación en el Hotel Ibis, en la tarde.

Si bien aún quedan algunos vericuetos legales que resolver para saber si Manini Ríos puede postularse y si bien aún falta su respuesta –aunque él ya había dicho públicamente que no descartaba dedicarse a la política-, de resolverse de forma afirmativa sería la primera vez en un cuarto de siglo que un militar se candidatea a la Primera Magistratura del país.

Hombres fuertes

El último militar electo presidente por el pueblo uruguayo fue el general Oscar Gestido, en 1966. Paralelamente a su carrera en la Aviación (la Fuerza Aérea recién se conoció como tal en 1963), él fue director de Pluna y presidente de la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE). Fue su actuación aquí en ayuda a los damnificados de las inundaciones de 1959 que cimentó un gran prestigio personal que catapultó su imagen ante la opinión pública.

En las elecciones de 1966, Gestido fue el candidato más votado dentro del Partido Colorado: individualmente logró el 21,27% de los votos dentro de un partido que aglutinó casi la mitad (49,44%) del electorado. Por entonces regía la ley de lemas, por lo que resultaba presidente electo el postulante con más adhesiones dentro del partido ganador.

Gestido, sin embargo, apenas duró nueve meses y cinco días en el poder, ya que falleció de un paro cardíaco el 6 de diciembre de 1967. Lo sucedió quien lo había acompañado en la fórmula presidencial, Jorge Pacheco Areco.

Por esos tiempos, épocas de crisis económica, política y social, buena parte de la población veía en los militares a hombres “fuertes”, idóneos para campear los temporales. Así se veía Gestido, en las mismas elecciones que se plebiscitó poner fin a los gobiernos colegiados y volver a un Ejecutivo presidencialista. Así se explica también que en las siguientes elecciones, las de 1971, fueran tres los militares que se postularon a la Presidencia, uno por cada uno de los tres principales partidos políticos.

En esas elecciones participó por primera vez el Frente Amplio, bajo el lema Partido Demócrata Cristiano. Su primer candidato a la Presidencia fue su líder histórico, el general Líber Seregni. En ese debut electoral, el FA logró el 18,3% de los votos.

Mario Aguerrondo, fundador de la Logia de los Tenientes de Artigas, también general, fue uno de los postulantes por el Partido Nacional, apoyado por el Herrerismo. Logró el 13,2% de los votos, siendo minoritario dentro del lema.

El general Juan Pedro Ribas fue uno de los cinco candidatos que presentó en esa instancia el Partido Colorado. Fue el menos votado (0,23%) del partido que ganó.

Después de las elecciones, el 7 de diciembre de ese año, Ribas y Seregni se batieron a duelo. El primero había considerado que el segundo era un traidor a la Patria por postularse por una expresión política “comunista”. No hubo consecuencias.

Vuelta a la democracia

La idea de un militar como candidato a la Presidencia ya no fue la misma en las elecciones de 1984. La dictadura cívico militar, de 1973 a 1985, había sido demasiado.

Sin embargo, la posibilidad de un “Partido del Proceso”, defendido por los que sostenían al régimen (que fueron cayendo dramáticamente a medida que pasaban los años de la dictadura) se cristalizó en la llamada Unión Patriótica. Pero, justamente, el Proceso había sido demasiado para la gente y apenas logró 0,02% del electorado; solo 302 votos.

El candidato a la Presidencia fue el coronel Néstor Bolentini, quien fue ministro del Interior y de Trabajo durante la dictadura. Fue uno de los firmantes del decreto que disolvió las cámaras en 1973 y fue protagonista del histórico debate televisivo previo al plebiscito constitucional de 1980 (en el que fue vapuleado dialécticamente, junto al consejero de Estado Enrique Viana Reyes, por Enrique Tarigo y Eduardo Pons Etcheverry). Murió de un derrame cerebral tres días antes de las elecciones de 1984, el 22 de noviembre, sin llegar a ver la magra cosecha.

En las elecciones de 1989, Líber Seregni –preso político durante la dictadura, en la que fue torturado y condenado por Supremo Tribunal Militar por "sedición y traición a la patria"- volvió a presentarse por segunda y última vez a la Presidencia por el Frente Amplio. Logró el 20,4% de los votos. Si bien individualmente fue el segundo candidato más votado, ley de lemas mediante el FA salió tercero.

Prácticamente olvidado por la historia, en las elecciones siguientes se presentó por última vez un militar retirado como candidato a la Presidencia.

Los comicios de 1994 fueron particularmente ricos en pequeñas agrupaciones que no pasaron el filtro del tiempo, como el Partido Azul (que postulaba al cardiólogo Roberto Canessa, héroe del Milagro de los Andes), el Movimiento Progresista, el Movimiento Justiciero o el Partido del Sol. Otro fue la ultraderechista Alianza Oriental, cuyo candidato era el coronel Federico Silva Ledesma, presidente del Supremo Tribunal Militar, órgano de Justicia durante la dictadura. Logró 333 votos.