Aún procesado en segunda instancia, Raúl Sendic puede ser candidato

Actualidad

11/12/2018 14:51

Aún procesado en segunda instancia, Raúl Sendic puede ser candidato

La Corte Electoral afirma que un procesamiento sin prisión no implica su inhabilitación cívica. Presidente del FA discrepa.

La confirmación, por parte de un Tribunal de Apelaciones, del procesamiento sin prisión de Raúl Sendic por los delitos de peculado y abuso de funciones, reabrió el debate sobre los efectos de la situación judicial del ex vicepresidente en su condición de ciudadano.

Sobre todo, en sus facultades de elegir y ser electo. Ese es un debate que se había instalado cuando el jerarca había sido procesado en primera instancia por la jueza de Crimen Organizado, Beatrix Larrieu.

En esa oportunidad, la magistrada comunicó a la Corte Electoral que la pena por el delito de peculado prevista “puede alcanzar guarismos de penitenciaría”. Larrieux citaba en ese marco el literal a del artículo 80 de la Constitución.

Entre otros motivos, allí se establece que la ciudadanía se suspende “por la condición de legalmente procesado en causa criminal que pueda resultar pena de penitenciaría”.

Dicha comunicación es, para el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, un dato inequívoco de que Sendic está inhabilitado.

“La jueza había dispuesto la comunicación a la Corte, y lo que hizo el Tribunal de Apelaciones fue confirmar el auto de primera instancia”, señaló en diálogo con ECOS.

Distinta es la postura de la Corte Electoral. Para su presidente, José Arocena, no hay dudas. “Sendic puede ser candidato”, afirmó.

Admitiendo que se trata de un tema discutible, señaló que el criterio es que los derechos cívicos no se suspenden en los casos de procesamiento sin prisión.

Distinto sería, dijo, si el ex vicepresidente hubiera sido enviado a la cárcel. “Puede elegir y ser electo”, reafirmó.

La postura de la Corte es que una simple notificación judicial no la obliga a tomar una decisión. En todo caso, el pronunciamiento llegará si Sendic presenta su candidatura y si existe sobre ella algún tipo de impugnación o recurso.

Para el catedrático en Derecho Constitucional, Martín Risso, se trata también de un tema complejo.

El especialista sostuvo que, mientras el artículo 80 de la Constitución plantea la inhabilitación de la ciudadanía , el artículo 23 de la Carta Interamericana establece que la misma no puede suspenderse hasta que se conozca una condena definitiva al final del proceso.

Esta última disposición, remarcó, es la que debería considerarse siguiendo el principio de aplicación de la norma más benigna para el acusado.