El Mercosur no es una prioridad para Bolsonaro; Uruguay, mucho menos

Publicado: 29/10/2018 11:15
El Mercosur no es una prioridad para Bolsonaro; Uruguay, mucho menos
EFE
En Brasil, Robocop festejó el triunfo de Bolsonaro

Para Ignacio Bartesaghi, experto en negocios internacionales, no es novedad: "Hace mucho tiempo que a Brasil no le importa el Mercosur".

El Mercosur está muy lejos de ser una prioridad para el futuro gobierno de Brasil, encabezado por Jair Bolsonaro. Así lo dijo a pocas horas de la victoria del domingo Paulo Guedes. Este es un economista de 69 años, doctorado en la Universidad de Chicago, en quien el exmilitar y futuro mandatario captó para seducir a los mercados y a las bolsas. Y a juzgar por los indicadores, y por el resultado electoral, lo logró.

“El Mercosur es demasiado restricto para lo que estamos pensando. Cuando fue creado, fue hecho totalmente ideológico. Brasil quedó prisionero de alianzas ideológicas y eso es malo para la economía”, dijo Guedes, futuro ministro de Economía de Bolsonaro, neoliberal a ultranza, en una conferencia de prensa realizada el sábado a la noche en un hotel en Barra do Tijuca, Rio de Janeiro, según consignó el diario argentino La Nación.

No habló de rompimiento con el bloque pero sí de comerciar con otros países. Dijo de no ser "prisionero" de "relaciones ideológicas" y sí del comercio. Finalmente, molesto según la prensa argentina, terminó de sincerarse: “El Mercosur no es una prioridad. Hablamos con la verdad, no estamos preocupados por agradarle”.

Esto fue un paso más, respecto a lo que el propio Bolsonaro había expresado el 12 de octubre, también en conferencia de prensa. En esta, si bien el ahora presidente electo reconoció el valor del Mercosur, señaló que fue "desfigurado por el PT", en referencia al Partido de los Trabajadores de los expresidentes Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff. "No lo abandonaremos pero no será guiado por cuestiones ideológicas".

En esa ocasión, Bolsonaro nombró a los presidentes de Argentina, Paraguay y Chile (que no integra al Mercosur). De Uruguay, ni mención.

Recién este lunes, más tarde que la mayoría de los países sudamericanos (incluyendo la Venezuela de Nicolás Maduro), Uruguay saludó de forma formal al nuevo presidente de Brasil. Según el Instituto Uruguay XXI, el gigante sudamericano ha sido el principal socio comercial del país como destino de las exportaciones y origen de las importaciones nacionales, representando en 2016 el 17,7% de las ventas uruguayas al exterior así como el 8,2% de la inversión extranjera directa.

Para Ignacio Bartesaghi, decano de la Facultad de Ciencias Empresariales y director del Departamento de Negocios Internacionales e Integración de la Universidad Católica, no se visualiza mayor impacto. Consultado por ECOS, este experto apela a un razonamiento simple: "A Brasil hace mucho tiempo que no le importa el Mercosur. Lo ha usado como marca, como herramienta para mostrarse ante el mundo como líder regional, pero no más".

Para Bartesaghi, la actual coyuntura debería servir para lograr una reformulación del Mercosur, más pragmático y menos político, un escenario que sería favorable a Uruguay.

"Pero es más que claro que Uruguay no está en el escenario de Bolsonaro y Guedes. Por lo pronto, se debería saludarlo formalmente en su triunfo y que los integrantes del gobierno eviten hacer comentarios", añadió.