Murro acepta ser candidato pero tiene un duro escollo: la Constitución

Publicado: 12/07/2018 18:22 | Actualizado:
Murro acepta ser candidato pero tiene un duro escollo: la Constitución
SCI

El Ministro de Trabajo aceptó el "desafío" ofrecido por Mujica. "No podría mirarme en el espejo al otro día si dijera que no", afirmó.

El ex presidente José Mujica buscaba un "candidato independiente" para impulsar como postulante presidencial del Frente Amplio en 2019. Y lo encontró en el ministro de Trabajo. De larga militancia en el Partido Comunista, Ernesto Murro es, desde 1992, un frenteamplista no sectorizado.

"Quiero un candidato independiente", había dicho la semana pasada el ex mandatario, luego de afirmar que, personalmente, no volvería a correr la carrera electoral y que, por resistencia de su grupo político, el Movimiento de Participación Popular, no podía respaldar la candidatura de Danilo Astori.

Y el ministro respondió. Murro confirmó este miércoles en el Parlamento el ofrecimiento de Mujica, realizado el martes en una reunión en su despacho. También su aceptación de lo que describió como un "desafío".

"Es un honor y una emoción que el presidente Mujica haya pensado que yo puedo ser precandidato a la Presidencia," dijo este jueves en rueda de prensa en el Parlamento.

El ministro remarcó lo que dijo a principios de este gobierno, cuando su nombre empezó a sonar como parte de los posibles recambios en el Frente Amplio. "No tengo mayores aspiraciones. Hay gente que hace años trabaja para ser candidato. No es mi caso", sostuvo.

Murro desconoce si su precandidatura podrá, en definitiva prosperar en la interna del oficialismo. "No sé qué va a pasar. Todo dependerá del Frente Amplio y, fundamentalmente, de la gente", aclaró.

En ese sentido recordó su condición de frenteamplista independiente y la importancia de recabar respaldos sectoriales para que su postulación pueda tener éxito.

De todas formas, remarcó varias veces la emoción que significa que el ex presidente haya impulsado su precandidatura.

"Con aciertos y con errores, después de 50 años de militancia política que alguien como Mujica me proponga esto... No podría mirarme al espejo al otro día si dijera que no", aseguró.

Murro prefirió insistir en el factor emocional de su precandidatura y eludió responder cuáles serán sus próximos pasos en ese sentido.

"Por ahora estoy disfrutando de este honor, recibiendo saludos y expresiones de afecto de la gente", aseguró. "Si es, veremos que hacemos. Si no es, seguiremos trabajando como hasta hoy, en bien del país", concluyó.

No hay dos lecturas: ni candidato a edil

El ministro se excusó de pronunciarse sobre los cuestionamientos legales que surgieron este jueves ante su candidatura. "Dejen que disfrute del honor que se me ha conferido", pidió.

Es que ante las intenciones de Mujica y de Murro aparece un escollo de proporciones: nada menos que la Constitución de la República.

El artículo 195 de la Carta Magna establece la creación del Banco de Previsión Social (BPS) en carácter de ente autónomo. En su segundo inciso, estipula que los integrantes de su directorio "no podrán ser candidatos a ningún cargo electivo hasta transcurrido un período de gobierno desde su cese".

Murro presidió el organismo desde el 29 de marzo de 2005 hasta el 13 de febrero de 2015, y renunció para asumir como ministro. Por lo tanto, recién a partir del 1 de marzo de 2020 quedaría nuevamente habilitado para postularse a algún cargo.

Para el jefe de la Cátedra de Derecho Constitucional de la Universidad Católica, Martín Risso, el artículo no deja lugar a dos lecturas. "No puede ser candidato a nada y ni siquiera puede hacer campaña" dijo, en diálogo con ECOS.

Risso explicó que la norma referida al BPS es mucho más restrictiva que la prevista para el resto de los entes autónomos y servicios descentralizados. Según el artículo 201, ellos sí podrán ser candidatos a legisladores, siempre que renuncien a su cargo doce meses antes de la fecha de la elección.

Para Risso, seguramente no se tuvo en cuenta este detalle cuando el nombre de Murro fue puesto sobre la mesa como posible candidato. "Nadie tiene en la cabeza la Constitución", señaló.

En igual sentido se expresó el integrante del Instituto de Derecho Constitucional de la Universidad de la República, Jaime Sapolinski. El artículo 195 no da espacio a dos interpretaciones: "no puede ser candidato ni a edil", afirmó.

El experto agregó que la Constitución obliga a la Corte Electoral a eliminar de las listas a cualquier candidato que tenga una inhibición similar a la de Murro.

La Corte Electoral no se pronunciará hasta que la candidatura no sea formal. "No podemos prejuzgar", dijo a ECOS su presidente, José Arocena.

Por su parte, el constitucionalista José Korzeniak sostuvo, que interpretado en forma literal, el artículo 195 le impide al ministro ser candidato.

De todas formas, indicó que debería analizarse la jurisprudencia que al respecto existe sobre casos anteriores en la Corte Electoral, el órgano que debe pronunciarse al respecto.

Korzeniak remarcó que, ante cualquier duda razonable, la decisión debe ser la más favorable al derecho de cualquier persona a candidatearse.

Recordó en ese sentido el caso de Mario Carminatti que, luego de haber sido intendente de Río Negro, se postuló en 1994 al mismo cargo pero en Montevideo.

Como la Constitución indica que los postulantes deben estar radicados en el departamento en que se candidatean, Carminatti fue impugnado, desatando un litigio ante la Corte Electoral.

La corporación finalmente lo habilitó, aceptando la prueba presentada por el político colorado: tenía radicado su emprendimiento comercial en Montevideo.