Así es el vínculo contractual de Déborah Rodríguez con el Ministerio

Por: Danilo Costas
Publicado: 14/06/2018 07:51
Así es el vínculo contractual de Déborah Rodríguez con el Ministerio
Presidencia

La atleta no tiene una carga horaria asignada y junto a Fabián Coito, Marcelo Signorelli y Andrés Silva son adscriptos al Ministro.

La deportista Déborah Rodríguez quedó en el centro de la polémica tras las últimas dos visitas del Ministro del Interior, Eduardo Bonomi, al Parlamento.

En la primera el senador colorado Pedro Bordaberry fustigó la contratación de Rodríguez ya que se encontraba instalada en Miami, donde entrena en la IMG Academy bajo el mando del estadounidense Loren Seagrave desde octubre de 2017.

“Es adscripta del señor ministro, está contratada y le pagan por mes. Pero vive en Miami”, criticó Bordaberry en la primera intervención.

Durante la última visita de Bonomi al Parlamento y tras un pedido de informes del Partido Colorado, el ministro dijo que la vinculación de Rodríguez con la secretaría de Estado tenía carácter confidencial.

“Si eso es confidencial, apaguemos todo ya está”, comentó Bordaberry.

La vinculación de Rodríguez con el Ministerio del Interior data de febrero de 2015, cuando fue contratada como “adscripta” en el marco del programa Gol al Futuro, informó ECOS en abril.

La atleta no es funcionaria pública y se desempeña en esa figura creada por la Ley de Presupuesto aprobada en 2011. Bajo esa modalidad también fueron contratados el atleta Andrés Silva, el entrenador de la selección uruguaya de básquetbol, Marcelo Signorelli, y el técnico de la selección uruguaya de fútbol sub 20, Fabián Coito. La diferencia con Rodríguez es que ellos tres residen en Uruguay.

ECOS accedió a los cuatro contratos firmados por el Ministerio del Interior, cada uno con particularidades diferentes.

El vínculo con Déborah Rodríguez se firmó 1º de febrero de 2015 y la firma por parte de la cartera es del Director General de Secretaría, Charles Carrera Leal. En ese momento Rodríguez residía en Montevideo.

El contrato no establece un mínimo de horas laborables por semana y se reduce a “las materias y/o tareas que este determine, no adquiriendo en ningún caso la calidad de funcionario público”.

La remuneración por su función es de 25.500 pesos nominales a febrero de 2015, por lo que deben sumarse los ajustes correspondientes por año. En el quinto capítulo del contrato, referido a las licencias, se establece que “la persona contratada tiene derecho al goce de licencia ordinaria y licencia por enfermedad”.

El contrato tiene vigencia hasta el final del mandato de Eduardo Bonomi aunque puede rescindirlo antes de forma unilateral.

Fuentes del Ministerio del Interior consultadas por este portal dijeron que Rodríguez está con licencia sin goce de sueldo y que, desde que se radicó en Miami, volvió varias veces al país para cumplir tareas puntuales.

Déborah tiene entre sus tareas la “coordinación de proyectos para mejorar la convivencia en los centros educativos”. Una de sus funciones más concretas es organizar y poner en práctica seminarios y talleres para jóvenes.

En su última actividad deportiva la uruguaya ganó una medalla de oro en el marco de los Juegos Odesur.

Andrés Silva tiene un contrato muy similar a Rodríguez

El contrato de Andrés Silva es el más parecido al de Déborah Rodríguez. Fue celebrado en junio de 2016 y por el Ministerio del Interior volvió a poner la firma Charles Carrera.

Silva firmó por el mismo salario que Rodríguez ($25.500 pesos nominales en 2016) y no tiene una carga horaria pactada bajo contrato. Silva tiene a su cargo una escuela social de atletismo y es el coordinador del proyecto de la Escuela Bella Italia, a donde asiste semanalmente.

Por contrato también tiene derecho a licencia y su vínculo se extiende durante el mandato de Bonomi.

Fabián Coito tiene el contrato más oneroso

El entrenador de la selección uruguaya sub 20 tiene el mejor contrato a nivel salario aunque, a diferencia de los atletas, tiene el cargo de Coordinador Deportivo Institucional. Bajo su función tiene la supervisión, planificación, organización y puesta en práctica de las iniciativas de “Integración Social, Deporte y Convivencia”.

El vínculo del entrenador fue firmado el 15 de febrero de 2015 por un sueldo nominal de 54.852 pesos.

Coito organiza el programa Pelota al Medio Universitario, supervisa los Encuentros Interliceales de fútbol masculino y femenino, dicta clínicas deportivas y lleva adelante las escuelitas sociales deportivas en barrios de contexto crítico como Casavalle y Marconi.

El proyecto comenzó en 2010 y uno de los primeros en sumarse fue Fabián Coito. El entrenador de fútbol de las selecciones juveniles fue honorario hasta finales de 2011 cuando se generó una vacante y se le ofreció sumarse al proyecto como rentado.

El contrato especial de Signorelli

El vínculo del entrenador de la selección uruguaya es distinto al resto a nivel de exigencia. Tiene una carga horaria de 40 horas semanales en calidad zafral por una contraprestación de 18.000 pesos nominales.

El vínculo de Signorelli fue firmado el 15 de febrero de 2018 y estará vigente hasta el 14 de agosto de 2018.

Entre otras tareas Signorelli organiza los encuentros interliceales de básquetbol, dicta clínicas en el interior del país, es uno de los ponentes en el ciclo de seminarios “Valores en el Deporte” y presta su imagen como referente de múltiples propuestas de convivencia.

“El compromiso de Marcelo con el proyecto es tremendo, tenemos al entrenador mayor de la selección de básquetbol trabajando por poco más de 15.000 pesos en la mano. ¿En qué país del mundo se ve eso?”, dijeron a este portal desde el Ministerio del Interior.