Australia e Israel buscan adelantarse a Uruguay en cannabis medicinal

Publicado: 4/01/2018 19:46 | Actualizado:
Australia e Israel buscan adelantarse a Uruguay en cannabis medicinal

El gobierno australiano, así como el israelí, buscan dominar el mercado mundial. El pionero, Uruguay, está rezagado en su política nacional

Australia impulsa un cambio legislativo para fomentar la producción de cannabis con fines medicinales para exportación. La regulación actual en ese país que prohíbe la exportación de estos productos será modificada una vez que el parlamento vuelva del receso en febrero.

La nueva normativa cubrirá varias modalidades de productos derivados del cannabis que se utilizan con fines curativos como aceites, pastillas y sprays. Estos son utilizados en decenas de países para tratar un sinnúmero de enfermedades como Alzheimer, Parkinson, migrañas, dolores crónicos, epilepsia, entre otros.

En declaraciones a ABC News, el Ministro de Salud de ese país, Greg Hunt, no ocultó la gran ambición detrás de esta reforma: “Potencialmente nos gustaría que Australia se convierta en el principal proveedor de cannabis medicinal del mundo.”

Australia parece seguir los pasos de otra nación que ha hecho explícito su interés de penetrar en el mercado mundial. Según reporta Bloomberg, se espera que el gobierno israelí apruebe la exportación de cannabis medicinal en 2018.

Esta nueva dirección propuesta por Australia e Israel no es sorpresiva, ya que según la organización norteamericana Ameri Research Inc, el valor de la economía del cannabis medicinal rondará los 33 mil millones de dólares para 2024.

El boom en el mercado de la marihuana medicinal obedece en gran medida a los cambios legislativos en varios países durante los últimos años. Como reportó ECOS en diciembre, Latinoamérica ha estado en la vanguardia a la hora de legalizar el uso de cannabis recreativo y medicinal, con Uruguay como pionero en cuanto a que es el único país del mundo con un sistema integral de regulación desde su producción hasta su comercialización.

Se le han sumado otros como México, Brasil, Argentina, Paraguay, Perú y Puerto Rico en legalizar el consumo del cannabis con fines curativos.

Un país con gran parte del camino ya realizado en la investigación del uso de cannabis medicinal, y producción, como Uruguay, parece estar perdiendo terreno en relación a Israel y Australia. Aunque ha mostrado interés, aún no ha desarrollado la política nacional necesaria para comenzar con la exportación de productos finalizados.

Uruguay, como miembro del Mercosur, estaría en una posición privilegiada para abastecer al resto de Latinoamérica, y el mundo. Eso significarían inversiones millonarias en dólares, dadas las empresas interesadas según el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA), así como importante generación de puestos de trabajo e ingreso de divisas por la exportación del producto medicinal terminado.

Consultado al respecto, el secretario general de la Junta Nacional de Drogas (JND), Diego Olivera, había dicho a ECOS que "se está formando una industria de producción de cannabinoides con perspectivas de generar rubros de exportación".

Desde esa secretaría, explicó Olivera, se analizan mercados de países donde no se produce pero sí está aprobado el consumo de productos medicinales derivados del cannabis . "Uruguay tiene la oportunidad de posicionarse como productor y exportador de materia prima y productos cannábicos de uso medicinal. Hay emprendimientos empresariales que ven una oportunidad", agregó.

A su vez, aseguró que este es un "momento clave, emergente" donde "las cosas se están moviendo con muchísima intensidad". Por ello desde el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (que también tiene a Olivera a la cabeza), se está "tratando de estar a la altura de la ocasión, generando la información que las empresas necesitan".