Caja Militar: impiden nuevamente a comandantes ir al Parlamento

Publicado: 12/10/2017 21:04
Caja Militar: impiden nuevamente a comandantes ir al Parlamento
SCI

"No queremos someterlos a una situación que les pueda generar algún tipo de dificultad", dijo el ministro de Defensa sobre la decisión.

Por segunda vez en dos meses, el Ministerio de Defensa impidió este jueves que los comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas concurrieran al Parlamento para dar su visión sobre el proyecto de reforma del sistema de pensiones militares.

La ausencia se debió a una "decisión personal de este ministro", como dejó en claro el titular de la cartera, Jorge Menéndez, a la salida de la sesión de la Comisión de Asuntos Laborales y de Seguridad Social del Senado, donde todos estaban convocados.

"No es para esconder a los comandantes, o que no tengamos confianza en ellos, pero este es un tema eminentemente político", afirmó, en relación la iniciativa que pretende modificar la "Caja Militar" para así abatir su abultado déficit.

El proyecto, más allá de la intención oficial, genera fuertes cuestionamientos entre integrantes activos y retirados de las Fuerzas Armadas.

El ministro remarcó que los eventuales aportes personales que puedan hacer los jefes de las fuerzas deben seguir la cadena de dependencia jerárquica a la que están sometidos.

"No queremos someter a quienes tienen determinada posición a una situación que les pueda generar algún tipo de dificultad" dijo, para insistir en que "están sometidos al mando de este ministro".

Los comandantes tampoco habían sido autorizados a asistir a la comisión cuando fueron convocados el 8 de agosto.

La resistencia castrense al proyecto generó ya una serie de cortocircuitos en Defensa. El comandante en Jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, fue sancionado por las duras críticas públicas que realizó a la iniciativa.

En el discurso que dio este 18 de mayo en Las Piedras, el militar cuestionó la ley y a quienes hablan de la reforma "con falsedades y tergiversaciones mal intencionadas", desacatando una orden superior de guardar silencio sobre el tema.

Manini se reafirmó en sus críticas la semana pasada cuando, entrevistado por el semanario Crónicas, dijo esperar que la reforma "no vulnere derechos adquiridos".

La visión que los comandantes tienen sobre el proyecto de reforma del sistema de pensiones militares es perfectamente conocida por la oposición, que lamentó su ausencia.

"Sobre todo, teniendo en cuenta que este proyecto tendrá consecuencias en toda la estructura de las Fuerzas Armadas", dijo el senador nacionalista Álvaro Delgado.

Para el legislador, la presencia de Menéndez estuvo lejos de colmar las expectativas.

Delgado esperaba que los ausentes aportaran información sobre la evolución de los ingresos y egresos de la Caja Militar, la proyección sobre la asistencia que necesitará por parte de Rentas Generales en los próximos años y los escenarios que desde el propio estamento militar se proyectan sobre el impacto interno que tendrá la reforma.

Además de los comandantes, Defensa impidió la presencia en el Parlamento del general José Alcain, director de Sanidad Militar, y del Coronel Rivera Elgue, jefe del Servicio de Retiros y Pensiones.

No habrá "stand by"

Ante la comisión, Menéndez aclaró que no será "imprescindible que, antes o en paralelo a la reforma planteada, el Parlamento avance en el tratamiento de una nueva ley orgánica de las Fuerzas Armadas.

De hecho, este última iniciativa será elevada al Legislativo recién en el primer trimestre de 2018 y no antes de fin de año, como se había mencionado previamente el ministro.

El gobierno sepultó así el compromiso del ex presidente José Mujica de dejar en "stand by" la reforma de la caja militar hasta tanto no se procesara una discusión de fondo.

El ex mandatario había planteado varias veces en los últimos meses la necesidad de discutir el rol de las Fuerzas Armadas, a partir de un estudio completo sobre el número de efectivos, oficiales y cargos equiparados que existen en Defensa.

En ese marco, puso sobre la mesa la realización de un análisis sobre las leyes orgánicas que rigen sobre los militares. El objetivo último es ver si es posible lograr una racionalización que permita aumentar el presupuesto efectivo que tiene su base. "Sinceramente, no creo que el Ejército precise 200 coroneles ni la cantidad de generales que tiene. Supongo que la OTAN tampoco debe tener 200 coroneles", aventuró ante sus colegas de la Comisión de Defensa de la Cámara Alta.

El Frente Amplio pretende además sancionar antes de fin de mes la creación de un impuesto sobre cierto segmento de los jubilados militares, con el que pretende recaudar el 10% de los US$ 470 millones de déficit anual que genera la Caja Militar.

El oficialismo se encuentra afinando una propuesta del senador Rafael Michelini de extender el plazo de vigencia previsto para el tributo, a cambio de reducir el monto que deberían pagar los afectados.

Con el planteo de Mujica coincide Delgado, para quien la decisión de avanzar primero en el sistema de pensiones es una mala noticia. "Primero debemos saber qué tipo de Fuerzas Armadas se quieren y cuál será su misión. Y sobre eso, discutir un sistema de retiros que sea acorde a esa misión", dijo. " Será un error que tendrá consecuencias", aseguró.

La nueva ley orgánica militar, que será sucedida por tres proyectos relativos a cada una de las Fuerzas Armadas, llegará para sustituir el marco normativo vigente, aprobado en 1974, en plena dictadura.