Lo rechazaban y por despecho subía fotos a sites eróticos; fue preso

Publicado: 16/09/2017 12:26
Lo rechazaban y por despecho subía fotos a sites eróticos; fue preso
MINISTERIO DEL INTERIOR

Una mujer hizo la denuncia, pero podría haber más de 200 víctimas. En su casa en Juan Lacaze tenía más de 56 mil fotos, reales o trucadas.

Más de 200 mujeres podrían ser víctimas del despecho sufrido por P. D. A. G., un joven de 31 años residente en Juan Lacaze, Colonia, quien fue procesado con prisión por varios delitos de violencia privada e injurias. Básicamente, por venganza a no ser correspondido en sus requisitorias amorosas, este hombre tomaba imágenes de las mujeres que lo rechazaban de sus perfiles de Facebook u otras redes y las publicaba, alteradas o no, en portales eróticos o de encuentros sexuales, tales como Badoo, Poringa, Elgado y Twoo, con mensajes falsos. En un allanamiento a su casa, se detectó que tenía un archivo de 56.536 fotografías.

Todo comenzó el 11 de agosto. Ese día, una joven de 23 años de iniciales V.E.P.F. denunció a la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado e Interpol, Departamento de Investigaciones Complejas Sección Delitos Tecnológicos, que había avisos falsos en esos sitios web de encuentros sexuales con imágenes y datos personales suyos, extraídos de su cuenta de Facebook. Esa información incluía otras fotos eróticas que no le pertenecían. Todo ello la perjudicaba en su vida personal y laboral. Según el fallo judicial, afirmaba que un usuario de Facebook, de iniciales J.L.O.V., la había amenazado con divulgar imágenes suyas.

A través de información brindada a la Justicia por Poringa y Antel, se logró determinar al responsable de esas amenazas, cuya vivienda fue allanada el 6 de setiembre. Del material incautado, entre dispositivos electrónicos e imágenes digitales, el fallo de la jueza Julia Staricco, titular de la sede Penal de 16° Turno, indica que se pudo analizar que al menos once mujeres fueron violentadas de esa forma en portales como Poringa y que, entre fotografías íntimas y editadas e información personal, “surge que presuntamente existirían más de 200 posibles víctimas”.

Según le dijo a ECOS la jueza Staricco, a partir de la denuncia original, “se pudo ubicar a otras mujeres afectadas”. Cuatro de ellas pasaron por el juzgado. “Ninguna de ellos lo conocía. Solo la que lo denunció dijo haber tenido una invitación (de amistad) por Facebook”, añadió. Como no le prestó atención, sufrió la “venganza”.

Esas cuatro mujeres tienen por iniciales M. F. D. R., M. P. S., S. L. S. P. y M.F.A.L. Esta última había denunciado en julio una denuncia similar a la de V.E.P.F., que estaba siendo diligenciada en el Juzgado Penal de 8° Turno.

La investigación arrojó que P.D.A.G. publicó “de forma reiterada fotografías de tinte pornográfico o erótico, tanto reales como editadas por él mismo, utilizando datos personales de contacto de las víctimas” en esos portales.

Esta acción incluía el posteo de comentarios de usuarios de esos sites –usados todos creados por él- en tono injurioso “con la finalidad de que revistieran mayor credibilidad”. Esto era, continúa el fallo judicial, realizado “con fines revanchistas atento al desinterés que demostraban las víctimas, sea eliminándolo como contacto o no respondiendo los mensajes que les enviaba por redes sociales”.

Los datos personales eran reales, lo que llevaba a que las víctimas fueran contactadas por terceros quienes buscaban un encuentro con ellas.

Además de ser procesado con prisión, la jueza Staricco determinó que el hombre recibiera un tratamiento psiquiátrico en el establecimiento sanitario en el que fuera alojado.

“Lamentablemente, cada vez estamos teniendo más casos de estos. Es uno de los peligros de las redes sociales”, dijo la magistrada a ECOS.