Venezuela espera que Uruguay reconozca validez de jornada electoral

Por: Fabian Cambiaso
Publicado: 30/07/2017 20:59
Venezuela  espera que Uruguay reconozca validez de jornada electoral

Con notoria presencia comunista y del PIT, el "movimiento popular" uruguayo expresó su "solidaridad" con pueblo y gobierno venezolano.

El gobierno venezolano espera que Uruguay reconozca en todos sus términos la validez de la jornada electoral que este domingo fue convocada en ese país para conformar una Asamblea Nacional Constituyente que redacte un nuevo texto constitucional.

Así se expresó el embajador de ese país en Montevideo, Julio Chirino. “Se trata de una expresión legal, regido por las instituciones, que cualquier gobierno que tenga origen democrático debería reconocer”, señaló.

Entrevistado por ECOS en la sede de la Embajada, Chirino dijo aspirar a que la actitud de Uruguay se enmarque en las normas internacionales y continúe en la senda de cooperación y contribución al diálogo entre los venezolanos.

Lo expresado por el diplomático responde a la decisión de varios países de la región, entre ellos Argentina, Perú y Colombia, de no reconocer los resultados de la jornada de este domingo por considerarla ilegítima.

“Debe ser por el origen de sus gobiernos, que carecen de una perspectiva democrática amplia y de respeto entre nuestros pueblos”, dijo Chirino al respecto.

El embajador abrió este domingo la sede diplomática para recibir el apoyo de los adherentes a la revolución bolivariana en Uruguay, que pudieron seguir paso a paso la instancia electoral, en vivo, a través de la oficial Venezolana de Televisión.

Se trató de una movida repetida a nivel continental, bajo el lema “todo el continente apoyando la Constituyente”.

Unas 150 personas respondieron a la convocatoria, destinada a expresar “solidaridad con el pueblo venezolano”.

Al llamado acudieron militantes de base del Frente Amplio, integrantes de colectivos de ex detenidos por la dictadura, de la Federación de Estudiantes Universitarios y del “Grupo de Amigos de Telesur”.

El café y los canapés servidos por el personal de la Embajada se alternaba con el termo y el mate que llevaron la mayoría de los asistentes.

Por allí hicieron acto de presencia algunos dirigentes políticos de primera línea del oficialismo, entre ellos el senador Leonardo de León (711) y el diputado Daniel Placeres (MPP).

De todas formas, era notoria la presencia de dirigentes del PIT CNT y del Partido Comunista (PCU), promotores de la convocatoria.

Entre ellos, se encontraba Juan Castillo, su flamante secretario general. El ex director nacional de Trabajo llegó acompañado de su compañero Daniel Marsiglia. Allí coincidieron, entre otros, con Oscar Andrade y Marcelo Abdala.

El secretario general del PIT fue de los más activos a la hora de convocar al evento a través de las redes sociales, reproduciendo casi en tiempo real en su cuenta de twitter los datos que, desde Caracas, enviaban algunos integrantes de la central sindical uruguaya.

Pese a que la Embajada abrió sus puertas después de las cuatro de la tarde, un grupo de estoicos militantes se congregaron varias horas antes, aguantando el frío.

Entre ellos el periodista e integrante del Comité Central del PCU, Gabriel Mazzarovich, que ofició como “maestro de ceremonias” de una actividad que, técnicamente, se realizó en territorio venezolano.

Mazzarovich destacó la presencia de “todo el movimiento popular uruguayo” con el objetivo de “acompañar a los compañeros y compañeras de Venezuela en este ejercicio de democracia enfrentando la agresión del imperialismo y la oligarquía ,y llevando la solidaridad de nuestro pueblo”.

El periodista de “El Popular” utilizó su teléfono celular para que, a través de un amplificador, los asistentes pudieran escuchar a su camarada el diputado Gerardo Núñez, presente en Caracas con un grupo de observadores internacionales.

El legislador del PCU , que en esos momentos dijo estar recorriendo algunos circuitos electorales en la capital venezolana, recibió un estruendoso aplauso saludando la “misión solidaria” que estaba llevando a cabo. “Viva Chávez, viva Maduro, viva Venezuela” gritaron algunos militantes, mientras Núñez se disponía a comenzar su exposición.

“La elección se está desarrollando con total normalidad y alegría. Mucha gente está votando y hay colas muy grandes”, aseguró.

A esa hora de la tarde , los datos oficiales indicaban que habían pasado por las urnas unos 7 millones de venezolanos, el 30% de los que estaban habilitados para votar.

La cifra fue considerada “muy prometedora” por Núñez, considerando que el sufragio es voluntario y que el venezolano “vota tarde”.

El diputado insistió en la normalidad con la que transcurrió la jornada. “Pese a que los sectores de la oposición trataron de boicotear el proceso quemando circuitos, agrediendo a delegados electorales e incluso asesinando a un candidato”, dijo.

Se refería a José Félix Pineda, un chavista postulado a la Asamblea Constituyente muerto a tiros en su casa en Ciudad Bolívar.

“El pueblo venezolano está demostrando su voluntad de transmitir por un sendero de paz, de democracia y de encuentro”, dijo Núñez. “Ese debe ser el gran elemento a destacar, y es lo que están ocultando ahora los grandes medios de comunicación”.

El diputado cuestionó que dichos medios, a los que no nombró, estén tratando de deslegitimar el proceso electoral.

“Un proceso que está legitimado por la forma en que fue convocado y por el aluvión de pueblo que marcó un camino que será histórico para Venezuela y el continente”, afirmó.

Núñez, que horas antes había expresado a ECOS su visión sobre la jornada, insistió en destacar la normalidad que imperó este domingo “pese a la presión internacional y a las actitudes terroristas de la oposición, dirigidas desde Estados Unidos”.

En una pantalla gigante instalada en uno de los salones de la Embajada, los asistentes pudieron ver una larga entrevista que, días atrás, el presidente venezolano Nicolás Maduro concedió a la cadena rusa RT.

Antes, y para despedir a Núñez, Mazzarovich destacó la posibilidad de dialogar en vivo y en directo con alguien que estaba en el lugar de los hechos.

“Estamos hablando con alguien que está en Caracas, mientras la mayor parte de los medios de comunicación uruguayos se dedican a hablar con analistas que están en Miami. Así es complicado”, concluyó.