Mujica volvió a la actividad pública para ser “telonero” de Chomsky

Publicado: 17/07/2017 11:14
Mujica volvió a la actividad pública para ser “telonero” de Chomsky

El expresidente abrió la conferencia de su amigo y dijo: “nuestra mayor riqueza es el milagro de estar vivos en este pequeño rincón hermoso”

En su primera salida tras haber estado internado y luego en reposo en su casa, a causa de una complicación digestiva que alteró sus valores en sangre y exigió la realización de estudios médicos, el ex presidente José Mujica concurrió al Salón Azul de la Intendencia de Montevideo para hacer la apertura de la conferencia de su amigo, el filósofo estadounidense Noam Chomsky.

Con gusto de ser “telonero”, bromeó Mujica, el senador comenzó diciendo que agradece a la vida por haber conocido al visitante, reconocido pensador y activista de izquierda. “Tal vez tu larga siembra nos ayudó a sostener la más difícil y comprometedora de las libertades. Me refiero a la libertad de pensamiento”, dijo el ex presidente uruguayo.

“Agradezco ser una suerte de humilde trampolín para que el mundo de los jóvenes, el mundo intelectual uruguayo pueda conocerte y testimoniarte el afecto por lo mucho que has sembrado”, agregó Mujica, que fue el ideólogo de la conferencia de Chomsky cuando se enteró que el estadounidense llegaría a Montevideo para visitarlo.

El ex mandatario leyó su breve discurso de un par de hojas que llevó escritas y, entre otras cosas, afirmó que “no hay porvenir sin intelectuales comprometidos”.

“El compromiso está en las calles y en la peripecia de la gente. La lucha por la libertad no termina nunca porque por todas partes acampa el dolor y el egoísmo”, dijo Mujica. “Pero en cada nuevo amanecer renace la cooperación y la solidaridad, en esa interminable escalera a la que llamamos civilización”, añadió.

“America Latina, pobremente rica, perdura atomizada en países sin poder construir su nación. Es de color, es mestiza, tiene sangre aborigen, africana, mediterránea, es una síntesis de refugio, de aplastamiento, de esclavitud y sin embargo trata de conseguir esperanza para la humanidad toda”, señaló Mujica y agregó que los uruguayos, “muy grandes por nuestra pequeñez, luchamos por desarrollo pero no queremos pagar con felicidad”.

Finalmente, afirmó: “Nuestra mayor riqueza es el milagro de estar vivos en este pequeño rincón hermoso y tácitamente nos juramentamos honrar la vida sin fanatismos con tolerancia”.