Brasil: piden se anule la liberación del ex hombre más rico del país

Publicado: 9/05/2017 05:30
Brasil: piden se anule la liberación del ex hombre más rico del país
EFE

Eike Batista fue detenido a finales de enero acusado de pagar hasta 16,5 millones de dólares de soborno al entonces gobernador de Río.

El Fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, pidió a la Corte Suprema anular la decisión del juez Gilmar Mendes de conceder un "habeas corpus" al empresario Eike Batista, exhombre más rico del país, y de considerar el magistrado impedido de actuar en el proceso contra el magnate.

Janot justificó su decisión alegando que la esposa de Gilmar Mendes, Guiomar Mendes, trabaja y es socia en el bufete de abogados de Sérgio Bermudes, que defiende a Eike Batista ante la Justicia.

"En situaciones como esta hay inequívocamente razones concretas, fundadas y legítimas para dudar de la imparcialidad del juez, resultando de la actuación indebida de juzgar en el caso", aseguró el Fiscal general de Brasil, para quien Mendes es "sospechoso para actuar como magistrado en la especie, principalmente en la condición de relator" del caso".

Eike Batista fue detenido a finales de enero acusado de pagar hasta 16,5 millones de dólares en forma de soborno al entonces gobernador de Río de Janeiro, Sérgio Cabral (2007-2014), también preso por corrupción, para adjudicarse contratos públicos.

El juez Mendes justificó su decisión de permitir que Batista cumpla prisión domiciliaria porque "el hecho de que el paciente haya sido denunciado por crímenes graves -corrupción y lavado de dinero-, por si sólo, no puede servir de fundamento único y exclusivo para mantener su prisión preventiva".

Janot pidió este lunes anular todas las decisiones de Mendes referentes al caso del empresario, incluyendo el "habeas corpus", y que sea considerado impedido de actuar en el proceso contra el empresario. La presidenta de la Corte Suprema, Carmen Lúcia, deberá decidir ahora sobre la petición de la Fiscalía.

La Fiscalía considera que para el pago de los sobornos al gobierno regional, Batista usó un contrato "ficticio" que simuló la compra de una mina de oro en Colombia a testaferros de Cabral, en prisión desde noviembre por la creación de "una organización criminal" que le permitió ocultar en cuentas en el exterior hasta 100 millones de dólares procedentes de coimas.

El magnate, de 60 años y quien llegó a ser el octavo hombre más rico del mundo según la revista Forbes, comparte desde finales de enero una celda de 15 metros cuadrados con otros seis presos acusados de desvíos relacionados con el escándalo de corrupción de la petrolera estatal Petrobras.

Batista fue detenido al desembarcar en Río de Janeiro en un vuelo procedente de Nueva York.

El magnate acumuló hasta 2010 una fortuna estimada entonces en unos 30.000 millones de dólares a través de negocios de minería, petróleo y materias primas que se extendieron por varios países de la región.

Hace unos años, el imperio se vino abajo por la mala gestión y la crisis internacional del crudo y las materias primas.

El empresario llegó a presentarse el año pasado voluntariamente ante la Justicia para colaborar con las investigaciones sobre la corrupción en la estatal Petrobras.

En su declaración, confesó haber colaborado de forma fraudulenta con algunas campañas electorales, mediante "donaciones" que no eran declaradas a las autoridades fiscales y correspondían a comisiones acordadas por la adjudicación de contratos públicos.

EFE