"La Intendencia de Maldonado tiene una responsabilidad que aclarar"

Por: Fabian Cambiaso
Publicado: 11/01/2017 19:00
"La Intendencia de Maldonado tiene una responsabilidad que aclarar"
Presidencia

El subsecretario del Mvotma dijo que la comuna infringió la ley al permitir sin certificación ambiental la fiesta Corona Sunsets.

La Dirección Nacional de Medio Ambiente definirá el jueves 12 una multa millonaria a los organizadores de la fiesta "Corona Sunsets", realizada el viernes 6 en el balneario Buenos Aires, en el kilómetro 167 de la ruta 10.

Un grupo de técnicos del organismo realizaban en las últimas horas los cálculos correspondientes, en función del daño ambiental comprobado.

"Será una pena muy importante. Existen infracciones legales y también por la afectación al medio ambiente", dijo a ECOS el subsecretario del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Jorge Rucks.

El mayor problema, explicó, es que se trata de una zona con vulnerabilidad ambiental previa, que la realización del evento agudizó.

Rucks destacó el compromiso de la empresa organizadora de "ayudar a recuperar" el sitio y de cumplir con las sanciones que se le impongan.

Más allá de los organizadores, el jerarca cuestionó el accionar de la Intendencia de Maldonado.

"La Intendencia es responsable de haber permitido la realización de la fiesta. Tiene una responsabilidad que aclarar", dijo. Según Rucks, la comuna infringió la ley al autorizar el evento sin consultar a la Dinama y será pasible de una sanción solidaria con la empresa sancionada.

El subsecretario de Medio Ambiente amplió su postura en un comunicado difundido por la web de Presidencia.

"No actuamos desde afuera imponiendo criterios de protección de la costa, tenemos una responsabilidad directa por ley", aseguró.

Rucks dejó en claro que, más allá que la zona esté ubicada en Maldonado, la Dirección de Medio Ambiente es la encargada de analizar, evaluar y autorizar cualquier actividad que modifique la franja costera.

En ese sentido la programación de la fiesta y su posterior realización sin consulta con organismo, dijo, constituyó una transgresión a la normativa vigente.

"La Intendencia de Maldonado otorgó un permiso sin contar con la correspondiente certificación de Dinama. El impacto ambiental está vinculado a toda una transgresión que corresponde aplicar y que en este caso se ignoró", señaló.

La versión del Poder Ejecutivo de contrapone con la del intendente de Maldonado, Enrique Antía, que protagonizó en las últimas horas un duro cruce de declaraciones con las autoridades nacionales.

"No es cómo dice la Dinama. Ahí no explotó nada, no hay ningún médano roto o corrido de lugar. Hay solamente un pisoteo de la gente que usó la anteplaya, no la playa. Se va con la primera lluvia", dijo el jefe comunal entrevistado este miércoles por El País.

Según Antía, la Dinama le envió un correo electrónico en la mañana anterior a la fiesta, en el que se daba cuenta de la intimación a "detener las actividades en la faja de defensa de costas del balneario Buenos Aires consistentes al armado de la megafiesta. En ningún lugar del mail se dice que se suspende la fiesta".

En la nota, el Intendente de Maldonado cargó duro contra el organismo. "Que no nos vengan a mandonear desde afuera".

"Impacto moderado"

Pulmer S.A. es la razón social de la empresa que organizó la fiesta Corona Sunsets en el balneario Buenos Aires. A través de un comunicado, la firma reconoció que el evento "afectó moderadamente" la zona y se comprometió a colaborar con su recuperación. Afirmó sin embargo que el espacio utilizado "no superó los 300 metros lineales".

El comunicado, difundido el miércoles 11, agregó que "estamos actuando de conformidad con las instrucciones pertinentes para proceder al desarme de la estructura utilizada en el evento, con especial atención en la conservación del espacio costero".

La empresa manifestó haber procedido correctamente en el proceso de obtener los permisos necesarios para la realización del evento ante los organismos correspondientes. Dijo que las gestiones se iniciaron en mayo. "Actuamos en todo momento de buena fe. A la vista de los hechos, tal vez con problemas de comunicación o faltos de información adecuada".

Acciones de recuperación

Además de la multa económica, la Dirección Nacional de Medio Ambiente le exigió a la firma organizadora del evento una serie de acciones para la recuperación de la zona afectada.

Los equipos y materiales utilizados deberán retirarse sólo a través de dos puntos, que presentan el mayor estado de afectación al haber sido utilizados para el ingreso y salida de las personas que asistieron a la fiesta.

La limpieza del terreno deberá realizarse con rastrillos manuales para zonas interdunales y en forma manual en las crestas de las dunas. El objetivo es minimizar la compactación del sedimento y el impacto en la vegetación y en las raíces.

La última etapa será la de la restauración del ecosistema, sobre todo en los sitios de mayor afectación que, según el organismo, no tienen capacidad de recuperación natural a corto plazo.