Parlamento venezolano pide a OEA invocar Carta Democrática

Publicado: 19/05/2016 15:33
Parlamento venezolano pide a OEA invocar Carta Democrática
@Almagro_OEA2015/ El diputado Florido se reunió hoy con Almagro.

Legisladores entregaron hoy a Almagro la solicitud para que intervengan "antes que sea demasiado tarde".

La Comisión Directiva de la Asamblea Nacional (AN) venezolana solicitó al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro que active la Carta Democrática Interamericana, para lograr “estabilidad, paz y desarrollo” en el país, según indica el texto entregado hoy al diplomático.

El diputado Luis Florido se reunió con Almagro para entregar el texto en el que solicita tomar esta medida ante “la grave vulneración a la democracia y al Estado de Derecho en Venezuela”.

La nota indica que no se cumple con los elementos “esenciales para que pueda existir una verdadera democracia” y advierte sobre un “deterioro progresivo de la institucionalidad sin precedentes y de tal gravedad que en los últimos meses ha superado las posibilidades de resolución institucional exclusivamente de la seria situación” que padece el país, según señalan los parlamentarios.

En este sentido marca como “hito importante los años 2003 y 2005, cuando por diversas vías se consumó la ocupación política del Poder Judicial y concentración de poderes en la Presidencia”.

La AN considera que no podrá afrontar estos problemas “sin el apoyo” de la OEA ya que “la alteración del orden constitucional afecta gravemente el orden democrático”, lo que llevará a un “desmantelamiento de la institucionalidad democrática francamente irreversible”.

Para esto consideran necesaria una “acción concertada y colectiva” y argumentan que la Carta Democrática Interamericana puede ser invocada sin el consentimiento del gobierno venezolano ya que éste, actuó de “manera inconstitucional y antidemocrática de tal manera que el orden democrático ha sido socavado y gravemente disminuido”.

Por otra parte, el texto informa que el país vive una grave crisis sanitaria y alimentaria que requiere la ayuda de la comunidad internacional, ante la falta de medicinas y alimentos. Para esto menciona el acuerdo votado por la AN el 26 de enero de este año, en el que se declaraba la emergencia humanitaria en el área de la salud, lo que fue vetado luego por el gobierno.

También se mencionan las resoluciones del Tribunal Supremo de Justicia que desautorizaban las resoluciones del parlamento, lo que los imposibilitaba de tomar cualquier acción sin la aprobación del gobierno o el órgano judicial.