Policía ingresó sin orden judicial a la Scuola para detener a narco

Por: Fabian Cambiaso
Publicado: 6/05/2016 18:12
Policía ingresó sin orden judicial a la Scuola para detener a narco
“Entraron encapuchados y armados hasta los dientes”, describió a ECOS el penalista Juan Fagúndez el ingreso de la policía al colegio de Carrasco.

Los alumnos asistían a clases mientras a pocos metros policías fuertemente armados irrumpían para apresar al líder de los "Cuinis".

“Entraron encapuchados y armados hasta los dientes”.

Así describió a ECOS el reconocido penalista Juan Fagúndez la forma en la que un grupo de la Brigada Antidrogas de la Policía ingresó el pasado 25 de abril a la Scuola Italiana para arrestar a Gerardo González Valencia.

La detención más importante efectuada por las fuerzas de seguridad uruguayas en los últimos años cobra cada vez más polémica. A la discutida utilización del software de interceptación de comunicaciones “El Guardián” se suma ahora la forma que se llevó adelante esta captura.

El narco se dirigió al colegio ubicado en Carrasco para tomar a su hijo y huir del país. El arresto se produjo en una de las canchas de fútbol ubicadas dentro del predio. Lo cierto es que, pese a tener orden de detenerlo, la Policía no estaba autorizada a ingresar al lugar. Según aseguró Fagúndez, la propia jueza del caso, Adriana de los Santos, le dijo que no fue avisada y, por lo tanto, nunca hubo una orden de allanamiento.

Fagúndez, cuyo hijo también asiste a ese centro de estudios, se hizo eco de la preocupación que un grupo de padres tiene acerca del operativo y lo que podrían haber sido las consecuencias si González Valencia hubiera decidido ofrecer resistencia. “Nadie sabía si había o no chicos adentro. En ningún manual policial del mundo se aconseja hacer lo que se hizo acá”, sostuvo.

Si bien al momento de informar de la captura las autoridades sostienen que el mexicano no estaba armado y que en el lugar no había nadie, los padres afirman que los chicos estaban muy cerca, en los salones de clases.

La captura

Gerardo González Valencia, uno de los líderes del cartel mexicano “Los Cuinis”, fue detenido en el marco de un operativo de lucha contra el lavado de activos. Las autoridades procedieron a su detención ya que González Valencia había expresado su voluntad de irse del país, tras la difusión pública sobre su presencia en Uruguay.

En este marco, el director de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas, Walter Menéndez, afirmó que al momento de su detención González Valencia intentó escapar hacia el campo deportivo del colegio. “Al detectar a la Policía huyó a la cancha del colegio. En el lugar no había ningún niño. Antes de ser atrapado, destruyó su teléfono celular. No estaba armado”, afirmó Menéndez en conferencia de prensa.

Lea también "Narco mexicano se delata al comprar bienes por U$S 10 millones en Uruguay.

Sin embargo, algunos padres de la Scuola Italiana expresaron a las autoridades de la institución su preocupación por el procedimiento policial dentro del recinto. Esto porque si bien no había niños ni adolescentes en el campo, los mismos estaban en clase, a pocos metros del lugar.
La oposición exige el diseño de alguna forma de control legislativo sobre las escuchas que se realicen con “El Guardián”.

La preocupación refiere a que el despliegue policial fue “muy importante” y a la posibilidad de que dentro del predio pudiera haber existido un enfrentamiento con armas de fuego en caso de que González Valencia decidiera resistirse al arresto.

Fagúndez estudia ahora con el grupo de padres y con la Dirección de la Scuola Italiana pedirle información al Ministerio del Interior sobre las razones para realizar un procedimiento de estas características y las condiciones en que se desarrolló.

Consultado por la discusión que se generó en torno a esta captura y en especial al uso del sistema llamado "El Guardián", el senador y presidente del Partido Independiente, Pablo Mieres dijo que se debe “generar un control parlamentario”, que si bien sea “muy acotado y con todas las reservas”, garantice un monitoreo permanente para que no existan abusos ni escuchas ilegales.

Su colega nacionalista Javier García recordó en tanto que este tema fue motivo de múltiples citaciones al Parlamento del ministro del Interior Eduardo Bonomi. “Todo lo referido a El Guardián es muy turbio. En su momento lo advertimos. La Justicia reaccionó, aunque antes no lo había hecho. No hay garantías”, sostuvo.