Tres liceales uruguayas se van a la mayor feria de ciencias del mundo

Ciencia & Tecno

31/03/2019 08:30

Tres liceales uruguayas se van a la mayor feria de ciencias del mundo
Facebook Feria Nacional

Dos alumnas de Tambores y una de Colonia van a compartir su conocimiento con sus pares de todo el planeta en Phoenix, Arizona.

De Tambores y Colonia a Phoenix, Arizona. Tres adolescentes uruguayas participarán en mayo de la principal feria preuniversitaria de ciencias del mundo: la Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería de Intel (ISEF). Para algunas de ellas es la primera vez que saldrán del país.

Tambores es una localidad de unos 1.500 habitantes ubicada exacto en el límite entre Tacuarembó y Paysandú. Sofía Etchecopar y Soledad Teixeira son alumnas de quinto año del liceo local. Como integrantes del Club de Ciencias “Combuplast”, que funciona en ese centro educativo, su proyecto sobre “Reciclaje de plástico para obtener combustible” fue el escogido entre 205 trabajos durante la Feria Nacional de Clubes de Ciencia celebrada en noviembre pasado para representar al país en Estados Unidos.

Según explicó a ECOS el profesor de Química del liceo de Tambores Richard Botino, quien las orientó en su trabajo, ellas investigaron sobre la contaminación generada por plástico. “Nosotros observábamos que desde los basurales los plásticos y las bolsas volaban por los campos. Y buscaron una solución a ello”.

A través de una técnica llamada pirolisis térmica no catalítica, lograron extraer de los residuos plásticos, a temperaturas entre 350 y 500 grados celcius, combustibles como aceite industrial, gasolina y fuel oil, según indicó Botino. “La idea es trabajar una forma de ayudar al medio ambiente”.

Los Clubes de Ciencia son extracurriculares y su asistencia es voluntaria. A los jóvenes les debe gustar la ciencia. Que el año pasado se haya superado la barrera del millar en todo el país habla de un creciente interés.

“No sabés la emoción que tiene cada una”, dice Botino sobre sus alumnas, a quienes definió como unas jóvenes muy inteligentes y emprendedoras, con una destacada capacidad crítica y científica, “combinada con la curiosidad y la capacidad de analizar situaciones”. Además, añade, son muy defensoras de su proyecto.

Una de ellas, Teixeira, de 15 años, vive en una zona rural a 25 kilómetros de Tambores. Entrevistada por la página web del Centro de Educación Secundaria (CES) expresó: “Nunca salí de Uruguay y viajar a Estados Unidos es una alegría enorme. Siento mucha emoción, después de todo el esfuerzo que pusimos, tener esta recompensa es muy lindo”.

La ISEF tendrá lugar entre el 13 y el 17 de mayo. A las chicas de Tambores se le sumará la representante del club de ciencias “Awakening children” del liceo 2 de Colonia, Victoria Gaona, de 13 años. En este grupo de 17 adolescentes, con la supervisión de la docente de Rosmary Berger, se trabajó en el proyecto “¿Qué está pasando? Un abordaje en la prevención del consumo de sustancias psicoactivas en la adolescencia”.

Según le explicó la propia joven a ECOS, la idea de este trabajo surgió cuando sus integrantes entraron al liceo, el año pasado, y se encontraron con una realidad que no conocían. “Notamos comportamientos extraños derivados de ese consumo. Algunos chicos pedían para ir al baño y volvían con los ojos colorados, actuaban raro y decían cosas sin sentido”.

Victoria fue elegida entre sus compañeros para viajar por su buen manejo del inglés y porque –esto fue destacado por la docente- tiene un gran sentido de la responsabilidad. Gustavo Riestra, director del Departamento de Cultura Científica del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), dijo a ECOS que este proyecto coloniense participará de la ISEF en un programa aparte, al que asisten representantes de 25 países escogidos por EE.UU., como Uruguay, llamado “Broadcast masters”.

Riestra y Botino serán los acompañantes adultos de las chicas, encargados de su cuidado.

“Siempre de chica me interesaba la ciencia, la biología, el cuerpo humano, me gustaría hacer algo de medicina. Yo estoy contenta, emocionada, esperando conocer gente de todas partes del mundo, mejorar mi inglés, hacer amistades y aprender cosas que no sepa, ¡probablemente haya gente que sepa más que yo!”, resume Victoria.