Médicos en conflicto por situación "delicada" en Casa de Galicia

Salud

11/05/2019 15:41

Médicos en conflicto por situación "delicada" en Casa de Galicia

SMU

La mutalista no pagó el salario a los trabajadores y el sindicato médico implementa medidas que podrán ir agudizándose si no hay solución.

El Sindicato Médico del Uruguay (SMU) se declaró en conflicto por la situación que atraviesan los trabajadores de Casa de Galicia y anunció la implementación de medidas que podrán ir agudizándose si la mutualista no paga el salario de mayo que le debe a los profesionales, informó a ECOS la responsable de la Unidad de Negociación del sindicato, Soledad Iglesias.

Casa de Galicia, según Iglesias, está atravesando una "situación delicada" desde el punto de vista económico y financiero, que el SMU y los médicos que trabajan en la mutualista vienen advirtiendo. Pero la postura del gremio recrudeció este mes cuando este viernes, fecha límite para pagar los salarios, la empresa no pagó los haberes de los 900 médicos que trabajan en la empresa.

Por esta razón, este viernes por la noche se realizó una asamblea de médicos y practicantes de Casa de Galicia con el objetivo de analizar la situación, luego de previas instancias fallidas en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) donde la empresa no presentó ninguna solución.

"Para nosotros es fundamental la defensa de los puestos de trabajo, el pago de los salarios adeudados, no solo del salario mensual, sino de los salarios vacionales que les deben a estos trabajadores desde el año 2015", afirmó Iglesias.

Además, el sindicato exige tener por parte de las autoridades de Casa de Galicia una respuesta y un proyecto para que la empresa sea viable. "Su patrimonio negativo implica que cualquiera de sus acreedores puede solicitar concurso", recordó.

Los médicos, además de declararse en conflicto y en asamblea permanente, solicitaron la renuncia del presidente de Casa de Galicia, Alberto Iglesias, y del equipo gerencial de la mutualista. Además, decidieron comunicarle a los socios la situación que atraviesa la empresa.

"(Casa de Galicia) tiene un patrimonio negativo y solicitó un fideicomiso para poder sustentar parte de su deuda. Todavía no ha habido respuesta por parte del Ministerio de Economía (MEF) ni del Ministerio de Salud Pública (MSP), a si es factible o no", advirtió.

De acuerdo con Iglesias, la empresa ha perdido de manera "sistemática y casi exponencial" su número de socios pese a que el corralito mutual no esté abierto. La mutualista cuenta una instalación que es para 120 mil socios, ubicada en una zona estratégica de Montevideo, y actualmente tiene 43 mil socios.

"Todos esos puntos afectan a la viabilidad de la empresa y, por eso, nosotros exigimos y hemos extendido las instancias de negociación y de diálogo al Poder Ejecutivo, al Ministerio de Trabajo (MTSS), al MSP y al MEF. Para ver cuál es la visión que tienen y de qué manera es pasible encontrar una solución a corto, mediano y largo plazo", expresó.

Independientemente de las medidas adoptadas, la responsable de la Unidad de Negociación del SMU, aseguró que los trabajadores, por el momento, no van a optar por la opción de hacer paro ni de afectar la asistencia a los usuarios. "De hecho, los trabajadores van a utilizar fondos que tiene el gremio de médicos y practicantes de Casa de Galicia para no dejar a los pacientes de internación domiciliaria sin asistencia", aseveró.

Pese a esto, si la situación continúa incambiada para el próximo viernes 17 de mayo, se decretará un paro de actividades con un llamado a una asamblea general en carácter de "grave y urgente" y no descartan solicitar la intervención o la solicitud de concurso de la empresa, concluyó Iglesias.