Cianobacterias: "Esto va a ser cada vez peor si no se toman medidas"

Salud

21/02/2019 08:17

Cianobacterias: "Esto va a ser cada vez peor si no se toman medidas"

MSP

La floración este verano fue para los investigadores uruguayos excepcional en términos de magnitud, advierten puede tornarse habitual.

La floración de cianobacterias este verano fue para los investigadores uruguayos excepcional en términos de magnitud local y regional, abarcando más de 500 kilómetros.

"Lo que llamó más la atención es que llegó hasta la Barra del Chuy e, incluso, hasta Río Grande del Sur. Tenemos unos colegas en la Universidad que nos informaron que la floración llegó hasta ahí", afirmó a ECOS la investigadora del Clemente Estable del departamento de Microbiología, Claudia Piccini.

Lo sorprendente, además, es que haya llegado a la costa oceánica, porque son especies dulceacuícola y si bien toleran condiciones salobres no es común que parezcan en sitios donde el agua es salada, señaló la doctora en Biología.

Piccini forma parte de un grupo de profesionales no solo del Clemente Estable sino también de la Universidad de la República, del Centro Universitario Regional del Este y de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos que estudió el evento de este verano.

La hipótesis que tienen es que las cianobacterias llegaron a las playas
"debido a los volúmenes de lluvia que hubo, sobre todo, al norte del país"., señaló la investigadora. "Hubo un aporte de agua dulce por el Río Uruguay que fue muy importante y que se desplazó todo a lo largo de la costa", explicó.

"Toda esa agua dulce trae consigo el inoculo de estos organismos además el agua viene con una carga de nutrientes, que son buenas características para que se desarrollen proliferaciones masivas de estos microorganismos que crecen muy rápido y aprovechan las oportunidades que les da su ecosistema", expresó.

En la cuenca del Plata la frecuencia e intensidad de flotaciones de cianobaceterias ha aumentado en las últimas décadas como consecuencia justamente del exceso de nutrientes que provienen del suelo, especialmente fósforo y nitrógeno, promovidos por la producción agropecuaria y la construcción de cientos de embalses en los ríos y arroyos.

Piccini explicó que para evitar este tipo de situaciones no alcanza con realizar una medida puntual. "Lo que hay que hacer es dejar de verter tanto fertilizante en el suelo, cambiar la mentalidad productiva, las prácticas", aseguró.

La doctora en Biología se refirió a los estudios que muestran que los niveles de fósforo y nitrógeno están excedidos de los límites que establece la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama).

"Esto va a ser cada vez peor si no se toman medidas. En los grandes embalses que tenemos acá como en Río Negro y Salto Grande, son permanentes las floraciones. Si el pronóstico es que va a aumentar los eventos de lluvias en esta zona, es probable que estas cosas vuelvan a ocurrir", sostuvo.

"Nuestra experiencia es que estos organismos generalmente cuando aparecen son tóxicos.Todas las muestras que hemos sacado en distintos lugares de Uruguay tienen el potencial para producir toxinas", advirtió.