Las cianobacterias llegaron a las playas de la Mansa en Punta del Este

Publicado: 30/01/2019 16:15 | Actualizado:
Las cianobacterias llegaron a las playas de la Mansa en Punta del Este

Las condiciones climáticas, las altas temperaturas y la salinidad del agua son favorables para la presencia de este tipo de organismos.

Esta miércoles las cianobacterias llegaron hasta Punta del Este y la Intendencia de Maldonado ya tuvo que colocar bandera sanitaria en algunas playas de la Mansa por la presencia de estos organismos en el agua de sus costas.

La situación que comenzó en las playas de Montevideo y siguió en las de Canelones, ahora alerta a la Dirección de Medio Ambiente fernandina. En el departamento se registró la presencia de cianobacterias.

En la jornada del martes se registró en la zona oeste del departamento de Solís a Piriápolis, hoy miércoles aparecieron en Punta Negra y algunas zonas de la Mansa.

"Hay una floración bastante importante que se está moviendo por las playas del Río de la Plata", dijo en conferencia de prensa la directora de Medio Ambiente de la Intendencia, Betty Molina.

"Debido al ingreso de agua dulce provocado por las crecidas del Río Uruguay se han generado condiciones para la presencia de cianobacterias en algunas playas del departamento", informaron desde la comuna.

A su vez, se explicó que ante esta situación se colocaron banderas sanitarias como medida de precaución. En estas playas no está recomendado el baño, se aconsejó.

"Las condiciones climáticas sin duda están influyendo en gran manera fundamentalmente porque las corrientes mueven estas floraciones y también los vientos", explicó Molina. Además, la salinidad y temperatura del agua "son favorables para la presencia de cianobacterias", agregó.

Según la jerarca, si la temperatura del agua está por encima de los 24 grados "las condiciones son óptimas para el desarrollo de estas bacterias". En este momento, en las costas de Maldonado, la temperatura del agua ronda los 27 grados.

"Hasta que no cambia la temperatura del agua, las corrientes o el viento, debemos seguir monitoreando la situación porque minuto a minuto cambia la situación. De pronto ponemos una bandera sanitaria en una playa y al rato ya no hay presencia de cianobacterias", aseguró.

Las cianobacterias son un grupo grande de algas que generan fotosíntesis, por eso son verdes y se ven. Se catalogan en tres tipos -0,1 y 2- en base a la concentración de las bacterias que hay en el agua.

El martes en el departamento solo se había registrado el tipo 1 correspondiente a cuando se ven "algunas manchitas verdes en la playa" pero este miércoles algunas registraban tipo 2, cuando "las olas se ven verdes", comentó Molina.

"Puede ser que uno se entre a bañar y no pase nada. Muchas veces, a la mayor parte de la gente no le ocurre nada pero si alguien tiene alegría, alguna enfermedad crónica o si un niño traga agua puede tener consecuencias", afirmó la directora.

"Ayer (martes) con la bandera sanitaria colocada en Piriápolis mucha gente estuvo en el agua y no tuvo ninguna consecuencia. Pero eso queda a la decisión de cada uno", expresó.

Las playas en el interior del país

Hace 18 días que la Intendencia de Río Negro inhabilitó las playas del departamento. "Las playas están inundadas y la creciente ya es motivo para no aconsejar el baño", dijo a ECOS la directora de Higiene y Bromatología de esa comuna, Sylvia Ibarguren.

Según la jerarca, otro de los motivos es el aumento de los coliformes, un grupo de especies bacterianas que tienen ciertas características bioquímicas en común y son indicadores de contaminación del agua y los alimentos. "La situación sigue igual", aseguró.

Desde las últimas inundaciones, los valores en cuanto a contaminación de toda la costa del río Uruguay están por encima de lo recomendable. "Al baña más de lo normal la costa obviamente se arrastran contaminantes", explicó.

Aunque el agua tapa prácticamente casi toda la arena de las playas del departamento, por ejemplo, en Las Cañas es habitual ver personas bañándose.

Este fenómeno puede traer como consecuencia que los bañistas contraigan otitis o alguna enfermedad gastrointestinal. Por este motivo, la Intendencia está en permanente contacto con el Ministerio de Salud Pública pero hasta el momento no se ha dado ninguna situación de "alarma", manifestó Ibarguren.

"Está súper crecido el río, un metro y pico por encima de lo que debería estar. Todavía están los vertederos (hidráulicos) de la represa abiertos. Y si sigue lloviendo en Brasil este fenómeno va a seguir", lamentó la directora.

Esta situación ha afectado el turismo en el departamento. "Obviamente, no es la misma calidad de playa para el turista", explicó.