Disfrutar el tiempo “perdido” es necesario, según expertos

Publicado: 2/08/2017 17:25
Disfrutar el tiempo “perdido” es necesario, según expertos
Pixabay

Psicólogos y psiquiatras reivindicaron la importancia de desconectarse, al afirmar que ayuda a mejorar la memoria y la atención.

Las personas muchas veces sueñan con tener más tiempo libre y sin compromisos, disfrutar de una jornada sin hacer nada. Sin embargo, cuando esa posibilidad se presenta, es común sentir culpa y se hace muy difícil disfrutar de los ratos en los que no se hace nada “productivo”.

Según informa el diario Clarín, ahora los especialistas reivindican el ocio. Para eso, sostienen que hay una gran diferencia entre lo que significa el tiempo libre, que es básicamente el que no se usa para trabajar o dormir, y el concepto de ocio, que es el tiempo libre que se usa para hacer algo placentero, enriquecedor para la vida personal.

De esta forma, el español Carlos González Vallés afirma que "el complejo occidental de trabajo y actividad ha hecho que las personas se sientan egoístas, irresponsables y casi culpables al tomarse descansos".

Por su parte, Harry Campos Cervera, médico especialista en psiquiatría de la UBA, sostiene que “se supone que el tiempo en el que uno no trabaja es para hacer lo que uno desea. Sin embargo, se nos cruzan los mandatos: sale el sol y uno siente que tiene que salir para aprovechar el día, cuando tal vez el verdadero deseo es quedarse en casa, en pijama, sin hacer nada. Es decir, aparece un ‘deber ser’ productivo, incluso en el tiempo libre”.

Por otro lado, Pablo López, psicólogo y coordinador de la carrera de psicología de la Universidad Favaloro, indica: “También hay personas que en su tiempo libre se llenan de cursos, talleres o actividades deportivas y transforman lo que debería ser placentero en una obligación más. Así, cuando uno les pregunta ‘¿qué te gusta hacer?’, no tienen idea”.

Debido a eso, se hace entonces necesario perder el tiempo sin culpa. “El tiempo de ocio es absolutamente necesario para estar con uno, ensimismarse, pensar. Probablemente alguien llena ese tiempo de trabajo para tomar distancia de sí mismo: ahí es cuando el temor al ocio se complota con el negocio”, dice Cervera.

“Lo primero que se pierde cuando uno no tiene descanso, me refiero a estar mal dormido y a no tener actividades placenteras, son las funciones cognitivas: la atención, la concentración y la memoria”, sigue López. “No es una oda a la holgazanería y a la vagancia. La idea es que lo que se haga sea con una cuota de placer, que uno logre estar conectado con eso”.

Según los especialistas, lo ideal es tener un día de ocio a la semana y tomarse alrededor de 15 minutos cada 2 horas en horario de trabajo: “No hace falta hacer revoluciones. Es solo algo que cambie el foco de atención”, dice López.