Cómo dormir bien después de hacer ejercicio en la noche

Publicado: 2/08/2017 17:04
Cómo dormir bien después de hacer ejercicio en la noche
Pixabay

Especialista recomienda las formas para bajar los niveles de adrenalina producidos por la actividad física.

Hacer ejercicio al final del día puede ayudar a liberar tensiones, pero tiene una consecuencia negativa importante: deja a las personas demasiado alertas. Debido a la acumulación de adrenalina que produce la actividad intensa, es necesario conocer ejercicios y técnicas para combatir el posible insomnio.

Según explicó la entrenadora Roxana Villavicencio al diario La Nación, lo importantes es elongar bien todos los músculos luego de practicar deporte, algo que la mayoría no tiene del todo en cuenta.

En ese sentido, la experta indicó que es necesario realizar "estiramientos suaves de miembros superiores, por ejemplo tomando las manos por detrás de la espalda y subir los brazos, es una buena manera de estirar pecho, hombro y bíceps. Para miembros inferiores, se puede llevar un talón al glúteo para estirar la parte anterior de la pierna y estirar la parte posterior con ayuda de una cuerda elástica".

También es importante estirar el cuello, "el cual constituye uno de los centros neurálgicos del cuerpo". "Una buena forma es entrelazar los dedos de las manos colocándolos en la nuca y bajar suavemente el mentón, manteniendo hasta un minuto. Luego dejar caer la oreja hacia uno de los hombros usando la mano para presionar y al mismo tiempo contener el movimiento, evitando lesiones", indicó Villavicencio a La Nación.

Para estirar la zona lumbar, el ejercicio más apropiado es sentarse con las piernas flexionadas, y girar lentamente hacia un costado usando las manos sobre las piernas para hacer presión en la torsión. "También se puede estar acostado boca arriba con la espalda bien apoyada sobre el suelo, levantar las piernas flexionadas y llevarlas al pecho. Rodear las piernas con los brazos y dejarse caer hacia los costados como un niño".

Tips al llegar a casa

Según la especialista, es importante que la alimentación sea liviana, ya que la pesadez no colabora con el buen descanso. Para eso, "se puede terminar el día con un té de tilo o manzanilla".

Por otro lado, cuando hubo un alto nivel de adrenalina es bueno hacer ejercicios controlados de respiración suave, "con los ojos cerrados y concentrándose en el aire que entra y sale por nariz. Así, el poner el foco en la respiración favorece la relajación de todo el cuerpo".

Otra opción es recostarse boca arriba y lentamente pensar en soltar cada parte del cuerpo, comenzando por los pies y subir hasta la cabeza. "Un baño de inmersión o practicar cinco minutos de meditación, también colabora en la relajación, mientras que es recomendable no mirar televisión en la cama".