Experto: en cinco años se podrá curar la leucemia linfocítica crónica

Publicado: 9/04/2017 08:19
Experto: en cinco años se podrá curar la leucemia linfocítica crónica

Esta enfermedad afecta a unos 150 uruguayos por año, mayormente mayores de 70 años. Avance en investigaciones hace pensar que se podrá curar

Raimundo Bezares, argentino, especialista en Hematología de larga y destacada trayectoria, afirmó que "en los próximos años se va a poder hablar de una cura de la Leucemia Linfocítica Crónica (LLC)". Esta enfermedad, que afecta aproximadamente a unos 150 uruguayos por año, es la forma de leucemia más común en el mundo occidental y viene siendo estudiada desde hace más de 100 años.

La LLC es un cáncer crónico de la sangre. En el mundo occidental tiene una incidencia de 4,6 casos cada 100.000 habitantes por año y en Uruguay, de 5,1 casos cada 100.000 habitantes por año. Estos datos fueron aportados por la doctora Ana Inés Landoni, referente en LLC en el Hospital Maciel, quien informó que desde 2008 funciona en el país un registro de esta enfermedad donde se concentra la información de cada caso y de los distintos laboratorios que la estudian, considerados de referencia a nivel latinoamericano.

Esa posible cura a la que refiere Bezares viene de la mano de los avances técnicos y los estudios cada vez más profundos que los biólogos realizan sobre el microambiente donde se desarrolla la enfermedad. La LLC se presenta cuando el cuerpo produce demasiados linfocitos (glóbulos blancos) inmaduros que no funcionan de manera apropiada y con las nuevas técnicas se puede analizar de forma detallada el lugar en que se produce esa alteración y encontrar formas de detenerla.

El especialista argentino señaló que desde la década del 2000 se han venido encontrando tratamientos que brindan un alto porcentaje de respuestas beneficiosas en pacientes que tienen LLC. Hace más de 10 años el llamado anticuerpo monoclonal ICD20, dijo Bezares, permitió que un 75% de los pacientes mejoraran notablemente su condición y que un 50% tuviera una "respuesta completa", es decir que la enfermedad remitiera. Muchos de ellos, dijo, hoy siguen sin recaer, por lo que pueden considerarse curados.

Fue por esos años cuando se comenzaron a vislumbrar las posibilidades de curación para esta enfermedad, que se consideraba incurable. Los años pasaron, la investigación clínica avanzó y actualmente se conocen los factores que producen el desarrollo de los linfocitos inmaduros y los mecanismos que los protegen.

De ese modo, continuó Bezares, se han desarrollado medicamentos específicos llamados "target" o "blancos terapéuticos", como el Venetoclax que combinado con el anticuerpo monoclonal ICD20 "consiguen por primera vez un porcentaje de respuestas mayores al 80%, con más del 50% de remisiones completas. Como monoterapia el Venetoclax es muy exitosa y en esta combinación abre una pantalla de esperanza para los pacientes", afirmó.

La unión de los dos agentes genera porcentajes de respuesta "impresionantes incluso en pacientes recaídos", dijo el experto y señaló que eso hace pensar que los resultados en aquellos que están "vírgenes de tratamiento, que están mucho más enteros y tienen menos condiciones para resistencia o recaída, va a ser más efectivo".

"Hoy tenemos que decir que es incurable, porque falta tiempo para estos estudios, pero yo veo que en los próximos cinco años vamos a poder hablar de una cura de la LLC. Los resultados de esta combinación son fantásticos", enfatizó el especialista en un almuerzo con la prensa organizado por el laboratorio Abbvie en el marco del congreso de la Asociación Americana de Hematología que se realiza en Punta del Este.

TRATAMIENTO REGISTRADO EN URUGUAY, PERO DE ALTO COSTO

En Uruguay, informó Landoni, es el Fondo Nacional de Recursos el que financia los tratamientos para personas con LLC. El más utilizado en estos casos es el Rituximab, que se aplica para distintas enfermedades y ha sido objeto de diversos recursos de amparo presentados ante la Justicia por ser un medicamento de alto costo.

Sin embargo, los agentes de los que habla Bezares como la esperanza de cura, aunque están registrados en el país, no son financiados por el Fondo Nacional de Recursos actualmente. Landoni dijo que también forman parte del grupo de los medicamentos de alto costo y se está analizando cuál será la agencia que los financie.

Si un médico recetara este tratamiento a un paciente, dijo Landoni, se puede iniciar "un trámite de ordenanza ministerial por el cual el médico justifica la necesidad de aplicarlo, presenta la bibliografía científica que lo avale y eso pasa a un comité de investigadores que analiza si lo autoriza".