Coronavirus en Uruguay
826

Confirmados

23

Fallecidos

691

Recuperados

Coronavirus en el mundo
6.469.712

Confirmados

384.790

Fallecidos

3.036.187

Recuperados

Editorial:La grieta y el poder
Ver editoriales anteriores
Investigan a un hombre preso en Alemania por desaparición de Madeleine /// Gobierno decidió relevar al comandante de Infantería de Marina /// Se estrena documental de Sylvester Stallone que volverá a "Rocky" /// Irene Moreira defendió interpelación por UPM para "dar transparencia" /// Extraditan desde Brasil a "El Oreja", requerido por siete homicidios
Economía

14/05/2019 12:59

Cuatro de cada cinco jubilados optan por apelar al dinero electrónico

El subsecretario Pablo Ferreri destacó esta cifra a poco de firmarse el decreto para que los organismos públicos acepten pagos con tarjeta.

Cuatro de cada cinco jubilados optan por apelar al dinero electrónico

Intendencia de Montevideo

Con miras a que los organismos públicos acepten medios electrónicos para el pago de trámites, cuyo decreto fue firmado días atrás, el gobierno aseguró que cuatro de cada cinco nuevos jubilados y pensionistas optaron por acceder a su dinero a través de medios electrónicos, informó Presidencia este martes.

Más afinadamente, se trata del 82% de esa población.

Según reiteró el subsecretario de Economía y Finanza, Pablo Ferreri, esto permite "una mayor comodidad y transparencia".

De acuerdo con datos oficiales, con la bancarización -la ley 19.210 de 2014- se abrieron 530 mil nuevas cuentas bancarias solo en 2018. En el estatal Banco República, el mayor del país, 450 mil de sus 1,3 millones de clientes surgieron con la actual normativa.

“El país ya no está entre los más rezagados en el continente, sino que se ubica en los primeros lugares”, sostuvo Ferreri. Ahora “muchos más uruguayos tienen una cuenta bancaria y pueden acceder a créditos de una manera mucho más barata que en el pasado”, agregó.

Hay más de 50 mil terminales de pago POS en todo el país.

"Uruguay tenía dos opciones: dejar que el cambio que ocurre en todo el mundo se diera libremente o se desarrollara de manera ordenada”, señaló Ferreri sobre este proceso. “Sin orden, los más perjudicados son los que menos condiciones económicas tienen para beneficiarse de los cambios”.