Buquebus asegura que operará y trabajará con normalidad en Turismo

Economia & Agro

2/04/2019 16:24

Buquebus asegura que operará y trabajará con normalidad en Turismo
Uruguay Natural

Pese a las medidas de demoras y paros anunciadas por el gremio, la empresa dice que confía "en la racionabilidad de todas las partes".

La Unión de Trabajadores del Transporte Marítimo, Aéreo, Terrestre y Afines (UTT) decidió en asamblea comenzar con medidas sindicales durante la Semana de Turismo en caso de que la empresa Buquebus no acepte continuar negociando con los trabajadores mañana miércoles.

"En principio van a ser demoras en las salidas y la idea es llegar al paro general", adelantó a ECOS el secretario general de la UTT, Francisco Del Gaudio.

Los atrasos en cada una de las salidas serán como mínimo de dos horas y la idea del gremio es repetir esta medida todos los días.

Sin embargo, desde Buquebus aseguraron que no están valorando los anuncios realizados por la UTT. Explicaron que si bien los respetan, creen en "que van a seguir trabajando y operando con total normalidad".

"La empresa confía plenamente en las negociaciones que se están realizando y en la racionabilidad de todas las partes", subrayaron.

El dirigente sindical dijo que esa semana es el único momento que tienen al menos hasta agosto "para ejercer un poco de presión". A su vez, se lamentó de que estas medidas afecten a una cantidad importante de uruguayos que planificaron sus vacaciones para este día.

"Nosotros somos 300 familias de las cuales 130 van a quedar sin trabajo. Son 130 familias, no son 130 trabajadores. Hay trabajadores a los que se les termina esto y se quedan sin nada porque la situación está embromada", aseguró.

Del Gaudio señaló que en la reunión que mantuvieron la semana pasada con los abogados de la empresa en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, se les comunicó la intención de despedir a casi la mitad de los trabajadores de Buquebus.

"La empresa no tiene nada para decir con respecto a ese tema", indicaron desde la compañía. "Existen leyes laborales en el país que establecen que antes de los despidos hay otras instancias previas", se limitaron a responder.

Por su parte, el sindicato esperará hasta este miércoles, fecha estipulada para una nueva reunión entre las partes, por la respuesta de la compañía que es propiedad del empresario Juan Carlos López Mena.

"No creemos que la empresa vaya a ceder en nada. Por el contrario, la idea es ya empezar a despedir gente.... Aunque, seamos realistas, seguir negociando por 25 días más le da a la empresa la tranquilidad de una Semana Santa en paz", expresó Del Gaudio.

Fuentes de la compañía expresaron lo contrario. Manifestaron que no van a cortar el diálogo y que la empresa "está buscando dentro de la estructura necesaria las mejores condiciones para la sanidad de la empresa y sus trabajadores".

El dirigente sindical también denunció que la compañía despidió a seis trabajadores en la última semana, todos ellos oficiales, porque iniciaron el reclamo del pago de haberes que les debía la empresa. "Por supuesto que la compañía no aduce el despido por esa causa sino por mejoras de servicio. Pero la realidad es esta", afirmó.

Según Del Gaudio, la empresa puede deshacerse de esta cantidad de trabajadores porque en agosto de 2018, la prefectura naval uruguaya autorizó a la empresa a utilizar una misma tripulación para dos barcos.

En un video al que accedió ECOS se puede ver como al menos dos tripulantes deben pasar de la embaracación Atlantic III al Silvia Ana L con gran dificultad, accediendo por una escalera que, de acuerdo con Del Gaudio "incumple con todas las normas de seguridad".

El secretario general calificó este hecho como "totalmente irregular" y aseguró que en su momento denunciaron esta situación ante la Organización Marítima Internacional. "Históricamente, todas las empresas tienen una tripulación para cada barco", explicó.

Esta tensa relación entre el sindicato y la empresa viene de hace casi dos meses cuando Buquebus anunció el despido de 15 trabajadores y envió al seguro de paro a 70 funcionarios más. En ese entonces, la empresa justificó la decisión por la baja demanda que se había registrado durante el verano con solo un 40% de su flota en funcionamiento.