Crisis en Caputto envía 100 trabajadores derivados al seguro de paro

Economia & Agro

19/03/2019 18:04

Crisis en Caputto envía 100 trabajadores derivados al seguro de paro

Son empleados de Pamer, la empresa que le vende las cajas de cartón para los productos: la empresa de cítricos debe tres millones de dólares

Lo que comenzó como un miedo se cristalizó en las últimas horas para los trabajadores de la empresa Pamer, la fábrica más grande de Mercedes que nuclea a 280 trabajadores.

De ese total 100 fueron enviados al seguro de paro debido a que la empresa no puede sostenerse sin el cobro de un dinero que Caputto le debe y que asciende a los tres millones de dólares.

"La situación tiene un foco en la baja producción pero también en una deuda enorme que tiene Caputto con nosotros y que sin ese dinero no se puede funcionar. Hoy la citrícola debe tres millones de dólares y sin ese dinero la empresa tomó la determinación de enviar a 100 trabajadores al seguro de paro. Si bien el anuncio fue hace unos días se cristalizó en las últimas horas porque el lunes ya hubo muchos compañeros que no fueron a la planta", dijo a ECOS el vicepresidente del gremio de Pamer, Juan Perini.

La expectativa de los trabajadores es que Caputto salde la deuda con Pamer para restablecer a los funcionarios antes del inicio de la zafra, pactada para los primeros días de abril.

"Hoy tenemos esa expectativa pero nadie nos da la seguridad de que eso ocurra. Estamos esperando que Caputto pueda regularizar su situación y mientras tanto le pedimos a Ernesto Murro (Ministro de Trabajo y Seguridad Social) para el día jueves. Nosotros queremos trabajar y estamos buscando soluciones, porque los trabajadores son rehenes de una situación de otro sector que no buscaron", agregó Perini.

Caputto enfrentó serias dificultades en los últimos meses y eso motivó a que el Sindicato Único de Citrícola Salteña (SUCSAL) se reuniera con el prosecretario de Presidencia de la República, Juan Andrés Roballo y con el propio Murro a los efectos de llegar a un acuerdo de intervención que le permita a la empresa comenzar a trabajar.

"Hubo reuniones con ellos y nos dieron la garantía de que la empresa iba a funcionar. Hoy no miento si digo que la empresa está fundida, no hay ni para comprar un tornillo y no hay insumos para trabajar. La empresa tiene una deuda enorme, a otras empresas, pero también a sus propios trabajadores", dijo a este portal el coordinador general de la SUCSAL, Marcelo Di Paola.

Caputto tiene cerca de 1900 empleados directos y mantiene deudas salariales, según el sindicato, con 950 trabajadores.

"Al acuerdo al que llegamos con Murro y con el prosecretario Roballo indica que el dinero que se preste es para comenzar a funcionar nuevamente y no para saldar la deuda de los trabajadores. Para que nosotros podamos cobrar la empresa debe funcionar y generar liquidez", agregó Di Paola.

Según Di Paola el Poder Ejecutivo se comprometió a asistir económicamente a la empresa salteña para no poner en riesgo el nuevo comienzo de zafra y para pagar insumos y combustible.