Argentina negocia para que Uruguay levante restricción de cinco kilos

Publicado: 9/09/2018 13:23
Argentina negocia para que Uruguay levante restricción de cinco kilos

Del otro lado del río se considera injusta la medida ya que cuando la situación era inversa los comerciantes locales fueron beneficiados.

La corrida cambiaria de las últimas semanas disparó una serie de movimientos entre los argentinos que, habitualmente, buscan refugios que les aseguran rentabilidad a sus inversiones en el exterior, ya sea en dinero o en propiedades.

En Uruguay, uno de los lugares tradicionales para esos fines, hubo un aumento de quienes buscan vender sus inmuebles. Como contrapartida, el salto del dólar disparó en un 25% las consultas para invertir en Miami e incluso para obtener la residencia en esa ciudad.

Así lo indica un reporte divulgado este domingo por Perfil. En Uruguay “hubo un movimiento de gente que dejó propiedades en venta en Punta del Este, que antes no estaba del todo decidida a vender. Y también hubo movimiento de quienes tratan de comprar propiedades para renta, sobre todo departamentos chicos en Montevideo, que dan un retorno de 5% en dólares”, dijo Gustavo Pereira, titular de la inmobiliaria Amarras.

Luego de las recientes medidas relativas al fin del secreto fiscal y el blanqueo de capitales, Uruguay dejó de ser un plaza para los depósitos de argentinos, pero a través de su sistema de banca offshore es una vía para llegar a otros destinos, como Panamá o Miami.

El presidente del Banco Central, Mario Bergara, explicaba la semana pasada que, si bien la crisis argentina impactaría en el turismo local, el sistema financiero estaría a salvo.

Es que los depósitos de argentinos pasaron de 40% del total en la crisis de 2002 al 5% en la actualidad, aunque sigan siendo la mitad del dinero extranjero confiado a los bancos uruguayos.

Miami, en tanto, es un mercado que da seguridad jurídica y rentabilidad en dólares a quienes invierten, apunta Jorge Kupferman, un broker argentino de Miami Life Reality.

A todo esto la Cancillería argentina le pidió explicaciones al Palacio Santos sobre las restricciones que Aduanas implementó la semana pasada para las compras de uruguayos en el vecino país.

El producto más cotizado era la nafta que, con una relación monetaria de uno a uno, mantenía una diferencia de precios que alcanzaba los 17 pesos. Una situación que pretendió ser salvada con el aumento de la devolución del Imesi para las compras en las estaciones de servicio cercanas a los pasos de frontera con Argentina, que llevó la diferencia al entorno de los cuatro pesos.

Las diferencias son notorias también en el precio de los alimentos, que están a un tercio o a la mitad de precio con respecto a Uruguay, apuntó TN.

Con todo, en una tarde normal puede llegar a haber por estos días hasta 80 autos uruguayos estacionados frente al centro comercial de Colón, la ciudad ubicada al otro lado del puente internacional que la une con Paysandú.

Lo que el Palacio San Martín negocia con el Ministerio de Relaciones Exteriores es que se levante la restricción de los cinco kilos, una medida considerada injusta, ya que cuando la situación era al revés los argentinos compraban en Uruguay, cuyo comercio se vio beneficiado por la situación.

El fin de semana pasado, el paso de uruguayos a través de los cruces de Colón, Concordia y Gualeguaychú creció 30% con respecto al primer sábado y domingo de agosto. En solo tres días, fueron 30 mil las personas que ingresaron a ese país.