Foro propone integración y estabilidad para Latinoamérica ante desafío

Publicado: 7/04/2017 05:22
Foro propone integración y estabilidad para Latinoamérica ante desafío

"No hay desarrollo de calidad si tenemos instituciones débiles", advirtió el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo.

El Foro Económico Mundial para América Latina vivió este jueves la primera de sus dos jornadas en Buenos Aires con coincidencias en que una mayor integración y estabilidad serán clave para que la región pueda afrontar el desafío de un escenarios mundial cambiante y que cuestiona el modelo globalizador.

Cerca de 1.200 líderes del mundo de la política, la economía, los negocios y la sociedad civil se reúnen hasta este viernes en la décimo segunda versión latinoamericana del Foro de Davos que se realiza en un hotel de la capital, en medio de estrictas medidas de seguridad y que coincidió con una huelga general en Argentina.

Una de las intervenciones más esperadas fue la del presidente argentino, Mauricio Macri, quien se mostró "optimista" respecto al futuro de la región porque no solo tiene "salida al Atlántico y al Pacífico" y grandes recursos naturales y humanos, sino que además es la mayor "zona de paz" del mundo y eso hoy "es muy importante".

En ese sentido, Macri pidió que "en unos años podamos tener una América Latina Integral", con una profundización de los vínculos entre los bloques de la región.

En uno de los principales plenarios de debates, el eje estuvo precisamente puesto en la necesidad de una mayor integración, no solo comercial, sino también política y en infraestructura, en la región para responder a desafíos recientes de impacto global, como el "Brexit" y la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

El alemán Hans-Paul Bürkner, titular de la consultora estadounidense The Boston Consulting Group, describió un panorama global de crecimiento lento, alto desempleo y "aversión" a la apertura, ante lo cual dijo que los países latinoamericanos deben dejar de estar "cerrados" y fomentar, al menos, el comercio dentro de la región.

A nivel mundial, el modelo de la globalización es cuestionado, en particular porque sus supuestos beneficios no llegan a amplios sectores de las poblaciones, provocando lo que algunos expertos han calificado como "desazón social".

"Lo que estamos viendo es la insatisfacción de la población con la falta de respuestas", dijo en otro tramo del foro la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan.

En momento en el que el auge del proteccionismo y el nacionalismo resurgen en el mundo, América Latina debe, además, encontrar sus oportunidades en la integración, que puede ser un "salto cualitativo", de acuerdo a la secretaria general iberoamericana.

La urgencia de un liderazgo político más comprometido quedó evidenciada en otra mesa de debate, en la que se marcó la necesidad de generar condiciones de estabilidad política a largo plazo como condición para el avance económico.

"No hay desarrollo de calidad si tenemos instituciones débiles", advirtió el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno.

En ese contexto cobra especial importancia la lucha contra la corrupción, pese a que la salida a la luz de escándalos como los que recientemente se han destapado en Brasil, generen inicialmente incertidumbre.

Para la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe. (CEPAL), Alicia Bárcena, "lo más grave de la corrupción es la impunidad y lo que a la región le ha fragilizado", generando en la sociedad "desconfianza y desencanto", algo que, recalcó, "es muy grave".

Otros de los focos de preocupación de los expertos y representantes gubernamentales ha sido el comercio y los efectos del viraje hacia el proteccionismo, en particular por las medidas que pudiera adoptar Trump.

Según David Lipton, primer subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), "las incertidumbres en torno a las políticas del nuevo Gobierno de los Estados Unidos van a continuar siendo muy relevantes para el continente".

"Todos en el continente tendrán que lidiar con las decisiones de políticas que se tomen en Washington, pero creo que, frente a esa incertidumbre, lo importante es que en América Latina se haga todo lo necesario para que se fortalezca el crecimiento de largo plazo", señaló el representante del FMI.

Con este panorama tan complejo y no exento de riesgos para la región, la buena noticia que se festeja en los pasillos del foro es que, pese a todo, Latinoamérica volverá a la senda de crecimiento económico este año.

"La región tuvo un año deplorable en 2016, pero está saliendo de la recesión", afirmó Lipton, que es "optimista" en su pronóstico para la región, con "una recuperación modesta del 2,7 %" para este año.

Una perspectiva positiva que comparte la secretaria ejecutiva de la Cepal, quien destacó que Latinoamérica volverá a "tasas de crecimiento positivas, después de dos años de contracción", con una proyección de expansión económica para la región del 1,3 %, según los cálculos del organismo.

EFE/Natalia Kidd