2017 será "punto de inflexión en la economía sudamericana, según BBVA

Publicado: 9/03/2017 16:55
2017 será "punto de inflexión en la economía sudamericana, según BBVA
Economista jefe para América del Sur del BBVA Research, Juan Manuel Ruiz.

Según el economista Juan Manuel Ruiz, se terminaron los años de desaceleración y en 2017 se ven crecimientos positivos.

Este año será un "punto de inflexión" para la economía de Sudamérica en el que se terminará con la dinámica de desaceleración de los últimos años, dijo en Montevideo el economista jefe para América del Sur del BBVA Research, Juan Manuel Ruiz.

"La buena noticia es que terminamos los años de desaceleración y en 2017 vemos crecimientos positivos y en ascenso", expresó Ruiz durante un acto, y admitió que pese a ello el crecimiento es bajo "para el potencial de la región" y por lo tanto es necesario hacer más.

Asimismo, el economista expresó que este crecimiento debe considerarse dentro de un contexto global, en el que hay dos situaciones distintas.

Así, Ruiz diferenció entre "los datos reales" donde aparecen señales positivas como el crecimiento global y las "grandes incertidumbres" que genera la nueva administración de Estados Unidos.

Dicha situación afecta directamente a México, en donde se observa "un desplome" de los indicadores de confianza del país norteamericano, a diferencia de Sudamérica, donde hay una "fuerte recuperación" principalmente de Brasil, Chile y Perú.

Con respecto al crecimiento, Ruiz expresó que se prevé un mayor porcentaje en Perú, Colombia y Argentina, aunque también manifestó un "cauto optimismo" por la situación de Brasil.

"Brasil está en vías de recuperación gradual a pesar del desempeño de crecimiento que no ha sido bueno el año pasado. El primer motivo es disminución de la incertidumbre política, el segundo elemento positivo es que la administración del presidente Michel Temer ha dado pasos decisivos para la reforma fiscal", subrayó Ruiz.

En tanto, la economista jefa para BBVA Research Argentina, Gloria Sorensen, analizó la situación fiscal y monetaria de Argentina en la que, gracias a las políticas efectuadas, los flujos de capital entran para "aprovechar las oportunidades" y ello genera que el tipo de cambio en términos reales se aprecie.

"Lo que quiere decir que sube menos que la inflación, entonces la Argentina empieza a tener problemas de competitividad", añadió.

A diferencia de su vecino, Uruguay consiguió una mejora en su tipo de cambio real ya que decreció "un poco más" que sus socios comerciales en relación a la inflación.

"Pensamos que este año el tipo de cambio se va a depreciar un poco más que la inflación, alrededor del 10 % y Uruguay ganaría competitividad. En Argentina y Brasil esperamos una menor depreciación que la inflación con lo que Uruguay podría empezar a ganar competitividad en este año y en el próximo", concluyó Sorensen.

EFE