Piñera aplaude las políticas de Macri e insta al Mercosur a reformular

Publicado: 8/03/2017 17:19 | Actualizado:
Piñera aplaude las políticas de Macri e insta al Mercosur a reformular

El expresidente chileno se reunió con el mandatario argentino para plantearle acuerdos con el mercado regional.

El expresidente chileno Sebastián Piñera alabó las políticas del gobierno de Mauricio Macri y dijo que Argentina está "viendo la luz al final del túnel", además de llamar al Mercosur a reformularse y aumentar sus lazos con la Alianza del Pacífico, durante un foro celebrado en Buenos Aires.

Favorito en las encuestas para las elecciones presidenciales chilenas del próximo noviembre, Piñera consideró que "Argentina estaba en una situación muy delicada" y que los gobiernos anteriores "le daban morfina", en declaraciones a la prensa tras intervenir en un encuentro sobre las perspectivas de futuro para el país suramericano organizado por la revista anglosajona The Economist.

"El presidente Macri decidió enfrentar el problema y el problema requería que el enfermo pasara por el quirófano. Macri no optó por una cirugía a corazón abierto porque pensó que el enfermo no la resistía pero sí está haciendo cirugía para sanar los problemas de fondo. Y nunca es agradable ni es cómodo", argumentó.

Piñera resaltó que sabe que "el año 2016 fue un año muy duro" para los argentinos, pero se mostró "seguro" que no fue "en vano".

"Yo creo que este año Argentina va a volver a crecer, después de cinco años, va a volver a crear trabajos, va a mejorar los salarios, va a mejorar la inflación, va a bajar el déficit... Y por tanto va a sentar las bases para un crecimiento más sólido", agregó.

Piñera se reunió con Macri y uno de los principales puntos de diálogo entre ellos fueron las posibilidades de intensificar la relación entre la Alianza del Pacífico (Chile, México, Perú y Colombia) y el Mercosur (Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, con Venezuela cesada en sus derechos desde diciembre pasado).

"Yo creo que el Mercosur fue concebido de una forma que, en mi opinión, no es la correcta. A diferencia de la Alianza del Pacífico, el Mercosur fue una integración de países pero creando una barrera, un muro, con el resto del mundo. La Alianza del Pacífico fue una alianza de países para juntos integrarse en mejor forma al mundo"

"Ahora, con los nuevos vientos que soplan en Brasil, en Uruguay y en Argentina yo creo que el Mercosur se está reorientando y que va a converger", prosiguió.

Otro tema que trató con Macri fueron los conflictos que surgen en el desarrollo de la función pública para figuras que, como ellos dos, proceden del mundo empresario.

Pocos días después de que se conociese que Piñera deberá declarar como imputado en una causa que investiga la compra de acciones de una pesquera peruana mientras era jefe de Estado y ambos países estaban enfrentados en la Corte de La Haya por la delimitación de la frontera marítima, el exmandatario aseguró que la única vía para aclarar los posibles conflictos de intereses es la "transparencia".

En Argentina, también Macri se vio afectado en las últimas semanas por actuaciones de la Justicia que cuestionan acuerdos alcanzados por el Estado en los que están implicadas compañías del grupo empresarial del padre del mandatario, Franco Macri.

"Mientras yo fui presidente, durante casi 1.500 días, sin descanso, sin interrupciones, me dediqué en cuerpo y alma a un solo objetivo: cómo mejorar la calidad de vida de todos los chilenos. Y yo estoy seguro de que el presidente Macri hace lo mismo", opinó.

Piñera prefirió no hacer declaraciones sobre cuestiones internas de su país, al alegar que de los problemas de Chile prefiere hablar allí, pero sí confirmó que en este mes aclarará públicamente su candidatura a suceder a Michelle Bachelet.

"Dije hace mucho tiempo que marzo iba a ser el mes de las definiciones. Estamos en marzo y voy a cumplir ese compromisos", recalcó.

No obstante, en su exposición como invitado del foro, sí que tuvo palabras críticas sobre el actual Gobierno y aseguró que el escaso crecimiento de Chile y la baja creación de empleo no se pueden achacar a la crisis internacional del precio de las materias primas sino a las "malas políticas económicas" de un país en el que "el Estado invade todo". EFE