Empresa chilena confiesa colusión en el mercado de pañales de bebé

Publicado: 20/12/2016 14:05
Empresa chilena confiesa colusión en el mercado de pañales de bebé
KKC.

Realizaban acuerdos de alzas de precios o intercambios de información entre las marcas. Bachelet rechazó estas "malas prácticas".

La Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC) de Chile, admitió hoy haber acordado con la trasnacional Kimberly Clark para manipular el mercado de los pañales desechables.

La empresa, que en 2015 también confesó haberse coludido durante más de diez años con otras firmas para manejar el mercado del papel higiénico y productos tisú, utilizó la figura de la delación compensada para acusarse ante la Fiscalía Nacional Económica (FNE).

En el documento, al que tuvo acceso el diario La Tercera, el fiscal de la CMPC, Rafael Cox, reconoce "acuerdos de alzas de precios, intercambios de información de alzas de precios, coordinación en la participación en actividades promocionales y acuerdos de posicionamientos relativos de precios con Kimberly Clark.

Esos acuerdos "se habrían alcanzado principalmente en relación a pañales de bebé, pero habrían involucrado también a otros productos del negocio sanitario".

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, condenó hoy el caso y reiteró su intención de que estas situaciones no se vuelvan a repetir.

"Esas malas prácticas de los empresarios afectan la confianza y frenan también el desarrollo. Hemos llevado adelante una profunda agenda de transparencia y vamos a seguir fortaleciendo las instituciones que velan por los derechos de los consumidores y por el buen funcionamiento de los mercados", incidió.

Los acuerdos operaron entre los años 2002 y 2009 entre las marcas Babysec, de la CMPC, y Huggies, de Kimberly Clark.

La información de esta confabulación se dio a conocer a poco más de un año de conocerse el escándalo del papel tisú, en octubre de 2015, que se encuentra en su última etapa en el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC).

También en ese caso se desarrolla una mesa de trabajo entre la CMPC, el estatal Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) y organizaciones de consumidores sobre eventuales compensaciones a los afectados.

En la confesión del caso de los pañales, la CMPC señala que los acuerdos con Kimberly Clark "habrían sido esporádicos, en un ambiente general de competencia y fuertes variaciones en las participaciones de mercado".

Según la chilena, en los años 2000 y 2014 su participación en el mercado de pañales pasó del 0 % a cerca del 30 %, a costa de Kimberly Clark y de Procter & Gamble, aunque en el caso de esta última no se encontraron evidencias de acuerdos, aunque sí de "intentos" de contactar a sus ejecutivos.

Ricardo Mewes, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), también se refirió a la situación y en declaraciones al Canal 24horas consideró " un golpe adicional a los tantos que hemos sufrido el último tiempo".

"Nosotros vamos siempre a condenar con todo ese tipo de actividades, todo acto de colusión, primero porque no corresponde, es ilegal y nuevamente afecta la imagen del empresariado que ya está muy golpeada".

Antes de estos casos que involucran a la CMPC, se conocieron contubernios similares entre las tres principales cadenas farmacéuticas de Chile y también entre las tres mayores productoras de pollos faenados.

EFE