Coronavirus en Uruguay
1384

Confirmados

37

Fallecidos

1157

Recuperados

Coronavirus en el mundo
20.423.897

Confirmados

744.649

Fallecidos

12.631.548

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Argentina: precios al consumidor aumentaron 42,4 % interanual en julio /// El rugby posterga su regreso /// Israel y los EAU acuerdan establecer lazos diplomáticos, anuncia Trump /// Asesinaron a un hombre de un disparo en la cabeza en Piedras Blancas /// Azucena Arbeleche fue nominada para Comité de Desarrollo del BM y FMI
Historia

28/07/2020 11:58

Navidad en julio, no es una broma

Para algunos países, esta tradición está por cumplir su primer centenario, aunque tal vez mucha gente jamás haya escuchado hablar de ella.

Navidad en julio, no es una broma
Para algunos países, esta es una tradición que está a punto de cumplir su primer centenario. No obstante, habrá tal vez mucha más gente que jamás haya escuchado hablar de ello: celebrar la Navidad en el mes de julio. Hay quienes datan la primera Navidad en julio como una cuestión sin grandes pretensiones sucedida en Carolina del Norte en 1933, en un campamento para niñas llamado Keystone Camp en Brevard, como una fiesta en la que todos los participantes mostrasen afecto a sus compañeros fabricando regalos originales y simulando la noche de Navidad. Hubo nieve artificial, sacos y decoración. ¿Es una idea descabellada? Dependiendo de lo que cada cual interiorice al respecto, tal vez no tanto. Ellos jamás imaginaron que habían sido los primeros del mundo en celebrar la Navidad en Julio, pero de hecho así fue, de manera independiente a los efectos del clima.

Si recordamos la película de Solo en casa 2, se planteaba una situación en la que la familia de Kevin decidía pasar las fiestas navideñas en Miami, para queja de algunos de los miembros, que no comprendían cómo iban a vivir el espíritu de la navidad a 30º, en la playa , sin nieve, chimeneas o jerseys tradicionales. De hecho, en el fondo todos envidian a Kevin por volar accidentalmente a Nueva York, donde las navidades son como en las películas. Esto mismo ha sucedido en diferentes puntos del planeta, que empapados por el concepto tradicional de Navidad, buscan la manera de forzar el ambiente frío para celebrar esta festividad, y si para ello hay que trasladar la fecha al mes de julio, ¡no tienen ningún problema en hacerlo!

Así, principalmente en Australia y en South Africa aprovechan los últimos días del mes de julio (la fecha no es la misma cada año, sino que tratan de hacerla coincidir con el fin de semana) para celebrar esta fiesta incluso con nieve real, pues disponen de zonas montañosas que lo permiten. Aún así, no son los únicos que se han sumado a esta moda, y con el tiempo, también en algunas partes de Nueva Zelanda, Canadá, Reino Unido y algunos de los Estados Unidos del Sur. Podría pensarse que esta iniciativa tiene un origen comercial, pero no es así, más bien está relacionada con la emigración de estados del norte a estados del sur y cómo extrañaban en un principio sus arraigadas tradiciones.

Sí, es cierto, no obstante, que poco a poco se ha convertido en una excusa para activar el comercio en estos meses (sobre todo el comercio minorista), celebrar fiestas porque sí y generar un turismo muy específico que, aun procediendo de zonas en las que la Navidad de diciembre acontece en pleno invierno, disfrutan tanto de estas fechas que prefieren celebrarlas cada seis meses en vez de cada doce. Los países que festejan Navidad en julio han desarrollado un verdadero ecosistema alrededor de esta fiesta totalmente enfocado a que el turismo se sienta cómodo.

También hay muchas personas que aprovechan para adquirir productos típicos navideños en julio para hacer uso de ellos en diciembre y así repartir el gasto en dos momentos del año, ya que de todos es sabido que en Navidad nuestros gastos se disparan entre vestuario, comida, regalos y elementos decorativos. Recordemos, en este caso particular, que no hay sorteo navideño de la popular lotería El Gordo en esta fecha. Estos boletos quedan reservados al mes de diciembre. Para algunos, el momento del famoso sorteo va estrechamente ligado a la Navidad, y es que de hecho, gente de todo el mundo que no compra asiduamente loterías no deja pasar la ocasión en Navidad, una época de esperanza y de propósitos de empezar el nuevo año con mejor pie que el anterior. Por el momento, no han conseguido replicar una lotería como esta en julio, pero podrían llegar a sorprendernos.