Coronavirus en Uruguay
1353

Confirmados

37

Fallecidos

1125

Recuperados

Coronavirus en el mundo
19.919.559

Confirmados

732.284

Fallecidos

12.143.142

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
La vacuna rusa será producida en el sur de Brasil /// Diego Godín y su alegría tras la clasificación del Inter a semifinales /// Murieron 34 refugiados por explosión del puerto de Beirut según ACNUR /// Operación Casa Grande desmanteló organización criminal en Salto /// Grupo Asesor Científico Honorario apuntó contra noche de la nostalgia
Historia

3/07/2020 16:43

¿Quién fue Pepe Botella y por qué le decían así?

Su hermano, Napoleón Bonaparte lo nombró rey de Nápoles y luego, en 1808, de España, país al que se trasladó de inmediato.

¿Quién fue Pepe Botella y por qué le decían así?
Estudió leyes en Pisa (Italia) siendo en 1796 comisionado para desempeñar importantes misiones diplomáticas en Córcega, pasando después a Parma y más tarde a Roma. Fue diputado en el Consejo de los Quinientos, el órgano legislativo inferior en la época del Directorio; firmó en 1801 los tratados de Luneville y el Concordato con la Santa Sede y, en 1802, el Tratado de Amiens.

Casado con Julia Clary, hija de un rico jabonero de Marsella, José Bonaparte tuvo dos hijas: Zenaida (casada con Carlos Julio Bonaparte) y Carlota (casada con Carlos Bonaparte Bleschamp). Julia Clary nunca pisó tierra española, al permanecer en París defendiendo los intereses de su esposo ante Napoleón.

Durante las guerras napoleónicas, José I actuó como enviado de su hermano y firmó tratados con Estados Unidos, Austria, Gran Bretaña y el Vaticano. Fue embajador en Roma en 1797 y contribuyó a la preparación del golpe de Estado dado por su hermano, el 9 de noviembre de 1799, según consignó Cervantes Virtual.

Cuando llegó a Madrid, España se encontraba sublevada a causa del motín del 2 de mayo, y apenas tuvo tiempo de instalarse, debió marcharse presuroso ante la derrota francesa en Bailén.

Tras la intervención del propio Napoleón, con el grueso del ejército francés, pudo establecer su gobierno en la capital del reino, pero sus medidas liberales e ilustradas toparon con la hostilidad popular, que lo hacía víctima de burlas respecto a su supuesto alcoholismo (recibió el apodo de Pepe Botella).

Tras la batalla de los Arapiles, y ante el avance del duque de Wellington, dejó Madrid llevándose gran cantidad de riquezas, según sus detractores, y se trasladó a Vitoria, donde se enfrentó al inglés y fue derrotado. Luego de la caída de Napoleón, vivió en Estados Unidos y en Italia donde murió.