Coronavirus en Uruguay
1384

Confirmados

37

Fallecidos

1157

Recuperados

Coronavirus en el mundo
20.423.897

Confirmados

744.649

Fallecidos

12.631.548

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Argentina: precios al consumidor aumentaron 42,4 % interanual en julio /// El rugby posterga su regreso /// Israel y los EAU acuerdan establecer lazos diplomáticos, anuncia Trump /// Asesinaron a un hombre de un disparo en la cabeza en Piedras Blancas /// Azucena Arbeleche fue nominada para Comité de Desarrollo del BM y FMI
Opinión

6/08/2020 13:55

El idioma inclusivo

Por: Mercedes Vigil

Hay un universo en donde las palabras no giran alrededor del hombre o la mujer.

El idioma inclusivo

FocoUy

Publicado: 6/08/2020 13:55

Uno de los problemas del sistema que hoy padecemos es la infinidad de leyes y decretos que se sancionan con el solo fin de contentar reclamos o voluntarismos sectoriales, dejando de lado el sentido común.

Estudiar y atender lo que pasa en el mundo es de rigor en otras disciplinas y el cotejar resultados es imprescindible en áreas como la medicina, la arquitectura, etc., etc.

Esta premisa fundamental es ignorada por algunos funcionarios que pretenden que el idioma genere sociedades inclusivas, asunto que nunca será posible porque el proceso es inverso.

El idioma siempre ha recogido idiosincrasias, nunca las ha creado.
Por eso sería importante que los funcionarios que gastan nuestros dineros tuvieran la disposición de estudiar lo que pasa en el mundo y los resultados de lo que proponen.

Hay un universo en donde las palabras no giran alrededor del hombre o la mujer. El idioma persa nunca tuvo género y “u” se usa para decir “ella” o “él”.

Hoy el persa o farsi es el idioma oficial de Irán y de millones de personas en países como Afganistán, Irak, Omán y Emiratos Árabes. No tengo que contarles el tipo de “inclusión” de esos países.

Señores funcionarios, no van a inventar un idioma que cambie la relación entre los ciudadanos. Dejen de gastar el dinero de los contribuyentes en medidas que no darán resultado y estudien, estudien que es la única manera de sacar al país adelante.

La igualdad, el respeto y la dignidad en una sociedad se construye educando en valores y no bailando al ritmo de meras conveniencias electorales, tan efímeras como infructuosas.