Coronavirus en Uruguay
977

Confirmados

29

Fallecidos

878

Recuperados

Coronavirus en el mundo
12.457.806

Confirmados

559.619

Fallecidos

7.263.020

Recuperados

Editorial:Montevideo, una ciudad a iluminar
Ver editoriales anteriores
COVID-19: tres países sudamericanos son parte de los diez más afectados del mundo /// La Libertadores volverá el 15 de setiembre y la Sudamericana el 27 de octubre /// Inumet alertó una ola de frío para la próxima semana /// Surfista adolescente murió tras el ataque de un tiburón blanco en Australia /// Se detectaron ocho casos nuevos de covid-19 en Uruguay
Opinión

7/07/2020 16:07

La importancia de mirar alrededor

Por: Enrique Lista

Opinión | Escribe Enrique Lista.

La importancia de mirar alrededor

FocoUy

Publicado: 7/07/2020 16:07

Uruguay presenta por lo menos hasta el momento un bajo (sería imprudente decir nulo) porcentaje de subregistros de infectados y por ende de muertos por el coronavirus y esto se puede observar si se tienen en cuenta varios factores más allá de los datos oficiales.

Para empezar, este problema del subregistro golpea a todos los países del mundo por diversas áreas como por ejemplo que el virus puede presentarse asintomático, que demora en desarrollarse como enfermedad y hasta por el número de muestreos que, cabe agregar, son más que los presentados los primeros días de comunicada la presencia de la pandemia en nuestro país.

Pero un dato esencial es que los prestadores de salud no han comunicado ningún tipo de incremento anormal de pacientes más allá de las consultas lógicas por prevención, es decir que no hay anormalidades en el número de camas utilizadas en hospitales y mutualistas por casos de enfermedades respiratorias.

Hay que dejar en claro una cosa, es lógico que haya más infectados en un territorio de lo que afirman las autoridades porque el análisis es de una complejidad abrumadora y no solo por el número de diagnósticos que se puedan hacer.

Sobre esto último, los especialistas afirman que el procedimiento de diagnósticos que sería el más efectivo es de 800 a 1000 test por millón de habitantes diarios, salvo excepciones nuestro país realiza el 50% de este número. Pero no es una mala noticia, los países desarrollados que ya se están imponiendo a la pandemia por cercanos a la curva descendente no superan los 250 test por millón diarios.

Sin embargo, el número de testeos no garantiza la efectividad inmediata. Chile es uno de los líderes en la región en cuanto a tests de COVID-19 por mil habitantes (9,44), por encima de Panamá (7,13) y solo superado por Perú (9,65), según datos del 30 de abril proporcionados por la Universidad de Oxford. Es decir que superan casi hasta por 10 lo recomendado, el problema es que no siempre fue así, en los dos países sudamericanos mencionados se obró muy tarde.

Para ser específicos, en Chile el primer caso de coronavirus se dio el 3 de marzo, en todo ese mes se realizaron 35.138 test, un promedio de unos 1130 por día, si, pero en una población de casi 19 millones de personas, es decir que el valor inicial de diagnósticos era 20 veces menor a lo pedido por los especialistas.

Para darse una idea y continuando con Chile, el brote y la propagación fue tanta que en los primeros 8 días de abril se realizaron 33.195, casi el mismo número del mes anterior.

Hoy ese país presenta unos 118 mil infectados y más de 1350 muertes en una gráfica que lejos está de comportarse como una meseta y menos aún de descender.

Hay que recordar que el propio representante de la OMS en el país andino, Fernando Leanes se llamó a silencio luego de haber declarado el 30 de abril que “Chile es un hito importante que se mira con atención en toda América”

Es decir, Este último jueves Chile rozó los 120.000 casos de la covid-19 tras otro día con más de 4.000 nuevos positivos.

En el caso de Perú por ejemplo el dato es tal vez más alarmante, las primeras 4000 pruebas ya presentaban unos 250 casos positivos de Covid-19. Un 6,25% de los testeados estaba infectado.

Al dia de hoy, Perú suma más de 180 mil contagios y supera las 5000 muertes.

La diferencia con Uruguay

En nuestro país, el mismo 24 de marzo, 11 días de encontrada la presencia del virus se duplicó la capacidad diagnóstica y se dispuso que a partir de ese momento cualquier persona que tenga fiebre y presente síntomas respiratorios (aunque no haya tenido contacto con un caso confirmado de Covid-19), estaría habilitado a solicitar el análisis clínico.

Sin saber como iría a golpear el coronavirus se manifestó una celeridad en medidas por parte de las autoridades y la sociedad.

Por ejemplo:


Ese mismo día se dispuso la prohibición de salida del país con fines turísticos a los ciudadanos uruguayos y extranjeros residentes en Uruguay y se amplió el número de refugios para las personas mayores de 65 años.

También ese 24 de marzo se acordó con la Asociación de Supermercados del Uruguay como mecanismo para evitar la aglomeración en lugares cerrados y protección de la población más vulnerable, reservar el horario comprendido entre las 8:30 y las 10 de la mañana para que los mayores de 65 años realicen sus compras.

Además, el Poder Ejecutivo remitió al Parlamento un proyecto de ley donde se incluyó a la infección por coronavirus como enfermedad profesional. De esta manera el personal de la salud privada que padezca la enfermedad podría obtener la certificación médica por 45 días, como ya la tenía el personal de salud pública.

Medidas que fueron desestimadas en gran parte del continente americano.

En América Latina el epicentro está Brasil, que ya supera los 500.000 contagios y es el cuarto país del mundo con más muertos por la covid-19, con más de 33 mil muertos. México también vive su momento más crítico, lo mismo que Ecuador donde las imágenes mostraron desde el colapso de los sistemas de salud hasta ataúdes en las calles de Guayaquil. Argentina, Colombia y Paraguay también ya presentan síntomas de descontento civil por las medidas gubernamentales tardías.

Uruguay, hasta hoy a demostrado determinismo y vanguardia.