Coronavirus en Uruguay
816

Confirmados

22

Fallecidos

680

Recuperados

Coronavirus en el mundo
6.015.616

Confirmados

367.423

Fallecidos

2.621.201

Recuperados

Editorial:La otra cara del Mayo francés
Ver editoriales anteriores
Mercedes Benz presentó su primer "premium" con tres filas de asientos /// Pedirán desde Argentina que se abra el puente en Paysandú /// Testearán a 18 personas en Tacuarembó y Montevideo por posible contagio de coronavirus /// Por todos los desaparecidos /// La ilegitimidad de la ocupación
Deportes

21/05/2020 07:48

El Balón de Oro de Maradona y su peor final: fue derretido

Por: Brahian Kuchman

El galardón al mejor jugador del Mundial 1986 fue robado por la mafia italiana tres años más tarde, pero Diego recién se enteró en 2010.

El Balón de Oro de Maradona y su peor final: fue derretido

@Conmebol.

El premio Balón de Oro lo otorga la FIFA al mejor jugador de cada edición de la Copa Mundial desde 1982.

Este premio nada tiene que ver con el Balón de Oro que entrega la revista francesa France Football cada año, desde 1956, al mejor jugador de equipos europeos hasta 1997, año en que se decidió abarcar a los futbolistas de todas las nacionalidades del mundo hasta la actualidad.

El primer sudamericano en ganarlo fue el brasileño Ronaldo justamente en el 1997.

Esta fue la razón por la que, por ejemplo, Diego Armando Maradona, que se desempeñó en los años 80' y principios de los 90', nunca pudo ser candidato a ganar este galardón a nivel de clubes, pese a que se destacó en el fútbol europeo.

Otro que hubiese alcanzado varios premios a este nivel pero no pudo debido a los requerimientos de nacionalidad fue Pelé, quien se desempeñó en el fútbol sudamericano durante los antepasados.

Más allá de las condicionantes que tuvo Maradona, que le prohibieron ganar su Balón de Oro a nivel de clubes, pudo lograr este premio a nivel de Copa Mundial cuando en México 1986 obtuvo la totalidad de los votos para quedarse con el máximo trofeo individual.

El argentino jugó un Mundial para la memoria de todos, con cinco goles y actuaciones que quedaron marcadas para siempre. Entre sus partidos más recordados, aparece el que jugó ante Inglaterra por cuartos de final, con el recordado gol -el primero- con la mano y -el segundo- que eludió a seis rivales -con arquero incluido- iniciando la jugada desde atrás de mitad de cancha.

Maradona fue más que merecido ganador del Balón de Oro de aquel Mundial, aunque, nadie se imaginaría el destino final que tendría dicho galardón.

Tras alzarse con la Copa del Mundo, la estrella de la selección campeona se dirigió con el premio individual rumbo a Italia para enrolarse en su club, Nápoli.

Al llegar a la ciudad italiana, Diego depositó su trofeo y otras de sus piezas más preciadas -relojes de lujo y joyas- en el Banco de Nápoli, pero, la certeza de garantía apenas duró tres años.

En 1989, el Banco al que Diego había depositado su confianza sufrió un asalto por parte de un grupo de delincuentes de la mafia napolitana, que sustrajo todas las pertenencias del argentino, entre ellas, el Balón de Oro.

Tras el robo, Maradona movió contactos y se comunicó con uno de los líderes de la mafia napolitana, Salvatore Lo Russo, para que lo ayudara a recuperar lo que había perdido, pero, después de mover cielo y tierra, Diego nunca pudo recuperar su tan valorado trofeo.

Con el paso de los años, Maradona dejó de lado el tema y lo dio por perdido.

Recién en 2010, es decir, 21 años después del robo, se supo qué fue del Balón de Oro que había ganado el mejor jugador del mundo en México 1986.

El propio Lo Russo lo confesó durante un interrogatorio de un juicio en el que el mafioso estaba acusado de tráfico de drogas.

“Hice que Maradona recuperara los relojes a través de ”Peppe 'o biondo"que los encontró en Picuozzi (los hombres del clan Mariano) en los barrios españoles", sostuvo Lo Russo al diario italiano Corriere della Sera tiempo después, aunque, el líder de la mafia dejaba en claro el detalle más importante para Diego: "El Balón de Oro no existía más".

“No fue posible recuperarlo porque ya lo habían derretido. También envié al lugar una suma de 15 millones de liras, pero me las devolvieron porque el trofeo ya se había ido", decía el narcotraficante.

"También recuerdo que entre los relojes que me enviaron había uno que no pertenecía a Maradona”, y aclaró: “Me hice muy amigo de Diego Maradona. A menudo visitaba mi casa porque decía que se sentía bien en mi compañía y sólo en un par de ocasiones me preguntó si podía conseguirle cocaína para uso personal”, expresó Lo Russo en una entrevista con el medio italiano.

El trofeo logrado por el argentino se terminó vendiendo en el mercado negro en lingotes en los que habían trasformado el Balón de Oro, así lo reveló Lo Russo.

El primer futbolista en ganar el Balón de Oro en un Mundial fue Paolo Rossi en España 82', luego llegó el turno para Diego Armando Maradona en México 86', Salvatore Schillaci en Italia 90', Romario en USA 94', Ronaldo en Francia 98', Oliver Khan en Korea-Japón 2002, Zinedine Zidane en Alemania 2006, Diego Forlán en Sudáfrica 2010, Lionel Messi en Brasil 2014 y Luka Modric en Rusia 2018.