11 de setiembre: la trágica fecha que paralizó y cambió el deporte

Por: Brahian Kuchman

Deportes

11/09/2019 07:36

11 de setiembre: la trágica fecha que paralizó y cambió el deporte

Archivo ECOS.

A 18 años de la tragedia que marcó a la humanidad, ECOS recuerda cómo aquella catástrofe sacudió al mundo del deporte. Historias y videos.

Fue uno de los momentos más trágicos de la historia de Estados Unidos. El atentado de las Torres Gemelas del 11 de setiembre de 2001 significó el mayor ataque terrorista que sufrió la ciudad de Nueva York cuando el World Trade Center fue atacado por cuatro aviones provocando miles de muertes.

A 18 años de la tragedia que marcó a la humanidad, ECOS recuerda cómo aquella catástrofe sacudió al mundo del deporte, que se volcó por completo con la causa y se paralizó.

El mundo cambió y el deporte también, pero...¿cómo procedieron las principales ligas de los deportes más populares a nivel local y mundial tras dicho suceso? ¿Qué medidas tomaron y cómo repercutió aquella fatalidad a nivel económico?

El terror se apoderó del país norteamericano y las autoridades, en señal de luto, decidieron suspender una de las competiciones deportivas más prestigiosas del mundo: la Major League de béisbol.

Al igual que el béisbol, el fútbol americano suspendió toda su jornada. Tampoco hubo partidos de hockey sobre hielo y el golf también se vio afectado tras la suspensión completa de la Ryder Cup, uno de los torneos más importantes de la disciplina a nivel mundial.
Homenaje en la reanudación de la liga de fútbol americano tras el atentado.
Homenaje en la reanudación de la liga de fútbol americano tras el atentado.

Esta prestigiosa competición no solo se suspendió por completo ese año sino que además marcó un antes y un después. Es que hasta el 11 de setiembre de 2001 el torneo se disputaba todos los años. A partir de ese momento, se empezó a competir en año par hasta la actualidad.

La final del US Open en tenis se disputó precisamente dos días antes de la tragedia. En aquella edición, estaba previsto que la foto oficial con el ganador se hiciera en las Torres Gemelas por lo que el fatal suceso impidió que Leytton Hewitt, que se llevó el Grand Slam, no fuera el último tenista en fotografiarse con los míticos edificios de fondo. Los medios de aquel país titularon que Hewitt salvó su vida por dos días.

Los equipos de la NBA estaban de pretemporada y todos ellos también suspendieron su preparación debido a los ataques. La Liga y varios equipos comenzaron a mostrar su apoyo con múltiples donaciones a las víctimas y sus familiares.

La Major League Soccer (MLS), como las otras ligas profesionales de fútbol en Estados Unidos, hizo una pausa. La temporada regular se canceló cuando restaban dos jornadas para que llegara a su fin. Se tomó la decisión que de acuerdo con la posición en la tabla los equipos avanzarían a la postemporada. El torneo se reanudó en octubre.

A nivel internacional

Precisamente, aquel 11 de setiembre estaba programada la primera fecha de la Champions League 2001/2002. Cuando el mundo entero supuso el aplazo de la jornada por respeto a las víctimas, la UEFA igualmente decidió competir. Se disputaron ocho partidos donde se guardó un minuto de silencio.
Minuto de silencio en partido por Champions League el día del atentado.
Minuto de silencio en partido por Champions League el día del atentado.

Sin embargo, al día siguiente, la UEFA recibió una lluvia de críticas, y tras presiones políticas, el organismo decidió aplazar todos los partidos de Champions y de la Copa UEFA. Todos ellos pasaron a disputarse el 10 de octubre, afectando de ese modo al calendario de la Copa del Rey.

En boxeo, la pelea por el título mundial de peso mediano entre el puertorriqueño Félix Trinidad y el norteamericano Bernard Hopkins, que estaba prevista para el 15 de setiembre en el Madison Square Garden de Nueva York, se terminó disputando el 9 de noviembre. Ambos boxeadores declaran hasta hoy que la pelea "se debería haber suspendido por completo".

La Vuelta Ciclista de España estaba en plena competencia. Al siguiente día, se guardó un minuto de silencio con todos los ciclistas americanos juntos y abrazados.

Domínguez, el único uruguayo que falleció en el atentado

Uruguay y el ciclismo también sufrió el golpe. Una de las víctimas del atentado fue Alberto Domínguez, un excampeón uruguayo de velocidad, en 1953, y que participó en los Juegos Panamericanos de Chicago, en 1959.

Domínguez, quién vivía en Australia y viajaba en el vuelo 175 de United Airlines, fue víctima de los secuestradores y terminó estrellándose contra una de las Torres Gemelas de Nueva York.

Años más tarde, en 2016, una reconocida radio de Australia le brindó tributo al uruguayo, quien fuera uno de sus voces pioneras y uno de los diez ciudadanos del país oceánico que murieron aquel 11 de setiembre de 2001.



Otras historias

El exbasquetbolista Michael Jordan iba a anunciar en esos días su regreso a la NBA. Sin embargo, decidió aplazar la rueda de prensa donde después anunciaría públicamente que donaría todo su sueldo del contrato con los Wizards (cerca de un millón de dólares por temporada) a las víctimas de los atentados.

La historia del múltiple campeón australiano de natación, Ian Thorpe, fue reconocida a nivel mundial luego de contar la anécdota que vivió ese día. El deportista se dirigía a las Torres Gemelas cuando recordó que había olvidado su cámara fotográfica en su habitación y decidió volver. Justo en ese lapso, unos 20 minutos, ocurrieron los atentados por lo que salvó su vida.
El béisbol se sumó a los homenajes tras la reanudación.
El béisbol se sumó a los homenajes tras la reanudación.

El Madison Square Garden, pabellón deportivo situado en Manhattan, se convirtió en un hospital con la finalidad de brindar apoyo y hospedar a los atentados heridos mientras eran atendidos por los médicos. Un hecho que quedó para el recuerdo.

Los equipos de bésibol, Yankees y Mets, cambiaron sus gorras por otras con las siglas NYPD y FDNY, los departamentos de policía y bomberos de la 'Gran Manzana', en honor a los caídos en las labores de rescate en las Torres Gemelas. Por primera vez en la historia, se retrasó la campaña en el calendario y la Serie Mundial finalizó en el mes de noviembre.

Homenajes

El deporte mundial se paralizó durante varios días pero se volvió a la rutina habitual con una excepción: se celebraron miles de homenajes y se lucieron millones de cintas negras en recuerdo de los fallecidos y heridos en aquella fatídica fecha.

El gesto más significativo fue el de Sammy Sosa, un bateador dominicano de los Chicago Cubs. Una vez que se reanudó la liga, Sosa protagonizó un acto para la historia tras anotar un "home run". Tomó una bandera de Estados Unidos y la paseó base por base. La gente no paró de aplaudir.
Sammy Sosa, bateador dominicano.
Sammy Sosa, bateador dominicano.

El partido de bésibol que enfrentó a los New York Yankees y los Arizona Diamondbacks en las finales de la liga de 2001 tuvo un protagonista especial: el entonces presidente de los Estados Unidos, George W. Bush.

Bush se vistió con un chaleco antibalas y se situó en el centro del Yankee Stadium para mostrar con un pulgar arriba que, un mes después, ya no había miedo. El público no dejó de corear "¡U.S.A!" mientras el mandatario ejecutaba el primer lanzamiento del partido.



Días después, el expresidente norteamericano expresó no haber sentido nada parecido en toda su vida.

La fecha que cambió el deporte

El 11 de setiembre de 2001 fue el día que el deporte en Estados Unidos perdió la inocencia y ya nada fue igual. Se encendieron las alarmas en los eventos deportivos masivos y las medidas de seguridad se transformaron en una garantía casi absoluta.

Actualmente, los guardias de seguridad en los estadios deportivos de aquel país están fuertemente armados custodiando todas las instalaciones: armas de alto calibre, cámaras ocultas, perros entrenados, detectores de metales y explosivos en las entradas a modo de evitar otro golpe terrorista.

Ello ha incrementado el costo de los eventos deportivos en todo el mundo, y se refleja en el precio de las entradas, como ejemplo.

El desastre no solo dejó miles de ciudadanos muertos y heridos, además de pérdidas monetarias. Es que Estados Unidos sufrió un fuerte golpe a nivel económico ya que se perdieron millones y millones de dólares por la detención de todas las competiciones.

Un día como hoy, pero 18 años atrás, se produjo una de las tragedias que nadie olvidará jamás y que marcaron un cambio radical en todos los ámbitos del deporte.