Los desafíos de Nicolás Núñez, el periodista que fue electo presidente

Por: Danilo Costas

Deportes

5/05/2019 09:38

Los desafíos de Nicolás Núñez, el periodista que fue electo presidente

Racing Club

Trabaja como periodista en Radio Monte Carlo y en Canal 4 pero deberá repartir el tiempo como presidente de Racing, el club de sus amores.

El periodista Nicolás Núñez fue electo el viernes como nuevo presidente del Racing Club de Montevideo, tras una elección con resultado cantado ya que la directiva presentó una lista única con el comunicador a la cabeza.

Núñez, quien trabaja como periodista en el noticiero de Canal 4 y realiza entrevistas en profundidad en las mañanas de Radio Monte Carlo, estará acompañado de Maximiliano Rodríguez, exfutbolista del club e hijo del presidente saliente, Raúl Rodríguez.

"Es una mezcla de alegría y de ansiedad también, porque es una responsabilidad muy grande y un desafío enorme. Fue un proceso de asimilar la nueva tarea porque me fui interiorizando de la vida del club y adquiriendo conocimiento. El año pasado me reuní con el presidente (Raúl Rodríguez) y le comuniqué mi intención de ser candidato teniendo en cuenta que había compañeros y socios que me veían como presidente. Su salida era una oportunidad de renovación y se lo comenté de frente. Raúl fue el primero que se enteró de mi candidatura y él me contestó que me apoyaba. Así comenzó a gestarse la unidad", dijo Núñez en diálogo con ECOS.

Para poder presentarse en la elección y asumir el cargo, Núñez debió pasar primero por los filtros de sus editores y jefes, tanto en Canal 4 como en Radio Monte Carlo.

"Se los dije y me apoyaron desde el principio. Yo soy periodista, ese es mi trabajo y por fuera de mi actividad profesional voy a ser presidente de un club. Voy a resignar tiempo de ocio, no de mis actividades profesionales. Voy a seguir cumpliendo mi horario como lo hacía habitualmente. Juan Castillo era director de Trabajo y al mismo tiempo presidente de Rampla y Juan Curutchet era presidente de Danubio cuando asumió su cargo en la Intendencia de Montevideo. Yo no quiero que Racing sea Nicolás Núñez fútbol club, tengo un equipo de trabajo y me voy a apoyar en ese equipo, no tengo que estar en todos los temas porque creo en el trabajo colectivo", expresó.

Consultado sobre los desafíos que tendrá que asumir en el nuevo mapa político que se abre en la Asociación Uruguaya de Fútbol tras el cambio de mando, Núñez dijo que buscará que prime el sentido común.

"En la AUF voy a tratar de aplicar el sentido común. Creo que ninguno de los que estamos de forma genuina en el fútbol nos podemos oponer o escandalizar cuando se pide honestidad y que los negocios sean cristalinos. Si hubo corrupción hay que limpiar. El diagnóstico de lo que pasa para los clubes menores es que hay que mejorar los ingresos y aplicar un buen plan de revisión de los gastos. Montar un espectáculo en el fútbol uruguayo es imposible. Las dos veces que te toca ser local por mes te generan una pérdida de 10.000 dólares. En un año son 120.000 dólares y cambiaría mucho la realidad si esa plata se puede invertir en los estadios o contratar a un jugador de calidad. Eso sería un plus al espectáculo, quizás soy ingenuo o estoy descontaminado, pero la lógica de sentido común la quiero aplicar para todo", sentenció.

Núñez, con 36 años, encabeza también una renovación dirigencial con perspectiva de abrir un gabinete profesional y paritario.

Racing conformó la nueva directiva con la presencia de dos mujeres entre las consejeras titulares, algo atípico en un fútbol doméstico. La abogada Rossana Tarrullo y la economista Paula Tartaglia acompañarán al presidente en el equipo de gobierno.

"Para mí la edad no es un tema ni una dificultad, quizás hace unos años me faltaba experiencia y quizás dentro de unos años no pueda dedicarle horas y tiempo para deslomarme trabajando. Creo que estoy en una etapa en la que puedo hacer un esfuerzo y dedicarle tiempo a mi trabajo y a mi pasión. Soy uno de los presidentes más jóvenes del ambiente pero no me molesta y no lo visualizo como una dificultad", indicó.

Dijo que el objetivo es implementar cambios pero sin desmontar una estructura que, para Racing, es exitosa.

"Racing es un club serio, con una política de contrataciones definida, con una estructura y con finanzas claras. Es un club que está al día, que hace años que se mantiene en Primera División, que tiene a las divisiones juveniles con muy buenos resultados. El desafío es aplicar cambios en el club a nivel de gestión pero sin tocar todo lo bueno que tiene Racing. Esto lo decía siendo oposición al gobierno anterior y lo mantengo ahora desde mi nuevo rol. Hay cosas para mejorar y tenemos que hacer una campaña de socios agresiva para arrimar a más gente", cerró.