Sabina Bello: "La gente se concientizó de que fue una injusticia"

Por: Leonel García
Publicado: 12/07/2018 17:04
Sabina Bello: "La gente se concientizó de que fue una injusticia"
Facebook

Más allá de la difusión del dolor por no participar del Sudamericano de Básquetbol femenino y su repercusión, eso no tiene marcha atrás.

El 5 de julio fue la catársis. A través de las redes sociales, Sabina Bello (29), jugadora uruguaya de básquetbol que defiende al Tomás de Rocamora de Concepción del Uruguay, en Argentina, manifestaba su enojo y su dolor porque la selección no participará del Campeonato Sudamericano femenino en Colombia, en agosto, apenas un mes después. En estos días, se sorprendió de la repercusión y el apoyo que tuvo su publicación.

Lo que no va a cambiar es la decisión de la Federación Uruguaya de Básquetbol (FUBB). Su presidente, Ricardo Vairo, confirmó que no se modificará la decisión de no enviar una representación a Colombia, en la que sería la primera ausencia de Uruguay en un Sudamericano desde su regreso a esta competencia, en el torneo de Chile, en 2010. La decisión fue tomada por un "tema presupuestal que responde a la estrategia trazada para el año, de acuerdo a los objetivos definidos", agregó.

"Lo que puse tuvo mucha repercusión, pero la decisión (de la FUBB) no tiene vuelta atrás", lamentó Bello desde Concepción del Uruguay, Entre Ríos. Su equipo, que cuenta con el apoyo del gobierno provincial, está disputando los playoffs de la Liga Femenina de Básquetbol argentina, integrada por ocho equipos y profesional. Ya hay ahí dos grandes diferencias con el medio uruguayo, en el cual ella salió ocho veces campeona con Malvín.

El básquetbol femenino en Uruguay también consta de ocho equipos - Defensor Sporting, Bohemios, Hebraica y Macabi, Malvín, Cordón, Atenas, Paysandú y Capurro- y es totalmente amateur. Eso no le quita pasión. Bello dice que sobre el final de la temporada pasada, a los partidos de Malvín iba tanta gente como a los partidos de hombres (que, por supuesto, cobran por jugar). "Hasta ahora no jugué con tanta gente acá, pero los partidos son televisados", agregó. Otra diferencia.

Bello estuvo en el regreso de Uruguay a los sudamericanos en 2010 y también en el primer triunfo de esta nueva etapa, en 2013, en el torneo de Mendoza (Argentina), ante Perú. "Los de esa generación somos las mayores de hoy en día". También jugó los campeonatos en Ambato (Ecuador) en 2014 y en Barquisimeto (Venezuela) en 2016. "El organizador, en este caso Colombia, se encarga de los gastos. Uruguay hubiera tenido que poner los pasajes". Se hubiera tratado de 15 o 16 pasajes, tomando en cuenta un plantel de 12 más el cuerpo técnico.

Eso no entró en el presupuesto. "Nos dijeron que si hubiera sido más cerca, íbamos". A Sabina eso no le cierra, ya que jugó sudamericanos en Ecuador o Venezuela, a no mucha menor distancia que Colombia. Y subraya que hubo una discriminación hacia el representativo femenino.

"Nosotras hemos tocado el tema de la desigualdad de género en la FUBB siendo conscientes que no es un tema solo de la Federación sino de toda la sociedad. Podrán decir que al básquetbol masculino lo ve todo el país, que es el segundo deporte. Pero como deportistas estábamos buscando un apoyo", indicó. "No solo faltó el sostén económico, tampoco hubo interés en que participáramos de este torneo".

Uruguay aún no había confirmado su plantel. Además, de Sabina, hay otras dos jugadores que se desempeñan en el extranjero, en universidades de Estados Unidos y México, donde están cursando sus estudios. El resto juega en el país.

Ella no imaginó que su desahogo en las redes iba a tener tanta repercusión. A través de sus cuentas de Facebook y Twitter, mucha gente se ha puesto "a la orden" y ofrece contactos. Ella aclara que no está detrás de una campaña de recaudar fondos y ha derivado esos mensajes hacia la FUBB.

"La gente se concientizó de que la situación que se vivió con nosotras fue una injusticia", afirmó Bello. "Estaría bueno que la Federación vea esto para retomar impulso", agregó. Eso se traduciría en fondos y cobertura en los medios. No sin cierta amargura, esta jugadora señala que el básquetbol femenino en Uruguay tiene presencia inexistente en los medios. Ella, multicampeona en su país y profesional de lo suyo en el extranjero, lo sabe más que nadie: "Estoy desde febrero en Rocamora y nunca me habían hecho tanta nota".