La curiosa maldición mundialista que cayó sobre el técnico de Bélgica

Publicado: 10/07/2018 18:21
La curiosa maldición mundialista que cayó sobre el técnico de Bélgica
EFE
Dembele, Witsel y Lukaku escuchan las indicaciones de Martínez.

Roberto Martínez tenía varias marcas por quebrar en el duelo ante Francia pero perdió 1-0 y se marchó a casa.

El entrenador español Roberto Martínez no pudo evitar la maldición mundialista de los entrenadores extranjeros, que nunca pudieron ganar una Copa del Mundo, tras caer ante Francia en el partido semifinal por 1-0.

En toda la historia de los mundiales siempre los entrenadores que terminaron festejando nacieron en el país de la selección que defendían.

Solo dos entrenadores extranjeros lograron meter a sus equipos en una final. Lo hizo el inglés George Raynor con Suecia en 1952 y el austríaco Ernst Happel con Holanda en 1978, pero ambos perdieron las finales.

Los entrenadores campeones fueron Alberto Suppici (Uruguay 1930), Vittorio Pozzo (Italia 1934), (Italia 1938), Juan López (Uruguay 1950), Sepp Herberger (Alemania 1954), Vicente Feola (Brasil 1958), Aymore Moreira (Brasil 1962), Alf Ramsey (Inglaterra 1966), Mario Zagallo (Brasil 1970), Helmut Schoen (Alemania 1974), César Luis Menotti (Argentina 1978), Enzo Bearzot (Italia 1982), Carlos Bilardo (Argentina 1986), Franz Beckenbauer (Alemania 1990), Carlos Alberto Parreira (Brasil 1994), Aime Jacquet (Francia 1998), Luiz Felipe Scolari (Brasil 2002), Marcello Lippi (Italia 2006), Vicente del Bosque (España 2010) y Joachim Löw (Alemania 2014).

Francia, Croacia e Inglaterra, los tres equipos en carrera para ganar el Mundial de Rusia tienen entrenadores nacidos en ese país, por lo que Martínez era el único DT en carrera hasta el choque de San Petersburgo.

A Martínez también le quedó otra marca por romper, ya que, de vencer a Francia, podía alcanzar a Vicente del Bosque y convertirse en el segundo técnico español en alcanzar una final, algo que tampoco logró.