Sanción a Peñarol: 150 mil dólares y sin público ante el Wilstermann

Publicado: 19/05/2017 11:14
Sanción a Peñarol: 150 mil dólares y sin público ante el Wilstermann
EFE (Archivo)
Felipe Melo pone a distancia a Matías Mier.

El equipo uruguayo la sacó barata en la Conmebol, piensan en el club. En su momento llegó a pensarse en descalificación para futuras copas.

La sanción que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) le impuso a Peñarol por los incidentes luego del partido contra Palmeiras, por la Copa Libertadores, fueron evaluadas positivamente por el club, en el entendido que podía haber sido mucho peor.

El club fue sancionado con una multa de 150 mil dólares y el jugar a puertas cerradas el último partido contra el boliviano Jorge Wilstermann, el próximo miércoles 24 de mayo en el estadio Campeón del Siglo.

“Durante mucho tiempo se habló de que la sanción podía ser la descalificación por un año de jugar la Copa (Libertadores) o de jugar muchos partidos sin público”, le dijo a ECOS el delegado de Peñarol, Jorge Barrera, también asesor legal de la institución. “Si bien uno nunca puede estar contento con un fallo en contra, creo que se hizo un excelente trabajo desde el punto de vista técnico y profesional. Y fue fundamental hacerse presente en las audiencias” de la Conmebol, agregó.

En un momento, se llegó a dar casi como un hecho que Peñarol debería jugar hasta tres partidos a puertas cerradas.

El partido entre Peñarol y Palmeiras, que se jugó también en el Campeón del Siglo el 26 de abril, terminó con una derrota de los carboneros por 3 a 2 y con incidentes en la cancha que luego se trasladaron a las tribunas.

Por estos incidentes, en un expediente paralelo, los futbolistas Matías Mier, Lucas Hernández y Nahitan Nández de Peñarol fueron suspendidos por la Conmebol por cinco partidos y con una multa económica de diez mil dólares para cada uno. Felipe Melo, el jugador brasileño que fue acusado por los carboneros de iniciar las provocaciones, fue sancionado con seis encuentros.

En el ámbito institucional, se considera que Peñarol la sacó barata. Ya está eliminado de la Copa y este último partido, como locatario, no iba a tener mucha convocatoria.

Por estos incidentes, el Palmeiras recibió una sanción de 80 mil dólares y la imposibilidad de tener público visitante por tres partidos, en encuentros organizados por la Conmebol.

“Para Peñarol, esto significa seguir su compromiso en trabajar por la seguridad en el fútbol”, añadió Barrera.