columnist

Descentralización y Equidad Territorial: cifras revelan logros del FA

Publicado: 11/11/2018 08:43

Opina Alejandro Sánchez*

Desde que el Frente Amplio asumió el gobierno nacional diversos indicadores refieren a una clara mejora de las condiciones de vida de las y los uruguayos no radicados en la capital de nuestro país. Estos datos positivos no son producto del azar, sino que son explicados por políticas promovidas en los últimos 13 años que profundizan los objetivos planteados. Para ello, se han profundizado herramientas ya existentes y se han creado otras nuevas. Se han invertido recursos para mejorar los servicios públicos y se ha promovido el desarrollo la actividad económica e inversión privada en el interior.

Tanto la descentralización como la equidad territorial son objetivos diferentes y complementarios. Por un lado, la descentralización consiste en el proceso de transferencia de poder desde el gobierno central a los gobiernos locales, departamental y municipal. Por otro, la equidad territorial, es el proceso que busca disminuir o minimizar las desigualdades desde el punto de vista territorial:mejorar el acceso a la salud, trabajo, vivienda, educación, infraestructura.

Para profundizar dichos procesos, los Gobiernos de FA han profundizado y mejorado las herramientas que existían y han desarrollado nuevos políticas e instrumentos. Por ejemplo: el Fondo de Desarrollo del Interior, creado a partir de la reforma de 1996 pero revitalizado con los gobiernos del FA, así como la promulgación de la Ley 18.567 y 19272 de Descentralización y Participación Ciudadana del 2010 y 2014, sumado al continuo aumento de la inversión en Salud y Educación pública y por último la promoción de la actividad económica a través de estímulos fiscales como es la Ley de la Promoción de la Inversión 16.906. Herramientas que configuran un marco perfectible y revisable, pero sin lugar a dudas han impactado directamente en el desarrollo de los territorios más olvidados de nuestro país.

Desempleo, pobreza e igualdad en el interior

Con relación al desempleo en el interior, en la década comprendida entre 1995 y el 2005 la tasa de desempleo se ubicó en un promedio de 13%, mientras que entre 2006 al 2018 dicho indicador se ubicó en 8,2 .

Si vemos la incidencia de la pobreza: en el 2006 representaba el 32,5% en todo el país y 32,3% en el interior, en el 2017 las cifras son de 7,9% y el 5,8% respectivamente. A su vez el interior sufrió un proceso desconcentrador de los ingresos, en función del aumento de los ingresos de los hogares, hecho que se constata con la realidad. El ingreso por persona aumentó un 50 % en términos reales del 2005-2018. y por contrapartida en el período (1990-2005) descendió un 32%.

Desarrollo del interior: Fondos para Municipios e Intendencias

Uno de los instrumentos más importantes para la descentralización e inversión en obra pública es el Fondo de Desarrollo del Interior. Creado en la reforma de la constitucional de 1996 y financiado a partir de los tributos nacionales recaudados en el interior y ejecutados por las Intendencias en una proporción del 33.3% de dicho fondo y 66.6% por el Poder Ejecutivo. Si bien no es una creación de los gobiernos del FA, los mismos han incrementado sus fondos, han mejorado su distribución sobre la base de indicadores objetivos y han desarrollado herramientas para su transparencia y control ciudadano. El aumento del monto de dicho fondo, se ha incrementado sensiblemente en los últimos 12 años, en el 2005 era de unos 412 millones de $U y en el 2016 ascendió a unos 1.274 millones de $U, representado un incremento real del 26 %.

A su vez, a partir de las leyes 18.567 y 19.272 ya mencionadas, se crea el Fondo de Incentivo a la Gestión Municipal (FIGM) que permite dotar de autonomía financiera a los Municipios, el cual se distribuye de la siguiente manera: (a) una partida fija para cualquier tipo gasto; (b) Una partida que apunta a reducir las inequidades entre los territorios y (c) una partida para financiar proyectos accedida por compromiso de gestión. Composición que asegura un piso para el funcionamiento de los Municipios, prioriza los territorios más excluidos y promueve la realización de obras de manera transparente de acuerdo a compromisos de gestión.

Por otro lado existen otros programas ejecutados en convenio por las Intendencias y el Gobierno Central para mejorar infraestructura y capacidades locales y departamentales, dos de los más importantes son el Programa de Mantenimiento de Red Vial Departamental y Programa de Desarrollo y Gestión Sub-Nacional. El monto de ejecutados por los programas mencionados en el período 2015-2017 fue más de 1400 millones de dólares.

Educación

La ausencia de oferta educativa interior del país, principalmente en el nivel terciario fue uno de los motores principales de la migración interna desde el Interior a Montevideo. La migración de jóvenes profundizó el proceso de macrocefalia y minó el desarrollo productivo. Una apuesta fuerte al desarrollo de la educación terciaria y universitaria en la última década permitió enlentecer dicho proceso.

A partir del aumento significativo de la inversión en educación el interior ha mejorado sensiblemente su oferta educativa en última década. El desarrollo de la UdelaR al interior del país, la creación de nuevas carreras de nivel terciario y técnico por parte CTEP (ex-UTU) y la instalación de la UTEC, muestran un salto cualitativo en cuanto a la oferta educativa a nivel terciario, técnico y universitario en el interior.

La UdelaR cuenta con 90 opciones educativas fuera de Montevideo y área metropolitana, desarrolladas en el Norte, Centro y Este del país. La matrícula del ingreso en el Interior se multiplicó por 6 en el período comprendido entre 2000 y 2017 pasando de 583 estudiantes a 3.676.

La creación de la UTEC, la segunda universidad pública del país es un hito en la historia educativa. La misma brinda toda su oferta en el interior del país y cuenta con más de 380 estudiantes distribuidos en 8 sedes y una oferta educativa de 6 carreras técnicas y universitarias.

Por último, la oferta educativa por parte de la CTEP-UTU en el interior del país a través de carreras técnicos/terciarios llamadas Formación Básica Profesional (FPB) brindadas a partir del ciclo básico (14 años en adelante). En el 2008, habían 58 establecimientos y en el 2017 ascienden 97, la matrícula pasó de 948 a 10.721 en el mismo período lo que significa una multiplicación por 10 en 9 años.

Salud

A partir de la reforma del sistema de salud, con la creación del Sistema Nacional Integral de Salud, del Fonasa y la descentralización de ASSE,el presupuesto en salud se ha ido aumentando en términos reales a nivel nacional. Los datos extraídos de la ejecución presupuestal del MSP y ASSE muestran dicho aumento. En el 2005 el MSP ejecutó 1.756 millones de $U en Centros Departamentales, Red de Primer Nivel de Atención (RAP) y Centros Auxiliares del Interior, en el 2017 dicho presupuesto asciende a 13.500 millones ejecutados por ASSE, ajustados por inflación el aumento real fue 237 %, es decir más que se duplicó el presupuesto de salud en el interior. Con respecto al porcentaje de esa inversión en relación a la inversión nacional, en 2005 representaba 34% y en el 2017 41%. En suma se aumentó sensiblemente el presupuesto de salud invertido periodo de 2005 – 2017 e incrementándose en favor del Interior.

Cabe destacar las opiniones de los usuarios sobre los servicios de salud pública, en particular sobre ASSE. Una encuesta realizada en octubre del 2017 por la consultora CIFRA muestra que el 57 % de los usuarios de ASSE considera que los servicios han mejorado desde la implantación de la reforma de Salud y dicha cifra aumenta a 61% de los usuarios en el interior del país.

Inversión en Energía y Telecomunicaciones

En esta última década el desarrollo de la infraestructura a partir de la inversión de las empresas públicas especialmente en Energía y Telecomunicaciones por parte de UTE y ANTEL y la promoción de inversiones en energía renovable, nos colocan en la vanguardia en la región y, porque no decirlo, a la par de los países desarrollados.

Empecemos por la inversión en la matriz energética. Observemos algunos datos a vuelo de pájaro con relación al tema, el aumento de potencia instalada en el período comprendido de 2005 a 2016 se incrementó un 96% (de 2000 a 3.913 MW) en contraste con la década anterior del 1995 a 2005 en la que prácticamente no hubo incremento de la potencia instalada. Otro dato importante a observar es la distribución de la matriz de abastecimiento, cuya estructura cambió notablemente en el período 2005 – 2016, las fuentes de energía renovable representaban casi el 40% en el 2005 y aumentaron a un 60 % al 2016.

Los cambios operados en la última década se deben principalmente a la inversión en fuentes de energía renovable en el Interior del país, se destacan los 36 parques eólicos instalados en los departamentos Maldonado, Lavalleja, Tacuarembó, Florida, Rocha y San José y la producción de biomasa por parte de las industrias forestales y de biocombustibles.

Otro elemento importante a destacar es la tasa de la electrificación, la cual mide el acceso a la energía eléctrica por parte de la población. En la actualidad dicha tasa asciende al 99,7% de la población, colocándonos en uno de los países más electrificados de América Latina. Con el desafío de llegar al 100% el programa de Electrificación Rural, en convenio con otros organismos, han construido más 12.500 km líneas en el período 2005-2016 por parte de UTE en coordinación con Intendencias y Presidencia.

En suma, un país que duplicó su oferta energética, principalmente en base a energía renovable y desarrollada con inversiones en el interior del territorio nacional

Por último hablemos de las telecomunicaciones, en este caso mencionaremos la inversión desarrollada por ANTEL. En particular se destaca la instalación de Fibra Óptica, con el plan Fibra Óptica al Hogar que nos coloca en la vanguardia a nivel mundial, al cual se tiene acceso en las principales ciudades del país.

Otro hito a destacar es la instalación del Data Center Internacional instalado en el polo tecnológico de Pando de una inversión de 50 millones de USD, siendo en el 2016 el mejor datacenter de América Latina.

Los gobiernos del FA han apostado a la descentralización y a la equidad territorial a través de políticas públicas eficientes, que vienen disminuyendo las desigualdades y mejorando la calidad de vida de las y los uruguayos independientemente del lugar que habiten.