Castro: "La campaña es un ataque frontal pero vacío entre dos bloques"

Publicado: 2/12/2018 08:11
Castro: "La campaña es un ataque frontal pero vacío entre dos bloques"
Captura Canal 12
Diego Castro.

El periodista de Canal 12 y actor de teatro elogia la primera presidencia de Vázquez y dice que, si fuera Sendic, se escondería de la gente.

Diego Castro es la cara de las noticias policiales en Canal 12 pero también tiene un perfil vinculado a la cultura. Es periodista de Carnaval desde los 14 años en la Emisora Ciudad de Montevideo y hoy, a los 41, tiene varias obras de teatro estrenadas en el circuito capitalino.

Desde su perspectiva policial y artística, Castro elogia la presidencia de Tabaré Vázquez, dijo que lo peor del Uruguay ocurrió en 2002, dice que no hay caudillos en el actual sistema político y que, si fuera Sendic, se escondería.

- ¿Cuál es el principal problema que Uruguay tiene hoy?

-La división. Los uruguayos estamos muy enfrentados y parece que si no estás de mi lado sos mi enemigo. No puede ser que un equipo de fútbol o un partido político nos definan como amigos o enemigos. La división es grave y peligrosa.

-¿Cuál ha sido hasta el momento el mayor acierto del presidente Tabaré Vázquez?

-El mayor acierto son las políticas de salud, por ejemplo el combate al tabaquismo. Antes una persona no fumadora tenía que bancarse que otro le tirara el humo en la cara en un espacio cerrado, por ejemplo. A nivel de salud y de convivencia creo que se avanzó mucho en ese aspecto.

-¿Y el mayor error?

-Creo que es un error del presidente, pero también del gobierno, y es sumarse a esa cultura de la división. No sé donde empezó, si en el gobierno o en la oposición, pero es un juego que desde la política baja una línea y divide a todos los uruguayos.

-¿Qué medida le gustaría que tomara el gobierno?

-Me gustaría que hubiera reformas en el accionar de la Policía porque hay muchas cosas que se encaran desde una perspectiva que no está acorde al país en el que vivimos.

-¿Cuál fue la última noticia de la política nacional que le dio alegría?

-La Ley Trans creo que fue un gran acierto, no me dio alegría pero si me reconforta, porque se pensó en un grupo históricamente vulnerable y está muy bien que se haga. Es una ley que no le cuesta nada al Estado y me pareció muy mal todos los que salieron a pegarle.

-¿Cuál fue la última noticia de la política nacional que lo hizo enojar?

-Estoy tan metido en la crónica policial que lo que pasa me llega y me afecta. La muerte de Brissa (González, niña asesinada en noviembre de 2017) me pegó fuerte porque iba a la misma escuela a la que fui yo, era de mi barrio por más que no la conocía a ella ni a los padres y estuve siguiendo todo el proceso de su desaparición y búsqueda muy de cerca. Ese caso me afectó mucho.

-¿La oposición está preparada para gobernar?

-Creo que no porque si bien falta mucho para la etapa caliente de la campaña no les veo una sola propuesta, no se les cae una idea. Ojo, al gobierno tampoco, pero uno entiende que la oposición debe proponer. Hoy la campaña es un ataque frontal entre dos bloques, pero un ataque vacío. Ante la falta de ideas tampoco veo un caudillo o una personalidad fuerte, hoy no hay nadie con los huevos para ser presidente.

-¿Imagina a Edgardo Novick presidente?

-No lo veo porque no es político y porque, si bien el político tiene que bajar al lenguaje de la gente, a Novick se le va la moto. Se pone demasiado a la altura de la gente, no muestra tecnicismos ni otra manera de hacer las cosas. Es una sensación, no me quiero tirar en contra al hombre.

-¿Cuál fue la mejor presidencia desde 1985 a la fecha?

-La primera de Tabaré Vázquez porque fue una presidencia muy sólida, ayudada por un contexto y una situación de país que le dejó un camino despejado. Salíamos de una crisis brutal, la gente se iba del país sin un mango y había uruguayos que se mataban porque no podían pagar las cuentas. El país sacó la cabeza y la gente recuperó lo que perdió. Hubo medidas que favorecieron la convivencia y que impulsaron al país hacia adelante.

-¿Y la peor?

-La de Jorge Batlle, no tanto por su gestión, sino por un contexto regional que derivó en una crisis que fue muy jodida por lo que comentaba antes. Ver a gente que era de clase media, con estudios y una vida de laburo, comer en ollas populares y ver gente que pasaba hambre, literalmente, es muy fuerte. Batlle estuvo en el mejor lugar pero en el peor momento.

- ¿Mujica debería volver a ser candidato a presidente?

- No, ya hizo lo que tenía que hacer y alternó buenas y malas. Creo que Mujica y otro montón de dirigentes políticos de su edad, deberían dar un paso al costado y dejarle el lugar a políticos más jóvenes y más capaces para este tiempo.

-¿Cuba es una dictadura?

-Es bravo definir la situación de Cuba porque siempre me pareció un pueblo que se superó a si mismo pese a quienes lo gobernaban. Políticamente siempre fue un pueblo muy zurdo y muy orgulloso de ser zurdo, pero no conozco la realidad porque no fui. Si me guío por los cubanos que viven en Cuba y defienden la revolución, el país es espectacular y si me guío por los que viven en Miami el país es una mierda. No hay un camino del medio.

-¿Venezuela es una democracia?

-Tampoco lo conozco de primera mano como para dar una opinión. A juzgar por lo que hablo con los venezolanos que llegan a nuestro país es una dictadura, porque denuncian falta de libertades y dicen que la pasan muy mal. De todas formas es difícil hacerse un concepto de un país sin conocerlo porque los medios internacionales cubren a Venezuela desde una óptica muy sesgada. Si veo la CNN el país es un desastre pero si cambio de canal y pongo Telesur parece que es una maravilla. ¿A quién hay que creerle?

- ¿Hay corrupción en la política uruguaya?

- No me consta pero supongo que habrá. No la vi y no hablo de cosas que no vi.

- ¿Qué haría si estuviera en los zapatos del exvicepresidente, Raúl Sendic?

- Me escondo, la verdad me quedo quietito en mi casa.