Pérez Novaro: "A la oposición no le veo renovación ni propuestas"

Publicado: 18/11/2018 07:24
Pérez Novaro: "A la oposición no le veo renovación ni propuestas"
César Pérez Novaro.

El reconocido abogado y docente dice, entre otras cosas, que la sociedad está partida en dos bloques entre los incluidos y los excluidos.

César Pérez Novaro es abogado especializado en Derecho Tributario, se desempeñó como docente universitario en diferentes centros educativos y fue durante años presidente del Colegio de Abogados del Uruguay.

A sus 69 años, y requerido para disertar en diferentes congresos y seminarios internacionales, Pérez Novaro participó de una nueva entrega de “Hablemos de Política” donde elogia la primera presidencia de Tabaré Vázquez, sentencia que luego del plebiscito perdido en 1992 la presidencia de Luis Alberto Lacalle fue nominal y cuestiona la posible postulación al Parlamento del exvicepresidente, Raúl Sendic.

- ¿Cuál es el principal problema que Uruguay tiene hoy?

- La exclusión social y sus realidades que derivan en la violencia, la inseguridad y el narcotráfico. El Estado no existe en determinados lugares. Es una de las cuestiones en las que debería existir un acuerdo generalizado para combatir a quienes lucran con esa situación y ayudar a quienes la padecen. La sociedad está partida en dos bloques entre los incluidos y los excluidos, pasa en Uruguay y también en Argentina, con las villas miserias que están al margen del sistema.

-¿Cuál ha sido hasta el momento el mayor acierto del presidente Tabaré Vázquez?

- La política anti-tabaco fue un acierto desde el principio y tuvo mucha trascendencia en la vida de los uruguayos. Cambió la vida para bien.

-¿Y el mayor error?

- Vázquez tuvo errores pero ninguno de una magnitud tal que liquide su presidencia. Por ejemplo Lacalle perdió el plebiscito de 1992 y fue un error tal que su presidencia se volvió nominal. Jorge Batlle tuvo la aftosa que fue un golpe durísimo para el país y una variable clave en la crisis, pero en su caso se mantuvo y logró salir con un acuerdo político. Vázquez cometió errores, como todos los presidentes, pero ninguno de una magnitud paralizante.

-¿Qué medida le gustaría que tomara el gobierno?

- No es el tiempo ahora, pero priorizar un gran acuerdo nacional y multipartidario para combatir la exclusión social. Creo que hubiera sido una medida superadora y necesaria en su momento y creo que ese momento ideal fue en 2004, cuando los índices de pobreza eran muy superiores a los de hoy, pero también había una exclusión social impresionante.

-¿Cuál fue la última noticia de la política nacional que le dio alegría?

- No es reciente, para nada, pero por importancia, me quedo con la liberación de todos los presos políticos en 1984. Esa fue una gran noticia.

-¿Cuál fue la última noticia de la política nacional que lo hizo enojar?

- Cuando me enteré que la DGI no acepta pagar un tributo por transferencia bancaria o débito automático cuando el mensaje del país a nivel económico está orientado hacia la inclusión financiera. Que un organismo del Estado solo reciba efectivo me pareció el colmo.

-¿La oposición está preparada para gobernar?

- No la veo preparada, no le veo novedades desde el punto de vista de las propuestas. Veo que reaccionan a medidas del gobierno con un discurso repetido. A la oposición le falta un discurso renovador. Donald Trump no me gusta para nada pero debo reconocerle que tuvo un planteo tan nuevo para el sistema político que tuvo éxito electoral. A la oposición no le veo renovación ni propuestas.

-¿Imagina a Edgardo Novick presidente?

- Si vemos los casos de Estados Unidos y de Brasil, a esta altura del partido puede ganar cualquiera y cualquiera puede ser presidente. Esto lo digo con total respeto por la figura de Novick pero el mundo tiene un serio problema a nivel electoral con las noticias falsas, las operaciones y las redes sociales, porque la gente cree cosas que están muy lejos de ser reales. Espero que Uruguay sea lo suficientemente maduro para no caer en esas tentaciones. Sería horrible volver a vivir una aventura fascista en Uruguay.

- ¿Cuál fue la mejor presidencia desde 1985 a la fecha?

- La mejor presidencia fue la primera de Tabaré Vázquez, no fue perfecta ni nada por el estilo, pero fue por lejos la mejor. Hizo reformas importantes, mejoró todos los indicadores y si bien yo fui crítico en algunas de sus propuestas desde el Colegio de Abogados, el resto y las reformas en materia de salud, desarrollo social y economía fueron renovadoras y le cambiaron la cara al país. Tuvo un gran aliado que fue el viento de cola a nivel económico.

- ¿Y la peor?

- La primera presidencia de Julio María Sanguinetti tuvo muchas dificultades institucionales y la de Jorge Batlle porque atravesó la peor crisis en la historia del país, con efectos devastadores para los uruguayos. Batlle salió de la crisis gracias a un gran acuerdo político con dos jugadores claves, Alejandro Atchugarry y José Mujica. Si hubo un acuerdo fue por ellos.

- ¿Mujica debería volver a ser candidato a presidente?

- Él no quiere y yo creo que no, pero si le puede servir al Uruguay en muchos aspectos desde el punto de vista cultural, turístico y de relaciones exteriores. Mujica tiene una imagen muy respetada en el exterior, creo que sería un embajador del Uruguay muy positivo.

-¿Cuba es una dictadura?

- Nunca fui a Cuba y no puedo opinar de un país que no conozco con mis propios ojos.

-¿Venezuela es una democracia?

- Fui a Venezuela con Hugo Chávez en el poder y si bien debo reconocer que gozaba de una enorme popularidad, yo vi cosas que no me gustaron.

- ¿Hay corrupción en la política uruguaya?

- Si hay corrupción debe ser relativa, me parece que el sistema político uruguayo no tiene corrupción en la escala que tienen algunos países de la región como Brasil.

-¿Qué haría si estuviera en los zapatos del exvicepresidente, Raúl Sendic?

- Sendic no es culpable aún en términos penales pero yo si fuera él no me presentaría a ningún cargo porque se hace un daño a él mismo, daña al Frente Amplio y daña a todo el sistema político.