Tetes: “Han transformado la política en un empleo y no en un servicio"

Hablemos de Politica

4/11/2018 07:10

Tetes: “Han transformado la política en un empleo y no en un servicio"

El comunicador dice que hay un problema de confianza. "Tenemos desconfianza en la seguridad, en la enseñanza, en la economía".

Fernando Tetes, comunicador y murguista como él mismo se define, considera que la izquierda necesita un cambio de “ideas y acciones” y dejar atrás los “nombres y caudillos”.

A su vez, piensa que la oposición está preparada para gobernar pero los conceptos quedan “por la mitad” y no se termina de conocer cuáles son las propuestas porque se están ocupando en definir quién tiene la culpa en algunos temas.

- ¿Cuál es el principal problema que Uruguay tiene hoy?

- Hay un problema de confianza. Tenemos desconfianza en la seguridad, en la enseñanza, en la economía.

- ¿Cuál ha sido hasta el momento el mayor acierto del presidente Tabaré Vázquez?

-Mantener varios de los logros anteriores. Como por ejemplo generar un país un poco más libre incluso con leyes que no son de su afinidad como la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, Matrimonio Igualitario, entre otras. Y mantener la sensación de que somos un país estable económica y legalmente.

- ¿Y el mayor error?

- No identifico errores particulares de Vázquez sino que son de la izquierda. Uno es no saber comunicar las cosas buenas que hace. Y otro error es dejar que permanezcan funcionarios que transformaron la política en un empleo y no en un servicio.

- ¿Qué medida le gustaría que tomara el gobierno?

- Me gustaría que se tomaran medidas para reflotar la mediana economía, las Pymes y los medianos empresarios. La clase media ha sido bastante sacudida en los últimos años.

- ¿Cuál fue la última noticia de la política nacional que le dio alegría?

- La aprobación de la Ley Trans en el Parlamento fue la última noticia que me dio alegría.

- ¿Cuál fue la última noticia de la política nacional que la hizo enojar?

- La campaña #SoySendic. Por lo que decía antes, se mantienen esos personajes dentro de la política que no le están haciendo bien al país.

- ¿La oposición está preparada para gobernar?

- Sí, está preparada. Pero tengo la percepción de que estamos en una maraña en la que no hay mensajes claros ni del gobierno ni de la oposición. Eso hace que todos los conceptos queden por la mitad: lo que se hizo queda por la mitad, lo que se propone hacer queda por la mitad. Está todo en una cuestión binaria de la culpa es de quien.

- ¿Imagina a Edgardo Novick presidente?

- No, para nada. Me lo imagino tranquilo sentado al frente de una empresa, no dirigiendo a un país.

- ¿Cuál fue la mejor presidencia desde 1985 a la fecha?

- La primera de Tabaré Vázquez. Aunque en la presidencia de Mujica se obtuvieron muchos logros sociales que en la presidencia de Vázquez no se consiguieron. Como posicionamiento de país, Tabaré hizo una muy buena presidencia; como posicionamiento social, Mujica hizo una mejor presidencia.

- ¿Y la peor?

- La de Lacalle. Hubo un montón de decisiones que tuvieron que ver con políticas económicas que en lo personal no me alegraron demasiado.

- ¿Mujica debería volver a ser candidato a presidente?

- No. Ni Mujica, ni Astori, ni Tabaré. Yo soy de izquierda y se le tiene que dar oportunidad a gente que genere la renovación. No se trata de nombres y caudillos, sino de ideas y de acciones.

- ¿Cuba es una dictadura?

- Está muy cerquita de ser una dictadura. Creo que está mucho más cerca que lo que nos gustaría.

- ¿Venezuela es una democracia?

- Está mucho más cerca de ser una dictadura que lo que nos gustaría.

- ¿Hay corrupción en la política uruguaya?

- Hay corrupción en el seno de los seres humanos, no importa en qué ámbito se muevan. En la política capaz que afecta a más personas que en una carnicería.

- ¿Está de acuerdo con el lenguaje inclusivo que propone el feminismo?

- Estoy de acuerdo con la inclusión. Creo que el lenguaje inclusivo es una medida que me cuesta, pero que es necesaria para romper tantos años de patriarcado. Creo mucho en el lenguaje y me parece que lo que está sucediendo es que hay que hacer una especie de impacto de shock para que se perciban más rápidamente las injusticias. La modificación del lenguaje ayuda porque te hace pensar lo que vas a decir, pero no creo que sea el motor fundamental de los cambios que hay que hacer en la inclusión.