"Fundamentalistas religiosos aprovechan sus bancas para imponer ideas"

Hablemos de Politica

21/10/2018 06:36

"Fundamentalistas religiosos aprovechan sus bancas para imponer ideas"
Karina Pankievich, presidenta de la Asociación Trans Uruguay

Tras la aprobación de la Ley Trans, la presidenta de la Asociación Trans resaltó a las nuevas generaciones de políticos.

Karina Pankievich (56) es la presidenta de la Asociación Trans del Uruguay. Dijo estar viviendo unos de los días más felices de su vida con la aprobación de la ley Integral para Personas Trans.

Enfocada en esa temática, se animó a responder esta entrega del Hablemos de Política, pero aclaró: “Lo hago a título personal, muchas compañeras puede ser que no compartan mis ideas”.

- ¿Cuál es el principal problema que Uruguay tiene hoy?

- El principal problema es no aceptar los cambios. Estamos pasando por un proceso de cambios y es muy importante poder aggiornarse y permitir que esos cambios sucedan porque sino nos quedamos en una época pasada. Si no cambiamos, Uruguay no puede salir adelante. No hay que tener miedo.

-¿Cuál ha sido hasta el momento el mayor acierto del presidente Tabaré Vázquez?

-No lo destaco de Tabaré, sino de todo el equipo de gobierno. Y hay que resaltar a las nuevas generaciones de políticos que están sacando adelante al país con una nueva manera de pensar y de enfocar las problemáticas del Uruguay. Los aciertos que destaco son el compromiso con los colectivos de personas más vulnerables; además creo que hay un trabajo para no caer en el retroceso como está sucediendo en otros países y que no volvamos a vivir algunas cosas.

-¿Y el mayor error?

-A Tabaré no lo veo comprometido con este tipo de causas. Es un presidente que siempre manda personas a distintos lugares y eventos, pero él mucho no aparece, no se lo ve. No tiene compromiso con algunos sectores de la población.

-¿Qué medida le gustaría que tomara el gobierno?

-Actualmente, los fundamentalistas religiosos están queriendo aprovechar los lugares que ocupan en los partidos políticos e incluso en el Parlamento para imponer sus ideas. No hay que permitir eso, somos un país laico y tenemos que seguir siéndolo. No tenemos que dejarnos llenar la cabeza por esas personas que no va a hacer nada por el progreso del país.

-¿Cuál fue la última noticia de la política nacional que le dio alegría?

-Lo que pasó esta semana. Sentir como en el Palacio Legislativo se gritó “trans, conciencia, memoria y resistencia” y darme cuenta que la ley se había aprobado. Parecía una lucha que no tenía fin, pero después de 30 años de activismo me di cuenta que si no nos rendimos ante la lucha podemos lograr muchas cosas. En definitiva conseguimos derechos que nos corresponden.

-¿Cuál fue la última noticia de la política nacional que la hizo enojar?

-Siento que no se apoya a quienes se tendría que apoyar. Por ejemplo, no se da apoyo al pueblo venezolano que está atravesando un momento muy difícil. Me pone triste que desde Uruguay se respalde al gobierno de Maduro. No podemos cerrar los ojos ante lo que le está pasando a nuestros hermanos y algo hay que hacer.

-¿La oposición está preparada para gobernar?

-No. Si no abrimos las mentes no podemos llevar adelante un gobierno. Con rencores, violencia y dejándose dominar por quienes tienen intereses no se puede gobernar. Hay que tener convicción para gobernar un país.

-¿Imagina a Edgardo Novick presidente?

-No. Yo soy apolítica, pero no comparto ciertas posturas de él. De todas maneras, aún no tengo nada definido para las próximas elecciones.

- ¿Cuál fue la mejor presidencia desde 1985 a la fecha?

-La de Mujica. Fue el único presidente que mostró un lado humano. Cuando se aprobó la ley de Matrimonio Igualitario, recuerdo que él estaba con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y dijo: “si quieren ser felices que lo sean. Tenemos que dejar vivir y que la gente viva de acuerdo a su gusto y manera”. Eso habla de una persona que estaba gobernando un país pero que no coarta la oportunidad y los deseos de vivir de cada persona.

- ¿Y la peor?

-Las presidencias post dictadura fueron difíciles para nosotras también. Me estoy refiriendo a la primera de Sanguinetti y la de Lacalle. Estoy hablando del 85 para acá porque los años anteriores fueron aún más duros.

- ¿Mujica debería volver a ser candidato a presidente?

-A mí me gustaría. Lamentablemente con la edad que tiene no sé si podría. Entiendo que es una persona mayor y con el correr del tiempo los años pesan. Si bien su mente está muy bien, el cuerpo puede empezar a pasarle factura.

-¿Cuba es una dictadura?

-Sí. Más allá de que tienen muchas personas que están muy capacitadas a nivel de salud y otras profesiones, ves cómo viven y que no tienen libertad. Con todo lo que podrían vivir, están condenados.

-¿Venezuela es una democracia?

-¡No, por favor! Para nada. No creo que la democracia sea vivir de esa manera, sin medicaciones ni comida para los seres humanos que habitan un país.

- ¿Hay corrupción en la política uruguaya?

-Creo que como todo gobierno algo debe haber porque no podemos tapar el sol con una mano. Pero en todos los gobiernos hay algo de corrupción.

-¿Está de acuerdo con el lenguaje inclusivo que propone el feminismo?

-Sí. Si no incluimos un lenguaje que sea para todas las personas, vamos a caer siempre en la estigmatización y en no saber cómo expresarnos, cómo dirigirnos o cómo aceptar diferentes condiciones.