Bartesaghi: "Vázquez tiene una importante falta de liderazgo"

Hablemos de Politica

14/10/2018 07:23

Bartesaghi: "Vázquez tiene una importante falta de liderazgo"
Universidad Católica
Ignacio Bartesaghi

El académico enumera los problemas de Uruguay, pondera el TLC con Chile y cuestiona la postura del país ante Venezuela.

Ignacio Bartesaghi es decano de la Facultad de Ciencias Empresariales y director del Departamento de Negocios Internacionales e Integración de la Universidad Católica.

Formado como doctor en Relaciones Internacionales, Magíster en Negocios Internacionales e Integración y posgrado en la misma materia, Bartesaghi integra además el Sistema Nacional de Investigadores en el área de Ciencias Sociales.

En este “Hablemos de Política” el académico enumera los problemas de Uruguay, dice que la primera presidencia de Vázquez fue muy buena pero que luego perdió liderazgo y que Mujica fue un muy mal administrador.

- ¿Cuál es el principal problema que Uruguay tiene hoy?

- Tiene varios. Las reformas estructurales pendientes son uno de ellos, la reforma en educación que está en la agenda hace mucho tiempo pero no termina de completarse, tenemos un desgaste importante a nivel de infraestructura y dificultades para seguir captando inversiones. Este último punto está vinculado a los costos tan altos que tiene el país y a la flexibilidad laboral. El último problema importante que veo son los desafíos para enfrentarnos a la economía 4.0 que se viene, con retos importantes a nivel tecnológicos y de robótica. Uruguay tiene que dar saltos de eficiencia muy grandes.

-¿Cuál ha sido hasta el momento el mayor acierto del presidente Tabaré Vázquez?

- Un acierto fue mantener la línea económica y no intentar cambios bruscos pero diría que es más un patrimonio del sistema político y de todos los partidos que de un presidente.

-¿Y el mayor error?

- Que no implementó ninguna reforma respecto a su primer gobierno. No hubo interés de enfrentar a los sindicatos de educación ni se resolvieron aspectos claves de la apertura comercial. En este segundo gobierno Vázquez tiene una importante falta de liderazgo. Hay que reconocer que recibe un gobierno de Mujica con dificultades y eso lo afecta, pero no hubo un convencimiento claro a nivel de liderazgo. Otro punto en contra es la negación y el capricho de mantener al ministro del Interior pese a la inseguridad creciente.

-¿Qué medida le gustaría que tomara el gobierno?

- La educación es la clave pero no es una medida, es un proceso donde se deben generar consensos que hoy no hay. A nivel de medidas creo que habría que abrirse al mundo y ser un país con mayor dinámica en el escenario internacional. En Uruguay la apertura comercial esta devaluada y en este punto el gobierno no estuvo a la altura.

-¿Cuál fue la última noticia de la política nacional que le dio alegría?

- La aprobación del tratado de libre de comercio con Chile, que demandó muchísima discusión y se perdió un tiempo importante. A largo plazo estoy muy de acuerdo con la Agencia Nacional de Investigación y el Plan Ceibal porque, si bien no son tan recientes, son aciertos en la búsqueda de hacer un país más innovador.

-¿Cuál fue la última noticia de la política nacional que lo hizo enojar?

- La salida de Sendic porque fue una pérdida de credibilidad enorme para el país. La madurez política hizo que no tuviera mayores costos pero para un país tradicionalista como Uruguay, con niveles de corrupción bajos, fue una mancha.

-¿La oposición está preparada para gobernar?

- Está en una posición inmejorable por el propio desgaste del gobierno, que fue provocado por errores propios. La falta de liderazgo de Tabaré Vázquez en estos últimos meses y la negación de problemas como la seguridad hacen que el desgaste sea muy importante. Las encuestas reflejan un descontento y eso no significa que se vayan todos, pero estamos en una situación de no me gusta ninguno. Es natural que la oposición se vea fortalecida por el desgaste natural de tres gobiernos consecutivos.

-¿Imagina a Edgardo Novick presidente?

- Creo que es una figura que colabora en el sistema porque agrega una opción, pero no lo veo porque en este país es muy difícil tener relativo éxito sin el apoyo de una base política tradicional. Dicho esto, que aparezcan figuras nuevas, aún en los partidos tradicionales como Ernesto Talvi en el Partido Colorado, siempre es positivo.

- ¿Cuál fue la mejor presidencia desde 1985 a la fecha?

- Creo que son todas muy distintas y me voy a quedar con cuatro. La pacificación del país fue el gran mérito de la primera presidencia de Julio María Sanguinetti, las reformas económicas, la ley de puertos y el cambio de paradigma fueron méritos de Luis Alberto Lacalle, la presidencia de Jorge Batlle logró salir de una crisis económica que fue una tormenta enorme durante dos años y la primera presidencia de Tabaré Vázquez implementó reformas interesantes, no generó un conflicto pese a ser la primera vez de la izquierda en el gobierno, generó consensos y tuvo una política económica de continuidad y de inversiones. Incluso sorprendió porque tuvo incluso vínculos con Estados Unidos que, para un gobierno de izquierda antes de asumir, eso era impensado.

- ¿Y la peor?

- Los últimos dos gobiernos, el de José Mujica y el actual, no me gustan y creo que tienen un desgaste importante. Debo ser sincero y decir que la de Mujica no me gustó para nada, tuvo una mala administración de los fondos y un manejo muy polémico de las empresas públicas.

- ¿Mujica debería volver a ser candidato a presidente?

- Creo que es una figura muy valorada a nivel internacional por lo que es su historia y su estilo de vida, pero creo que fue un mal presidente para Uruguay. No le hace bien a la política nacional y no fue un buen administrador. Durante su presidencia hubo un alejamiento de muchos principios que en Uruguay eran muy tradicionales. Además creo que se debe impulsar una renovación de figuras.

-¿Cuba es una dictadura?

- Si. El gobierno de Fidel Castro nunca fue una democracia y los siguientes (Raúl Castro y Miguel Díaz Canel) son la continuidad de ese mismo gobierno.

-¿Venezuela es una democracia?

- No porque hay un reciente golpe de estado cuando Maduro levanta la Asamblea Nacional y pone una Asamblea Constituyente. Hoy en Venezuela hay un golpe de estado claro por más que el gobierno uruguayo diga que es una democracia. La posición de Uruguay tampoco es congruente con lo que dice porque firmó la suspensión del Mercosur en el marco del protocolo de Ushuaia donde se reconoce que hay un quiebre democrático. Ese quiebre, es un eufemismo para decir que hay una dictadura. Venezuela tiene una profunda crisis humanitaria, con casi tres millones de venezolanos que se fueron del país, casi un Uruguay entero, por violaciones claras a los derechos humanos. Ante esa situación, el gobierno de Uruguay reaccionó siempre con comunicados muy difusos. El próximo gobierno, sea del color que sea, debe ponerse firme y tomar una postura clara porque quedamos muy mal parados a nivel internacional.

- ¿Hay corrupción en la política uruguaya?

- Si hay, pero gracias a dios hay niveles muy bajos en todos los ámbitos y la gente confía en la justicia, algo que no pasa en los países de la región. Uruguay aún respeta mucho sus instituciones.

-¿Está de acuerdo con el lenguaje inclusivo que propone el feminismo?

- Creo que es muy importante la igualdad de género y de oportunidades y el lenguaje no me parece una cuestión de fondo. Decir “todos y todas” no es un tema central y hasta quizás se sobredimensiona el lenguaje porque la discusión es otra y mucho más relevante. Hay que lograr que a nivel político, económico y empresarial que la mujer tenga otro rol y eso no se consigue con expresiones inclusivas, se obtiene con reconocimientos y oportunidades.