Justicia decretó que un bebe sea entregado en adopción antes de nacer

Mundo

4/08/2019 07:50

Justicia decretó que un bebe sea entregado en adopción antes de nacer

Pixabay

Imagen ilustrativa.

En Argentina una joven que cursa un embarazo producto de una violación intrafamiliar deberá parir y entregar el niño a una familia adoptiva.

La Justicia de la provincia argentina de Corrientes dictaminó que el bebé que esperaba una mujer de 18 años, embarazada por una violación de su padrastro, fuera entregado a una familia adoptiva al nacer, informaron fuentes judiciales.

Según un comunicado del Poder Judicial de Corrientes, la joven, que dio a luz a mediados de julio, expresó en un primer momento que quería someterse a un aborto, al encuadrarse su caso en uno de los supuestos no punibles recogidos por la ley argentina de 1921, que en los últimos años colectivos sociales intentan cambiar por una ley de plazos.

La madre se retractó más tarde y confirmó a la jueza encargada del caso, Marta Rut Legarreta, que tendría el bebé pero que deseaba que fuera dado en adopción, sin siquiera verlo tras el parto.

La mujer, que recién cumplió la mayoría de edad y se marchó de su casa para huir de las violaciones de su padrastro, denunció que ese hombre la violó en reiteradas ocasiones y que ya tiene una hija de dos años de edad producto de esas agresiones sexuales.

La provincia de Corrientes, donde se produjo el caso, hace bandera de la defensa de la vida en sus políticas. y nunca adhirió al Protocolo Nacional de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) que promovió la Corte Suprema, ni tampoco tiene un protocolo propio.

Ante la petición masiva de que se legalice el aborto en Argentina con una nueva norma, que en 2018 ya se trató en el Congreso pero que no llegó a ser aprobada, las denominadas asociaciones "pro-vida" proponen, entre otras cosas, mejores leyes de adopción.

La jueza consideró que la decisión de tener al bebé y luego darlo en adopción es "una respuesta de fondo y humanista" ante un caso "excepcional".

"Nos encontramos en presencia de una joven vulnerable en conflicto con su maternidad no deseada, que exterioriza nada más ni nada menos que la decisión de dar a un hijo en adopción, inmediatamente al nacimiento", afirmó.

Legarreta aseveró que la situación requiere "un tratamiento especial" al haber una violación intrafamiliar de por medio, por lo que es contraria a forzar a la madre a estar con el bebé los 45 días posteriores al embarazo que marca la ley.

Ese es el tiempo que, según la ley argentina, debe permanecer el niño con su madre después de nacer antes de ser adoptado.

La Justicia correntina consideró que "se garantizó el derecho de la joven madre a ser oída y comprendida" así como la selección de los padres adoptivos, inscritos en el registro provincial e informados de todas las circunstancias particulares.

Para ratificar su decisión, la embarazada, que ahora vive con su tía, demandó que los futuros padres estuvieran presentes en el parto para que ella no viese al recién nacido.

EFE