May pide prórroga del "brexit" hasta el 30 de junio por crisis interna

Mundo

20/03/2019 11:41

May pide prórroga del "brexit" hasta el 30 de junio por crisis interna
EFE

Informó de que no es su intención prolongar el "brexit" más allá del 30 de junio, casi tres meses después de la fecha original.

La primera ministra británica, Theresa May, solicitó este miércoles a la Unión Europea (UE) una prórroga del "brexit" hasta el 30 de junio, al fracasar sus intentos para aprobar su acuerdo y ante la ausencia de consenso en el Parlamento.

May remitió este miércoles una carta al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, para pedirle que los países comunitarios concedan el requerimiento de Londres, ya que el retraso del "divorcio" británico debe ser aprobado por unanimidad por los 27.

En la sesión semanal de preguntas a la primera ministra en la Cámara de los Comunes, May informó de que no es su intención prolongar el "brexit" más allá del 30 de junio, casi tres meses después de la fecha original, porque eso implicaría que el Reino Unido tendría que participar en las elecciones europeas que se celebrarán del 23 al 26 de mayo.

En una sesión parlamentaria más acalorada de lo habitual, la líder conservadora tuvo que escuchar gritos de "dimisión" que proferían algunos diputados mientras el líder laborista, Jeremy Corbyn, la acusó de haber dejado "correr el reloj" y de haber "fracasado" con un pacto que ya ha sido rechazado dos veces.

En su carta a Tusk, May le hizo saber que la política oficial de su Gobierno sigue siendo la de sacar al Reino Unido de la UE "de manera ordenada" con el Acuerdo de Retirada y la Declaración política que lo acompaña, así como los documentos añadidos a ese pacto y acordados la semana pasada con la Comisión Europea (CE).

El documento fue tumbado dos veces -en enero y marzo- por abrumadora mayoría en los Comunes, pero May quiere hacer un tercer intento a pesar de que el presidente de la cámara baja, John Bercow, ha advertido de que, sin cambios sustanciales, el pacto no puede ser sometido una vez más a la votación de los diputados.

En la sesión de este miércoles, la "premier" dejó claro que no es de interés de "nadie" postergar mucho más el "brexit" porque, afirmó, sería "inaceptable" para la población.

En ese sentido, May reflejó el hartazgo del británico de a pie con la clase dirigente, al afirmar que el pueblo del Reino Unido "se merece más de lo que esta cámara le ha dado hasta ahora".

"La idea de que, tres años después de haber votado a favor de salir de la UE, se le deba pedir al pueblo de este país que elija a los nuevos eurodiputados es, creo, inaceptable", adujo May.

Por su parte, Corbyn recordó que hoy se cumplen mil días desde el referéndum del "brexit" (2016) y acusó al Ejecutivo de haber sumido al país en "una crisis, en el caos y la división".

"Aún estamos legalmente obligados a marcharnos de la UE en nueve días", dijo Corbyn, para quien estos meses solo han servido para "hacer correr el reloj" y promover una campaña concertada de "chantaje, acoso y soborno".

"Ha fracasado en convencer a la cámara o a este país: su acuerdo no es otra cosa que un fracaso nacional dañino y debería ser rechazado", aseveró el líder izquierdista al referirse a los desencuentros entre Ejecutivo y Legislativo.

De concederse la prórroga, el Reino Unido tendrá que legislar el cambio de fecha porque los diputados aprobaron el año pasado la ley que fija el 29 de marzo para la desconexión de Bruselas.

No obstante, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, advirtió hoy a May en conversación telefónica de que no se debe retrasar el "brexit" más allá de las elecciones al Parlamento Europeo (PE), que se celebrarán del 23 al 26 de mayo.

Con un aplazamiento de apenas tres meses, la perspectiva de un "brexit" sin acuerdo sigue aún sobre la mesa porque puede no haber tiempo suficiente para negociar otro pacto.

El texto negociado por May fue rechazado principalmente por la oposición de los conservadores euroescépticos y el pro-británico Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte.

En las dos votaciones previas, el DUP se pronunció en contra por sus reservas acerca de la salvaguarda irlandesa, pensada para evitar una frontera dura entre las dos Irlandas.

EFE