Familiares de submarinistas argentinos se apoyan en una vidente

Publicado: 31/01/2018 07:07
Familiares de submarinistas argentinos se apoyan en una vidente

"Hoy por hoy, con la desesperación que tengo voy a agotar todas las instancias," dijo la esposa de un tripulante desaparecido.

Algunos familiares de los 44 tripulantes del submarino desaparecido que reivindican a la Armada Argentina que intensifiquen la búsqueda de la nave afirmaron contar, en la "desesperación" por la falta de noticias, con la ayuda de una "vidente" que participa en el operativo.

Marcela Moyano, esposa del tripulante Hernán Rodríguez, aseguró que ella y varios familiares más confían en la ayuda que está proporcionando en la búsqueda una "vidente" llamada Marisel, que aseguró que la nave se encuentra en una zona más al norte que la que delimita el operativo.

"Hoy por hoy, con la desesperación que tengo y con el informe que nos dieron
de que tras 75 días (desde su desaparición) no hay buques buscándolos, voy a agotar todas las instancias", remarcó.

La supuesta clarividente partió el pasado 21 de enero en el buque argentino "Robinson" junto a cuatro familiares de los submarinistas desaparecidos para asistir en la búsqueda, ya que son muchos los que confían en su "don de espiritualidad".

Según Moyano, tanto Marisel como la comitiva que acompañaba a la tripulación en el "Robinson" se encuentran ahora en Puerto Belgrano, a la espera de que amainen las malas condiciones climáticas.

"En este momento hay que hacer todo lo que esté al alcance nuestro. Toda información buena que sirva para los familiares es aceptable", alegó Óscar Vallejos, padre de uno de los submarinistas.

La iniciativa de enviar a esta supuesta adivina junto a algunos familiares surgió a raíz de la última reunión que mantuvieron con el ministro de Defensa, Óscar Aguad, cuyo compromiso con las operaciones de búsqueda consideraron insuficiente.

Este encuentro se realizó a petición de los familiares, que exigían al titular de Defensa que clarificara los últimos procedimientos del operativo y, además, aprovecharon para solicitar que Marisel acompañara a la tripulación del "Robinson".

El pasado lunes, por otro lado, testificaron ante la Justicia dos tripulantes del submarino ARA San Juan que abandonaron la nave en el puerto sureño de Ushuaia, antes de que este desapareciera, y reportaron las fallas que tuvo en su último viaje.

El submarino perdió comunicación con su base naval el pasado 15 de noviembre, día en el que diversas agencias internacionales detectaron una explosión en un área cercana al último punto desde el cual se había recibido noticias del buque.

EFE