Marcelo Balcedo, un sindicalista con injustificada vida de magnate

Publicado: 5/01/2018 11:55
Marcelo Balcedo, un sindicalista con injustificada vida de magnate
La casa donde residía en Uruguay el sindicalista argentino.

Heredó de su padre la militancia gremial y el periodismo. Pero a uno lo usaba supuestamente para sacar plata y a otro para extorsionar.

¿Quién es Marcelo Balcedo, el sindicalista argentino con estilo de vida de magnate detenido el jueves en Playa Verde? Es el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME), un gremio de los pocos conocidos. Sin embargo, según han publicado los medios argentinos, usaba a esa organización presuntamente en un sistema de lavado de dinero que le permitía tener una chacra de 40 hectáreas en la costa uruguaya, un Mercedes-Benz edición McLaren, una Ferrari y un Porsche, entre otros vehículos de alta gama, y alquilar un avión privado por 60 mil dólares al mes.

También era periodista, o aparentaba serlo. Era el director del Grupo Hoy, con base en La Plata, propietario entre otros medios del diario del mismo nombre y la radio Red 92.

Ambas actividades, la periodística y la sindical, las había heredados de su padre Antonio, quien había comenzado como cadete u ordenanza en el Museo de La Plata y había escrito columnas en el diario que luego tendría como dueño a su hijo. A Marcelo, claro, le pensaba otro destino: el del ser el primer profesional de la familia. Lo es, ya que quien fuera detenido cerca de Piriápolis es ingeniero con postgrado en Estados Unidos.

Pero también siguió los pasos de su padre, con una salvedad: los medios argentinos recuerdan que Antonio Balcedo, ya fallecido, era un dirigente sindical con todas las letras. Una fuente judicial le dijo a La Nación que tanto Marcelo Balcedo como su esposa, Paola Fiege, también apresada, “tenían un nivel de vida propio de magnates, que no se correspondía con los ingresos que tenían”.

De la cuenta bancaria del SOEME se habían extraído 53,5 millones de pesos argentinos (poco menos de tres millones de dólares) solo entre 2012 y 2013. El juez argentino Ernesto Kreplak tenía esa y otras transacciones en la mira, por lo que ordenó la detención de la pareja. Otro dirigente de ese gremio apuntado por las autoridades es Mauricio Yebra, estaría vinculado a una narcobanda de Rosario conocida como Los Monos.

Ricardo Roa, editor general adjunto del diario Clarín, escribió que Marcelo Balcedo amasó su fortuna en base a extorsiones. “Usaba el sindicato para sacarle plata y usaba los medios para apretar a funcionarios apretables con trapos para esconder. En los dos, con prácticas mafiosas”. Sus hijos, agregó, iban con guardaespaldas al Patris, un exclusivo colegio en La Plata.

Vinculado al exgobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, las portadas de Hoy tuvieron empero críticas muy duras al kirchnerismo. Sin embargo, esas posiciones se suavizaron con fuerza con la inclusión de una dirigente del SOEME, Susana Mariño, como candidata a diputada provincial en una lista que postulaba a Cristina Kirchner al Senado en las últimas elecciones legislativas.

“Mis compañeros están debajo de la línea de la indigencia. Ya no estamos hablando de pobreza, sino de la indigencia. Una persona no puede comer con $8.300 por mes. La mayoría ya tiene hipotecado parte del sueldo por los préstamos que tienen que pedir”, gritaba enfervorizado Balcedo al denunciar la mala situación de los afiliados al gremio que dirigía. Él, en cambio, contaba los dólares de a fajos. Al momento de ser capturado lo encontraron con 500 mil de los verdes con él. Y con armas dignas de un jefe del narcotráfico.